Jueves 26 de enero, 2023

POLíTICA | 23-12-2022 14:52

Javier Milei, el plagiador condecorado

La Escuela Superior de Economía y Administración de Empresas le otorgó al liberal el título de Doctorado Honoris Causa y Profesor Visitante, a pesar de haber plagiado a varios autores.

El lunes 12 de diciembre, la Escuela Superior de Economía y Administración de Empresas (ESEADE) le otorgó al diputado Javier Milei el título de Doctorado Honoris Causa y Profesor Visitante, distinciones que suelen ser entregadas a personas destacadas en ámbitos profesionales y académicos. Pero mientras Milei era reconocido por dicha institución, otro economista y (ahora) ex docente de la misma casa, presentaba su renuncia: Roberto Cachanosky, quien decidió irse de la institución ni bien supo la noticia, afirmando que la decisión de otorgarle el Doctorado Honoris Causa a Milei “arruina el prestigio de ESEADE”.

“No comparto que se le de ese título a alguien que utiliza el insulto y la descalificación. Considero que por esto la institución pierde seriedad y nivel académico, y yo tengo que cuidar mi nombre y mi prestigio. No pueden entregarle estos títulos a alguien que está probado que hizo plagio”, sentenció Cachanosky, consultado por NOTICIAS. En sus dichos, el economista hacía referencia a los plagios que Milei realizó de varios autores en su libro “Pandenomics”, según pudo comprobar NOTICIAS.  ¿A qué se debió la decisión de la ESEADE de otorgar estas distinciones a alguien que participa del mundo académico pero incurre en plagios? ¿Un error de cálculo? ¿O una operación de marketing para aumentar las matrículas? 

"El segundo milagro argentino".

Las distinciones fueron entregadas a Milei de la mano de Alberto Benegas Lynch (h), gestor, docente, y primer rector de ESEADE, uno de los intelectuales que más ha exaltado públicamente la figura del diputado libertario, calificándolo como “el segundo milagro argentino” después de Juan Bautista Alberdi. Los elogios son mutuos: en la ceremonia de entrega, Milei calificó a Benegas Lynch como “un prócer que sabe que es un prócer y actúa como tal”. 

Roberto Cachanosky
Roberto Cachanosky

Por su parte, el presidente del Consejo de Administración de la ESEADE, Ricardo Greco Guiñazú, dijo en el acto que Milei “es el que mejor representa el ideario” de dicha institución.  De la ceremonia también participó Karina Milei, hermana y mano derecha de Javier. También se hicieron presentes Lilia Lemoine, asesora de Milei, quien hace poco protagonizó un escándalo al llamar “tanque australiano” a la legisladora Ofelia Fernández en una charla en la que enseñaba a militantes de La Libertad Avanza a “trollear” políticos. La diputada por La Libertad Avanza y compañera de fórmula de Milei, Victoria Villarruel, y el legislador porteño por La Libertad Avanza, Ramiro Marra, también estuvieron. NOTICIAS consultó a Benegas Lynch y a la ESEADE sobre por qué se le daban esas distinciones a alguien que plagió autores en su libro. Ni el académico ni la institución respondieron hasta el momento. 

Economistas en el ring.

Cachanosky renunció a la ESEADE, institución en la cual dio clases desde 1981, ni bien se enteró de la distinción que le darían a Milei, hace un par de semanas. Pero las diferencias con Milei vienen de mucho antes: según Cachanosky, en el 2016 Milei insultó a Adrián Ravier, un docente de la ESEADE que fue discípulo de Juan Carlos Cachanosky, economista hermano de Roberto y que también dio clases en esa institución. “Yo escribí un tuit en el que decía que mi hermano le tenía aprecio a Ravier. Inmediatamente los seguidores de Milei salieron a insultarme, y a meterse con mi hermano, del que justo estaba por cumplirse un año de su muerte”, cuenta Cachanosky. Incluso, cuando Juan Carlos aún estaba vivo, los Cachanosky coincidieron con Milei en una comida en la que el ahora diputado comenzó a criticarlos a los gritos y a decir que “lo que hacían estaba mal”. 

Y también hubo otros cruces. En el 2018 Milei participó de una rueda de prensa en el Colegio de Abogados de la localidad de Metán, en Salta. En ese evento, la periodista local Teresa Frías le preguntó a Milei por qué el keynesianismo, corriente económica creada por John Maynard Keynes de la que Milei es férreo detractor, “había funcionado en Estados Unidos pero no en Argentina”. “Lo que dijiste es una burrada. Hablaste de algo que no sabés”, le gritó Milei a Frías luego de su pregunta. Cachanosky cuestionó los dichos de Milei, quien afirmaba que “nunca se pudieron aplicar las políticas keynesianas en la crisis del 30 porque su libro, ‘Teoría General del Empleo, el interés y el Dinero’, fue publicado en 1936”. “Sin embargo yo mostré cartas que Keynes le había mandado al presidente Rooselvet en 1935, haciendo referencia a reuniones que habían mantenido en años anteriores, y donde explicaba lo que luego sería su teoría general. Y Milei nos insultó por contradecirlo. Alguien que te insulta por opinar distinto de un tema histórico no tiene nivel académico”, opina Cachanosky. 

En sus críticas, el ahora ex docente de la ESEADE hizo referencia a los plagios que Milei realizó en “Pandenomics”, su anteúltimo libro, en el que copiaba textualmente, sin cita ni referencia, textos de diversos autores, como el físico mexicano y egresado de Oxford, Salvador Uribarri; el físico español de la Universidad de Murcia, Antonio Guirao Piñera, y hasta la economista jefe del FMI, Gita Gopinath. 

Antecedente.

Ya en el 2021, el sitio “Medium” había revelado que varias de las publicaciones de Milei en Infobae y en El Cronista tenían párrafos plagiados, réplicas exactas de intelectuales canónicos de la tradición liberal, como Henry Hazlitt, Ludwig Von Mises, Friederick Hayek o Murray Rothbard. En aquel momento Milei argumentó que, al ser “notas de divulgación”, no había necesidad de nombrar a los autores, por un tema “de practicidad”. “Yo escribo columnas desde 1985. Siempre se citan los autores: siempre. Si no, hacés plagio”, opinó Cachanosky, terminante.

Galería de imágenes

Tomás Rodríguez

Tomás Rodríguez

Redactor.

Comentarios