Domingo 16 de mayo, 2021

POLíTICA | 19-02-2021 14:53

Luis Juez amenaza con cortarse solo: “mido más que Negri y que el negro de Whastapp”

El diputado asegura que las encuestas lo bendicen, y quiere ser el candidato a primer senador de JXC en octubre. Caso contrario irá con lista propia.

El diputado Luis Juez viene amenazando desde hace unos meses que si no lo tienen en cuenta se cortará solo, algo que sucede con otros candidatos del espacio incluso en otras provincias que gobierna Juntos x el Cambio, donde un ala ve la posibilidad de imponerse como segunda o tercera opción en las próximas elecciones legislativas, apuntando seducir al electorado con un discurso más combativo con el propio poder provincial y el nacional.

“En el 2023 voy a ser el candidato a gobernador por Córdoba por Cambiemos o por mi propio espacio. Ya en su momento me postergue por Oscar Aguad a pedido de Mauricio Macri. Ya basta. Tengo 57, voy a tener 60 en el 2023, y no tengo ganas de postergarme más”, marca Juez. “No quiero que el partido siga poniendo candidatos que son como esos boxeadores que se suben al ring para justificar la bolsa. Acá la generación de mis hijos no conoce otra cosa que no sea el peronismo en el poder. Es la razón de muchas cuestiones estancadas que podemos mejorar. Lamentablemente nos hemos acostumbrado los cordobeses a vivir con la cabeza gacha”, agrega.

“Y para ser candidato a gobernador tengo que ser candidato a senador ahora, porque sino me van a plantar un candidato al que después riegan y te crece un árbol difícil de talar”, razona Luis Juez en voz alta. “Yo no estoy dispuesto que un tipo que está al pedo en Buenos Aires, que es más porteño que cordobés, quiera venir a instalarse como el próximo gobernador”, suma sin nombrar a Mario Negri, aunque es el actual presidente del bloque de diputados de la Unión Cívica Radical, su principal rival.

“No lo digo por él, lo digo por mucho que están al pedo en Buenos Aires. Hay tipo que cuando llegó la empresa constructora a la cámara diputados ya eran diputados (Negri está allí desde 1999) y entonces se autoperciben candidatos eternos, y después hacen un papelón. Yo en cambio estoy seguro que voy a ganar la elección. Ya no me bajo por nadie, no hay más excusas”, sigue Juez.

“Y lo que no se puede, es que algunos tipos de que no son de la provincia quieran imponer quiénes son los candidatos”, agrega. Va en referencia a los nuevos líderes de JXC, de Horacio Rodríguez Larreta a Patricia Bullrich, con quien Juez se juntó la semana pasada y plantó bandera (la misma presidenta del PRO analizaría ir con su propia lista a las PASO). “Ya me bajó Macri explicándome que él tenía un acuerdo con Aguad. Y fuimos a la lección y qué pasó: gano Juan Schiaretti”, insiste.

“Si Aguad se hubiese calentado, si cinco de los intendentes radicales hubiesen movido, hubiésemos ganado. Pero Macri fue funcional a Schiaretti. Y yo de enojado me bajé de ser senador para ir por intendente. La peor decisión de mi vida porque fue una decisión en caliente”, analiza. Marca que hoy el partido tiene una nueva oportunidad, si el actual gobernador termina cerrando una alianza con el Frente de Todos.

“Si Schiaretti quiere ir en las próximas elecciones con el kirchnerismo, comete el error porque le va a ir pésimo. El kirchnerismo acá en Córdoba es un collar de garrafas, te lo pones y terminas en el fondo del San Roque. Acá no hay forma de levantar eso, es como llevarla a cococho a Elisa Carrió. Pasa que lo único que quiere Schiaretti es poner a su mujer de senadora. Si hace eso es porque no tiene reelección y porque su salud no le permite seguir, y le entrega la lista de diputados a la Cámpora, como ya hizo el peronismo en 2007 y el 2011”, sigue el ex embajador en Ecuador.

Juez ve en esa conjunción de fuerzas un fracaso, y la posibilidad para que JXC o su propio espacio puedan ganar las próximas elecciones y ser gobernador en tres años. “ya le tocó a todos los radicales, Aguad, Negri... A no me van palmear más la espalda. Si no hay PASO voy por las mías. Nuestro espacio político tiene el volumen suficiente. La única vez que el peronismo acá transpiró en serio fue cuando yo fui candidato gobernador”, sentencia.

Y asegura, en función de recientes sondeos que lo sitúan por encima de Mario Negri en imagen positiva, que las mediciones se quedan cortas, y que le va a ir mucho mejor que al radical: “yo mido más que Negri, mido más que el negro de WhatsApp. Yo la peleó muerta. ¿Sabés lo que tenés que caminar para ganarme a mí? Después de alguna iglesia evangélica debo ser el más tocador de timbre, el más activo acá en Córdoba. A mí están los que me aman y los que me odian, y los que me odian, me odian porque soy bocón, no porque soy corrupto”, cierra Luis Juez convencido de que tiene las mejores chances. “Yo no voy a ser funcional a ninguna estrategia que no sea la mía”, concluye tajante.

También te puede interesar

por R.N.

Galería de imágenes

Comentarios