Jueves 17 de junio, 2021

POLíTICA | 01-06-2021 16:00

Randazzo apuesta una vez más a quitarle votos al kirchnerismo

Con Lavagna y Urtubey como aliados políticos, busca sumar otros actores a su armado para competir por la provincia de Buenos Aires en las legislativas.

“Flaco, tendríamos que hacer una autocrítica, la idea era ganarle a Cristina (Kirchner) y no estuvimos ni cerca”, le habría dicho tras la derrota en las leguslativas de 2017 el actual Jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, al ex ministro de Interior y entonces candidato a senador. En esa habitación del Palacio Raggio, donde Florencio Randazzo había montado su búnker, estaban también según el relato de uno de los presentes, el intendente de San Martín y hoy ministro de Obras Públicas, Gabiel Katopodis, y el actual presidente Alberto Fernández, quien era su jefe de campaña.

Rearmado

La experiencia de Cumplir, la fuerza política que tenía a Randazzo como precandidato a senador bonaerense, había descarrilado. Y peor aún con mirada peronista, había terminado siendo funcional a Cambiemos: Esteban Bullrich derrotaba a Cristina Kirchner, que de todos modos alcanzaba los fueros como senadora. “Soy de los que creen que este partido debe alejarse de la soberbia”, marcaba entonces Alberto Fernández. El propio Randazzo salió a después a confesar que ya pensaban en abrirse para sumar otros dirigentes. Pero esa búsqueda los llevaría por caminos diferentes. 

Además, vía Eduardo “Balli” Bucca (el diputado y ex intendente de Bolivar que también ofició de puente entre Roberto Lavagna y Marcelo Tinelli), se acercaría al lavagnismo, pero rechazando volver a ser candidato en 2019. El recorrido de Alberto es sabido, una alianza con CFK, que le cerró las puertas a Randazzo en el gabinete. “Ella lo ve como un traidor”, marcan en el albertismo. “Los leales pueden disentir. Los obsecuentes siempre traicionan”, esgrime casi como una respuesta Randazzo desde su Twitter, dando cuenta de que nunca comprendió las lógicas kirchneristas.

En el círculo rojo de Randazzo han buscado acercar a Luis Juez, molesto con Mauricio Macri por bendecir a Gustavo Santos como candidato cordobés (entienden que Juez se siente ninguneado por Juntos por el Cambio). Pero también hay acercamientos con el gobernador Juan Schiaretti. Humberto Tumini y Jorge Ceballos, dirigentes del partido Libres del Sur, estarían ya adentro de su alianza electoral. Y la ex senadora Hilda “Chiche” Duhalde se sumaría a la lista como candidata. 

Desde hace un tiempo, Randazzo piensa en volver a competir electoralmente la provincia de Buenos Aires. Pretendido incluso por un sector de Juntos por el Cambio (JXC) que busca sumar a algunos referentes peronistas distanciados del kirchnerismos (Horacio Rodríguez Larreta lo pretendería en sus filas), el ex ministro cree que debe volver a insistir por una tercera vía. Posición en la que por el contrario, puedan sumarse otras figuras provenientes de JXC y el Frente de Todos

Apoyos

Su candidatura contaría con el apoyo del ex ministro de Economía, Roberto Lavagna, y quien fue su compañero de fórmula en 2019, el ex gobernador salteno, Juan Manuel Urtubey. “Con Randazzo profundizamos nuestras coincidencias en temas prioritarios para el país como el desarrollo, la producción, el sistema impositivo, y en poner la prioridad en generar empleo. Consideramos imprescindible no naturaliza la pobreza”, señaló Lavagna hace un mes cuando “El Flaco” lo visitó en su chacra de Cañuelas.

Estamos hablando con Florencio con frecuencia y es uno de los dirigentes que sin lugar a dudas nos potencia. Habrá que ver de todas maneras si realmente podemos conformar este espacio para que no sea una expresión personalista, sino un espacio mucho más de conjunto”, sumó Urtubey, que plantea la necesidad de salir de la lógica amigo-enemigo que le funciona al macrismo y al kirchnerismo, pero setea una “agenda de la política que no tiene nada que ver con lo que le pasa a la gente”.

Randazzo coincide con Urtubey, que “el clima en Argentina es hostil para los que vivimos, y mucho más para los que podrían generar la diferencia invirtiendo en el país y generando algún movimiento en la actividad económica”. “Estamos frente a una política que sin lugar a dudas ha fracasado. Hoy se ha consolidado la pobreza en la Argentina y de ahí se sale con creación de empleo genuino”, manifestó Randazzo que macó también el efecto disuasorio que el gremialismo local genera en los posibles inversiones.

“La dirigencia sindical y la de los movimientos sociales son parte del problema”, marcó apuntando contra dos aliados claves del oficialismo, para poner la mira por último en su ex jefe de campaña: “Alberto Fernández es un presidente sin poder político porque Cristina Kirchner tiene un proyecto familiar”. Palabras que fueron festejadas por el arco opositor, que aspira a que Randazzo juegue por fuera para una vez más para minar en las urnas al kirchnerismo.

"Randazzo tiene decidido ser candidato en la Provincia de Buenos Aires. Y hoy hasta acá le saca más votos al gobierno que a la oposición", marcó el consultor político Carlos Fara. "El voto a Randazzo es el típico voto blando no ideologizado, y puede aspirar al ex votante de Massa. Randazzo tiene un piso del 5% que sacó en 2017 y un techo del 17/28%", apuntó Fara, escenario que entusiasma a Randazzo en esta vuelta.

 

También te puede interesar

Galería de imágenes

Maximiliano Sardi

Maximiliano Sardi

Editor de Internacionales.

Comentarios