Viernes 19 de agosto, 2022

POLíTICA | 31-07-2022 00:02

La profecía de Néstor Kirchner que Massa todavía no puede cumplir

El fallecido ex presidente le predijo al hoy superministro que llegaría al sillón de Rivadavia. ¿Será?

Néstor Kirchner se lo vaticinó allá por el 2008. “Vos vas a llegar, porque tenés ambición, amigos con plata y, sobre todo, porque sos un hijo de puta”, le dijo mientras lo invitaba a probar por un rato la comodidad del sillón de Rivadavia en el despacho principal de la Casa Rosada. Le veía pasta a Sergio Massa, que andaba por los treinta y tantos y acababa de asumir como jefe de Gabinete de Cristina Kirchner, y que no quería parar hasta llegar a Presidente, como su anfitrión.

Kirchner lo había logrado unos años antes, casi de carambola, cuando nadie apostaba un peso por él y muy pocos lo conocían. Pero tenía lo que hacía falta, ambición. Convenció a Duhalde para que lo  aceptara como su delfín, sacó el 22 por ciento contra Menem en la primera vuelta y terminó en la Casa Rosada cuando el riojano se bajó de la segunda. Era un presidente casi ignoto, pero a la vez un temible animal de poder.

Massa también apuesta a llegar de carambola, con un empujón del azar. Acaba de tomar casi por asalto el Gobierno, empujado por la necesidad del resto de los miembros de la coalición peronista, y se muestra como la última bala frente a la crisis imparable. Lo lógico sería que, con una economía en picada y un dólar por las nubes, sus chances terminaran en nada, y en tal caso, también su carrera. Pero, ¿y si le va bien? La profecía de Néstor, si la suerte ayuda y el traje de salvador no le queda grande, podría terminar materializándose.  

Massa llega a su flamante cargo de superministro como un bombero en medio de las llamas. Por primera vez, Cristina Kirchner y Alberto Fernández se deciden a entregarle el timón.

por R.N.

Galería de imágenes

Comentarios