Martes 27 de septiembre, 2022

RESTAURANTES | 23-01-2022 00:05

Glamour del litoral

Delta Gastrococtelería. Av. Carballo 148, Puerto Norte Hotel 5º piso, Rosario, Santa Fe. Reservas 341 303-1622. De martes a domingo de 8 al cierre. Lunes de 8 a 15, noche cerrado. @ delta_gastrococteleria . Precio promedio: $ 2.500.

Cocina ****
Servicio ****
Ambientación *****

Rosario siempre fue una ciudad culturalmente pujante y ahora, además, se ha convertido en un gran destino gastronómico. Heladerías artesanales, cafés de especialidad, gintonerías y vermuterías, bares clásicos remodelados, y siga contando: hay de todo para probar, y muy bueno. Una de las aperturas más recientes es Delta, un bar/restaurante ubicado en el quinto piso del hotel Puerto Norte, que deslumbra tanto por su ambientación como por su propuesta de
gastrococtelería”. Su vista abierta al río Paraná, además de servir de inspiración para el concepto del lugar, hace única la experiencia.

Detrás del proyecto están el reconocido bartender Tato Giovanonni y los chefs Germán Sitz y Pedro Peña (Niño Gordo, La Carnicería, El Dorado, etc). La carta de cócteles fue creada por el rosarino Santiago Porter, mano derecha de Giovannoni en todos sus emprendimientos en Argentina. Con el delta como eje -el del Paraná y todos los del mundo, especialmente los de Asia- este dream team ideó una carta que pone en valor sus ingredientes y sabores.

La coctelería es el corazón de la propuesta. La temática litoraleña deja su impronta en cócteles como el Camalote, con gin, clorofila y soda de leña; el Baba del diablo, con horchata de nuez pecan (un producto icónico de las islas), tequila, limón y copo de azúcar; y el Ofrenda, con ron añejo, miel, humo, tabaco, mandarina y jengibre, servido en un cuenco, entre otros.

En la carta de comida, la pesca de río -surubí, boga, pacú, lo que esté fresco- tiene su merecido protagonismo, en preparaciones que van desde croquetas y empanadas hasta una pesca de río entera a la parrilla. Lo asiático se hace presente en platos como los baos y en sabores agridulces como el de los langostinos con coco panceta y coliflor, y la tira de asado con ananá, papines, chauchas y miso.

El espacio abre desde la mañana, con desayunos suculentos y un surtido salad bar para la hora del almuerzo. Cualquier hora es buena: el río parece siempre el mismo pero, como dijo el filósofo, nunca es igual.

Galería de imágenes

Cayetana Vidal Buzzi

Cayetana Vidal Buzzi

Crítica gastronómica.

Comentarios