Lunes 23 de mayo, 2022

POLíTICA | 29-01-2022 13:32

Los funcionarios rebeldes que no hicieron caso al pedido de Alberto Fernández

Además de Luana Volnovich, los ministros Jorge Ferraresi y Claudio Moroni también vacacionaron en el exterior. Desobediencia y enojos interno.

El descanso de Luana Volnovich y su pareja y segundo en el PAMI, Martín Rodríguez, generó un nuevo escándalo en el Gobierno. Pero no fue el único viaje al exterior de un funcionario, a pesar del pedido expreso que les había hecho el presidente Alberto Fernández de que vacacionaran en la Argentina.

La escasez de dólares, la crisis económica y las complicaciones que puede acarrear la pandemia fueron los argumentos por los cuales el Presidente les pidió un esfuerzo a los integrantes de su Gabinete. Pero no fue correspondido.

Los ministros Jorge Ferraresi y Claudio Moroni también tuvieron sus vacaciones en el exterior. Aunque, a diferencia de Volnovich, desde sus entornos aseguran que le habían pedido autorización expresa al Presidente para realizarlos. Ese detalle los habría dejado al margen de la discusión.

Ferraresi, titular de la cartera de Desarrollo Territorial y Hábitat, descansó en un all inclusive de Varadero, Cuba. Era un viaje que había previsto antes del inicio de la cuarentena y que había podido reprogramar para esa fecha, por eso fue eximido de la decisión presidencial.

En el caso del ministro de Trabajo, se fue a Uruguay a pasar Año Nuevo. Pero durante el viaje su hijo dio positivo de Covid. Eso lo obligó a extender la estadía y llegó a estar ausente dos semanas. Tampoco tuvo mayores inconvenientes en retornar a su trabajo.

El que sí recibió quejas, sobre todo en su provincia, fue el gobernador de Santiago del Estero, Gerardo Zamora, a quien un usuario de Twitter lo mostró vacacionando en Punta del Este y parando en el exclusivo edificio Beverly Tower, a pocos metros del hotel Conrad y donde alquilar un departamento que por quincena cuesta unos 16 mil dólares.

En el revoleo, hasta ligó el ex ministro de Relaciones Exteriores. Felipe Solá fue sorprendido en Costa Rica por otro argentino, quien lo acusó de “robarle la plata a la gente”. “¿Me estás llamando ladrón? Andate a la puta madre que te parió", le contestó el ex canciller, enojado por ser parte de esta caza de funcionarios en el exterior.

por R.N.

Galería de imágenes

Comentarios