Viernes 23 de abril, 2021

SHOWBIZ | 26-03-2021 10:06

New Amsterdam y el revival de las series hospitalarias en pandemia

La serie de NBC se convirtió en un éxito mundial gracias a Netflix. Pero no es la única: “Grey's Anatomy”, “The Resident”, "The Good Doctor" y muchas más.

El estreno en Netflix de “New Amsterdam” convirtió a la serie en una de las más vistas en el mundo (está al top de los rankings de gigante del streaming de Argentina a Nueva Zelanda). La ficción hospitalaria producida por NBC tiene dos temporadas en la plataforma, y una tercera en curso en la televisión abierta estadounidense (se presentó el 2 de marzo y tuvo 4,2 millones de televidentes), enteramente atravesada por el Covid, como muchas de las series del género, que viven un revival en tiempos de pandemia y médicos héroes.

Si los dramas hospitalarios de los noventa -que sentaron las bases para el segmento-, estaban ambientados en Chicago (“Chicago Hope” y la memorable “ER Emergencias”, que era vista por 30 millones de hogares), la acción ahora se traslada a las costas, de New York a Los Ángeles y Seattle. Tal es el caso del ficticio “New Amsterdam”, que está a las orillas del Río Este en Manhattan, sobre lo que es en realidad el Bellevue, el hospital público más antiguo del país (fundado en el año 1736).

De hecho la serie se basa en las memorias de un director médico de esa institución, el Dr. Eric Manheimer: “Doce pacientes: vida y muerte en el Hospital Bellevue”. Y como el libro, “New Amsterdam” sigue a su director médico, el idealista Max Goodwin (Ryan Eggold, el de “The Blacklist”), mientras intenta transformar a un elefante burocrático en una institución ágil que pueda servir mejor a sus pacientes: los invisibilizados habitantes de Manhattan que no tienen seguro médico.

Lacrimógena pero sin abusar de los golpes bajos (#spoileralert: aunque el protagonista tiene cáncer y se entera en el primer capítulo), la serie se convirtió también en una abanderada de la salud pública en plena era Trump, en una de las ciudades más rica del planeta: "¿Cómo puedo ayudar?" es el estribillo que repite el Dr. Max durante toda la primera temporada, mientras critica la injusticia y la desigualdad del sistema, y trata de mantener unido su matrimonio que lógicamente se lesiona con sus ausencias.

Como en el caso de otras "telenovelas" ambientadas en hospitales para el prime time desde “St Elsewhere” (suelen tener temporadas más largas, de 20 capítulos o más), hay muchas crisis entre el personal, ya sea por adicción a las drogas o enamoramientos no correspondidos, pero a diferencia de sus contrapartes más famosas, “Grey's Anatomy” y “The Resident”, acá hay sutileza y sensibilidad sin sensiblería.

Anatomía de Grey

Como en “New Amsterdam”, en la nueva y quizás última temporada de “Grey's Anatomy” (que mantiene una audiencia de casi 6 millones de televidentes), la trama está cruzada por la pandemia. “Lávense las manos, usen una máscara, manténgase a seis pies de distancia en todo momento”, marca en el inicio de la temporada 17 la voz en off de Ellen Pompeo, la actriz que cobra 20 millones de dólares anuales para dar vida a Meredith Gray.

Anatomia de Grey”, como se la conoce en español, es producida por ABC (hoy propiedad de Disney), y corre sin interrupciones desde marzo de 2005, cuando apareció como reemplazo de mitad de temporada de “Boston Legal”. Su nombre es una alusión a Gray's Anatomy, famoso manual de la anatomía humana publicado en 1858, y está ambientada en el ficticio Gray Sloan Memorial Hospital de Seattle, aunque la serie se filma en realidad en el Centro de Atención Ambulatoria Sepulveda, en California (en la Costa Oeste), aunque claro, buena parte de sus más de 350 episodios se ambientan en sets, algo que también sucede en la tercera temporada de “New Amsterdam”.

"El 70% de nuestras escenas eran en localizaciones reales. Nuestros sets estaban en hospitales. Con la pandemia quedó en claro que ya no íbamos a poder rodar más en estos recintos, y tuvimos que construir un hospital completo desde cero, y ese fue uno de los motivos por los que comenzamos a grabar mucho más tarde", explica David Schulner, showrunner de la serie estrella de NBC.

El primer episodio de la tercer temporada se llama “The New Normal” (La nueva normalidad) y muestra el colapso de los hospitales y las dramáticas situaciones que atravesaron los médicos de la Gran Manzana: incluso el doctor Vijay Kapoor (interpretado por Anupam Kher) se contagió y su vida corre peligro; y la caótica situación que vive el New Amsterdam obliga al Dr. Max a reconvocar al Dr Floyd Reynolds (Jocko Sims), que en la segunda temporada se había mudado a San Francisco.

Anatomía de Grey” también recurre a los regresos: April Kepner (interpretada por Sarah Drew de la sexta a la decimocuarta temporada en 202 episodios) será de la partida, pero también los difuntos George O'Malley (T.R. Knight) y Derek Shepherd (Patrick Dempsey), que se aparecen en los sueños de la agonizante Meredith, que pasa gran parte de la temporada confinada en su cama del hospital sufriendo convulsiones y escalofríos, sometiéndose a tratamientos experimentales, y enfrentándose a la muerte misma: muchos creen que la guionista Krysta Vernoff ya prepara las cosas para ponerle un moño, alentado por el rumor de que Ellen Pompeo no se pone de acuerdo con Disney para continuar al frente de la serie. Una pérdida para muchos fans. Pero hay decenas de dramas médicos similares: “Chicago Med”, “Coroner”, y “Transplant” por nombrar algunas.

The Resident

The Resident”, creada por Amy Holden Jones, Hayley Schore y Roshan Sethi,y rodada en Atlanta, es otra de las más festejadas del género: el 12 de enero estrenó su cuarta temporada en FOX (que ahora se llama Star), y estará en el catálogo de Star+ en Latinoamérica desde junio (costará us$ 7,50 por mes), junto a éxitos como “This is us”, “Outlander”, “Law & Order”, y también “New Amsterdam”.

Sony por su parte tiene a “The Good Doctor”, desarrollada por David Shore, el mismo de “House”, que funciona como heredera de la protagonizada por Hugh Laurie. Aquí Freddie Highmore es Shaun Murphy, un cirujano joven con autismo que juega al “sabelotodo” en el ficticio hospital St. Bonaventure de San José, California.

No todo es drama claro en el género de las series médicas: NBC tuvo por 9 temporadas al aire la risueña “Scrubs”. Más allá va “Maniac”, miniserie estelarizada por Emma Stone y Jonah Hill que se puede ver en Netflix, y en la que dos jóvenes se someten a los más extraños experimentos de laboratorios con el fin de encontrar las soluciones a los problemas de salud. Netflix también se anota con la ibérica “Tiempos de guerra”, ambientada en 1920, sobre un grupo de enfermeras que monta un Hospital de la Cruz Roja en medio del caos al borde del campo de batalla: fueron enviadas por la reina Victoria Eugenia para que atendieran a los soldados españoles que resultaran heridos en la Guerra de Marruecos. Y siempre están los clásicos del género para maratonear online, con doctores abnegados que viven en la sala de Urgencias 24/7.

También te puede interesar

por R.N.

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios