Lunes 2 de agosto, 2021

SHOWBIZ | 19-06-2021 12:28

El rescate feminista de las comedias bailables de los 80

Subvaloradas por la crítica y la mirada de la época, "Frashdance", "Footloose", y "Dirty Dancing" soy hoy revisitadas en "Physical", lo nuevo de Apple TV+, como genes del feminismo actual

En 1982, el mundo del fitness vivió uno de sus mayores blockbusters de la mano de las dos veces ganadora del Oscar Jane Fonda y sus revolucionarios VHS de ejercicios, los cuales terminarían por convertirla en la primera gran gurú del personal trainning. Hoy, Apple Tv+ reivindica esa mística con “Physical”, comedia negra profunda que rememora la estética clásica de los 80, y expone una lucha que aún se mantiene vigente.

Rose Byrne en Physical

Escena

Mientras la influencia de John Travolta y Olivia Newton John (autora del hit “Physical") todavía dominaba la escena juvenil norteamericana y se fundía con la new wave instalada desde el cine, la moda y la industria musical, una nueva era de calentadores deportivos y mallas de colores comenzaba a asomarse.  Atrás quedaba el famoso Studio 54 (que cautivó a “Halston”) y los pantalones oxford con chalecos floreados.

El mundo estaba cambiando y no había forma de frenarlo. Bajo esta premisa y con la estética inconfundible del “Fame” de Alan Parker, y la psicodelia de una generación cargada de nostalgia, la productora, guionista y showrunner Annie Weisman, creó esta historia de empoderamiento femenino y reivindicación que estrenará en la plataforma de la manzana el próximo 18 de junio.

““Es fácil dar por hecho hoy a todas estas mujeres gurús del mundo fitness y olvidar cuán revolucionario fue en aquella época. Para las chicas de 1981 todavía era un tiempo estructuralmente sexista en el cual no podían tener un negocio propio. Ellas tuvieron que encontrar espacios que pudieran reclamar como propios, y allí estaba el fitness. Era un lugar donde podían quemar carbohidratos y construir su propia voz”, explicó Weisman a NOTICIAS sobre la nueva propuesta que abarca la transformación política y popular de esos años y explica el origen de la moda fitness que dio lugar a una infinidad de clásicos del cine que marcaron una época.

Fonda

La primera expresión de esta revolución feminista llegó de la mano de Jane Fonda y su “Jane Fonda Workout”, una serie de videos de media hora con rutinas aeróbicas, que rápidamente se convirtieron en la costumbre matutina de miles de hogares a lo largo de Estados Unidos.

Con la inconfundible música de Joe Chemay y John Hobbs, los tapes le daban la posibilidad, por primera vez en la vida, a cualquier mujer de ejercitarse en el living de su propia casa, y sentirse identificadas con otras mujeres que hacían lo mismo. Y se convirtió en un estilo de vida. El trampolín para el personaje de Sheila Rubin en “Physical”: un ama de casa interpretada por la actriz australiana Rose Byrne, que debe lidiar con los demonios en su cabeza.

“En los 80 yo era muy chica, y fue en los 90 que tomé conciencia de los aeróbicos, y es fascinante. La mayoría de las personas cuando intentan recordar cómo comenzó, coinciden que se sintió como un culto”, explica Byrne sobre el fenómeno vivido alrededor de la explosión del fitness, que comenzó a dominar los gimnasios, antes estaban destinados a los hombres.

“Me inspiré en mi propia infancia y observando la transformación en mi comunidad, del idealismo de los 70 al comercialismo más egocéntrico de los 80. Vi a mis padres ir de radicales de Berkeley a votantes de Reagan, y quedé fascinada por esa transición”, da cuenta Wiesman sobre las acciones que la llevaron a escribir un personaje que encuentra desahogo de la presión social en los aeróbicos.

“Todas estas mujeres en Los Ángeles, con grandes cabellos, diciendo ‘hay un lugar al que vas y te sentís increíble’, eso es lo que queríamos capturar en Physical. Hoy cualquiera es un gurú en Instagram. Pero, en aquel entonces, era el comienzo de algo grandioso”, reflexiona Byrne.

Flashdance

Manía

El cine es un reflejo de la sociedad y, como todo gran impacto termina indefectiblemente reflejado en la gran pantalla: fue “Flashdance” de Adrian Lyne (el mismo de “Lolita”, “Atracción Fatal” y “Propuesta indecente”) la primera en aprovechar esa manía aeróbica y bailable (una de las diez películas más taquilleras de la década).

El film protagonizado por Jennifer Beals (metalúrgica de día y stripper de noche en el film), abrió en 1983 el camino para otras grandes producciones como “Footloose” (1984), o la memorable “Dirty Dancing” de Emile Ardolino (hasta el aborto ilegal era parte de esa cinta rupturista para 1987). Disfrazadas de historias de amor y baile, hablaban de la construcción de esa independencia feminista que antes no tenía lugar.

Y como todo gran cambio, fue polémico y resistido por la norteamérica conservadora de los 80 que sintió ultrajados los valores familiares de la época. En ese aspecto, “Physical” no solo remite al espectador a embarcarse en un viaje de nostalgia con su música y su fotografía, sino que ubica en tiempo y espacio a quienes lo vivieron y fueron testigos del impacto social que causó la revolución del aeróbic con Fonda a la cabeza.

No todos los hombres eran Ren McCormack o Johnny Castle (Kevin Bacon y Patrick Swayze respectivamente, que empujaban a Lori Singer y Jennifer Grey a liberarse del mandato familiar), ni la sociedad estaba completamente preparada para aceptar que “Las Chicas Solo Quieren Divertirse” (la canción de 1983 que Cindy Lauper que tuvo film homónimo bailable con Sarah Jessica Parker).

Por eso, el personaje de Danny, marido de Sheila en la ficción, representa esa confusión que se apoderó de la sociedad cuando sus vidas fueron tomadas por los ritmos electrónicos de transistores, bailes aeróbicos y mujeres gurús enaltecidas como líderes de masas.

Cambios

“Era importante para mí que Dany tuviera esta confusión que ciertamente viví en mi infancia con hombres de aquella época que, aunque fueran políticamente progresistas, eran realmente regresistas en el campo doméstico y en la dinámica de género”, expresó a NOTICIAS Annie Weismann sobre el personaje interpretado por el comediante Rory Scovel, el cual aseguró tener la esperanza de que “la serie construya un cambio positivo en relación a la igualdad de género”.

“Espero que haya hombres que miren el show y salgan con una perspectiva mejor de las presiones que sienten las mujeres y que sean lo suficientemente inteligentes para decir ‘soy consciente que estas cosas tienen que cambiar’”, apoyó Scovel.

Con apelación nostálgica y la estética 80 tan de moda, “Physical” ilustra la transición del amor libre y el hipismo de los 70 a su adaptación masiva. Entorno para contar una historia más profunda, oscura y repleta de dilemas morales que logran complementar la realidad de la idílica era de los radiograbadores y las batallas de baile callejeras.

“Hay algo que te patea por dentro, que es inevitable sentir, sobre todo al filmar este show”, reflexiona Scovel, comediante de stand up que hace su primera incursión en un dramedy. Y Rose Byrne suma: “esta es una conversación interesante que no vi representada en la pantalla hasta ahora y que espero que sirva de algo”.

También te puede interesar

por Javier Gutierrez

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios