RESTAURANTES | 09-02-2024 13:15

La pastelería de Narda

Lepes. Nicaragua 6055, Palermo. Lunes a domingos de 8 a 20:30. Martes cerrado. @lepesbsas. Precio promedio: $ 7.000.

Azúcar, harina, manteca, crema: todos productos polémicos en esta era de demonizaciones alimentarias. Pero ¿qué sería de nosotros sin una rica torta, un alfajor de maicena o una medialuna? Son uno de los grandes placeres de la vida y el boom de la pastelería de calidad -artesanal, elaborada con productos de verdad, sin saborizantes, harinas orgánicas de distintos tipos, buenos lácteos- demuestra que así sigue siendo. La cocinera y empresaria Narda Lepes se sumó a esta tendencia con la apertura de Lepes, una coqueta pastelería donde también se pueden comer platos salados.

La cocina dulce está a cargo de la talentosa Adriana García, una pastelera cuya carrera apadrinó el gran Osvaldo Gross, y que hasta hace poco tiempo estuvo a cargo de la pastelería del Alvear Palace Hotel. En las ventanas que dan a la calle se exponen sus creaciones como joyas: tortas como la carrot cheesecake (coronada con frutas de estación, en esta época, con higos frescos), la de chocolate, dulce de leche y praliné y la de limón y pistachos (sin gluten); las petit tartas como la de toffee, cajú y chocolate y la de mango, maracuyá y coco; originales alfajores, alargados como vainillas, a los que llaman patinetas; coloridos macarons; y laminados como el roll de croissant y brownie con nueces y la danish de manzanas caramelizadas con crema pastelera.

Lepes está abierto desde la mañana temprano hasta temprano a la noche, y de su cocina también salen deliciosos platos salados. Tienen un original desayuno danés con lomito ahumado, fontina, manteca, mermelada, huevo y “tostaditas del bien”; un soñado mbejú (delicia paraguaya y/o de nuestro litoral hecha con almidón de mandioca y queso) con palta y alioli de hierbas; suculentas ensaladas como la de remolacha con cebada, pepinillos, rabanitos, huevo y crème fraîche; sándwiches como el croissant redondo con jamón crudo, mozzarella, rúcula y pesto, y los clásicos norteamericanos Club Sandwich (de pollo) y el BLT (bacon, lechuga y tomate).

Hay un menú Wachin para los chicos y, los fines de semana, platos especiales de cocina.

Galería de imágenes

En esta Nota

Cayetana Vidal Buzzi

Cayetana Vidal Buzzi

Crítica gastronómica.

Comentarios