Monday 24 de June, 2024

RESTAURANTES | 25-04-2024 22:36

Buena pasta, bien italiana

Raggio Osteria. Gurruchaga 2021, Palermo. Reservas: 11 3082-3055. Martes a sábado de 19 a 00. @raggio.osteria. Precio promedio: $ 25.000.

Cocina ****
Servicio ***
Ambientación ***


¿Quién se resiste a una rica pasta? Es una de las cosas que más nos gusta comer a los argentinos y, sin embargo, comer buena pasta, buena en serio, no es una tarea fácil. Por eso celebramos que exista Raggio Osteria, algo que por suerte
también hizo la guía Michelin en su paso por Buenos Aires este año, al incluirlo entre sus recomendados. Allí Sebastián Raggiante, oriundo de Bologna, prepara platos tradicionales de distintas regiones de Italia, con ingredientes cuidadosamente
seleccionados de nuestro país. Tan simple y tan difícil como eso.

La felicidad empieza con la panera, con siete tipos de panes distintos que llega a la mesa junto a una mermelada de tomates con un toque picante, y alcaparras. Entre los antipasti, se destacan los hinojos asados (previamente cocinados al vapor) con
ricotta y straciatella, los quesos (parmesano y pecorino curados 6 meses, con miel y tomillo), y los fiambres, como la bresaola con jugo y ralladura de limón, excelente aceite de oliva y un toque de mostaza antigua.

La pasta es asciutta (seca) pero hecha desde cero con una máquina extrusora -la masa pasa por moldes de bronce con distintas formas- importada de Italia. A cada forma su salsa. Para la clásica putanesca, los conchiglioni; para la carbonara, los
spaghetti a la chitarra; para la vongole (almejas, frescas de Mar del Plata), los gigli (significa lirio en italiano), en forma de cono o flor, con los bordes ondulados. Cada salsa tiene una sazón presente pero respeta el sabor del ingrediente principal,
siempre de gran calidad.

Los platos de la carta rotan bastante y uno de los nuevos agregados es una preparación típica de los hogares de La Toscana: los maltagliati (triángulos de masa plana) con salsa de garbanzos, pesca (en el original de usa bacalao, aquí lenguado
en pequeños trozos, con la piel bien crocante). Un manjar bien invernal.

A la hora del postre, deleitese con la panna cotta más cremosa y suave que haya probado en su vida, receta de la familia Raggiante. El salón es pequeño, con las mesas un poco pegadas, lo cual, visto con buenos ojos, le da un toque acogedor.

Galería de imágenes

En esta Nota

Cayetana Vidal Buzzi

Cayetana Vidal Buzzi

Crítica gastronómica.

Comentarios