RESTAURANTES | 10-12-2022 00:09

“Narda Lokanta”. Los platos preferidos de la infancia de Narda Lepes

Migueletes 898, Cañitas. Lunes a sábado de 8:30 a 23. Domingo de 8:30 a 19. Sin reserva. @lokantaimprenta. Precio promedio: $ 3.500.

Los platos preferidos de la infancia de Narda Lepes eran la Suprema Maryland y el escalope al Marsala con papas a la crema. Crear versiones actualizadas de estos y otros clásicos porteños en extinción era una obsesión para ella desde hacía años y, finalmente en Lokanta, se dio el gusto de darles su lugar. Estos platos son producto de una suma de inmigraciones, española e italiana a la cabeza, pero también muchas otras; por eso a la propuesta Narda le sumó platos frescos, con predominio de vegetales y legumbres, propios de la cocina mediterránea. De allí también viene el nombre: en Turquía se llama lokanta, a un restaurante al paso donde parar un rato a comer algo rico, un concepto que se reproduce en todo el Mediterráneo.

El espacio es amplio, luminoso, familiar. Hay platos y platitos para compartir (fresquísima ensalada niçoise, ensalada griega con queso feta auténtico, buñuelos, tartas de masa philo); un menú diario de mediodía con un plato super balanceado con granos, legumbres, vegetales crudos y cocidos y proteína; una barra de sándwiches (incluyendo los de miga, desde el clásico de jamón y queso hasta el de papa huevo y tomate, una bomba); un menú Wachines para los chicos; y una selección de tortas (la griega Portolakopita, con masa filo, naranjas, yogurt y aceite de oliva) y postres deliciosos (la mousse de chocolotate, con avellanas y corazón de dulce de leche, receta de la mamá de Narda).

Para los clásicos porteños, todo el equipo de cocina aportó recetas familiares, incluso la abuela de Lucila Rodríguez, la jefa de cocina, fue a mostrarles cómo hacía el matambre arrollado y los canelones. Se hicieron pruebas y más pruebas hasta llegar a las versiones definitivas, entre ellas la del vitel toné, perfecto. Lo que más tiempo llevó fue la Suprema Maryland: un buen pollo, una buena fritura, papas pay pero no tanto, puré de choclo bien cremoso (más cercano a una humita) y una ensalada criolla de banana, una delicia que además aporta frescura al plato.

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios