Viernes 27 de mayo, 2022

SHOWBIZ | 17-01-2022 10:17

Star Wars: cómo logró Disney revivir una franquicia cansada

La saga creada por George Lucas estaba a la deriva, pero ahora tiene nuevos bríos con "The Mandalorian", "El libro de Boba Fett" y las series animadas.

Las últimas películas de la saga Star Wars en el cine fueron un golpe para la franquicia. “Star Wars: Los últimos Jedi” (2017), directamente enfureció a los fans, sobre todo con el director Rian Johnson (“Looper”), quien exageró a la hora de construir algo nuevo. Y el film fue visto como un desprecio por la historia creada por George Lucas hace 45 años.

El regreso de J.J. Abrams dos años después, al frente de “Star Wars: El ascenso de Skywalker” (2019), no mejoró la performance. El film fue el séptimo más visto en el año: un desempeño mediocre para la conclusión de la historia. Y si a eso se suma que “Han Solo” (2018) había sido directamente un fracaso de taquilla, con apenas us$ 393.2 millones de recaudación mundial, las preocupaciones de Disney sobre el futuro de Star Wars no eran injustificadas.

Rendimiento

El gigante del entretenimiento compró Lucasfilm en 2012 por 4.050 millones de dólares, incluyendo la franquicia “Star Wars”, pero también la saga de Indiana Jones, entre muchas otras. Y desde entonces, las principales ganancias vinieron de los parques temáticos (20.3 billones de dólares en 2018 fue el récord), las extensiones de marca para juguetes, indumentaria y otro centenar de productos, y los videojuegos.

Pero a Lucasfilm se le había complicado producir nuevas extensiones exitosas más allá de las series animadas. “Los últimos Jedi” apenas juntó us$ 620 millones en Estados Unidos y Canadá, y us$ 712.5 millones en el resto del mundo. Y “El ascenso de Skywalker” fue por debajo: us$1.074 millones en su taquilla global.

Atentos a la apatía frente a los últimos productos, Disney sentó a la mesa a las cabezas del equipo presidido actualmente por Kathleen Kennedy (productora cercana a Steven Spielberg desde “ET”), y concluyó que la estrategia era volver a las bases, a la esencia de la historia. Y bajo el mando de Jon Favreau, director de la saga “Ironman” para Marvel, se pensó una serie que sirviera para el lanzamiento de Disney+: “The Mandalorian”.

El éxito de sus dos brillantes temporadas (el estreno de la segunda fue visto por un millón de hogares solo en Estados Unidos, mejorando en un 73% la performace de la primera temporada), sumado al atrapante final de la serie animada “Star Wars: The Clone Wars”, y el festejado inicio de “Star Wars: La remesa mala”, así como el aplaudido debut de “El libro de Boba Fett” (con un 83% de críticas positivas), probaron que la saga ideada por Lucas todavía tiene un esperanzador futuro por delante si está en las manos correctas.

Equipos

Secundado por el talentoso Dave Filoni (creador de “Star Wars: la Remesa Mala” y “Star Wars Rebels”, y director de “Clone Wars”), Jon Favreau supo coordinar un equipo de directores invitados -y acreditados fans- de la talla de Taika Waititi, que dieron vida a historias nuevas, a la par que hacían todos los guiños posibles al fandom.

Inpirados en Boba Fett, el cazarecompensas que es uno de los personajes favoritos de la saga, a pesar de sus breves líneas, idearon un nuevo mercenario: Din Djarin, el mandaloriano que encarna Pedro Pascal, y que tendrá tercera temporada en 2022.

Y no sólo eso, engendraron a uno de los personajes más adorables del universo “Star Wars”: Gorgu, el “Baby” Yoda que abre posibilidad de reencarnaciones en “la Fuerza”, la religión filo budista sobre la que se basa la historia de Lucas.

Es que en “Star Wars” nadie muere definitivamente. Hasta Boba Fett, que había sido devorado por un gigantesco gusano de arena en “El regreso del Jedi”, logró sobrevivir. Y resurge tras una aparición en “The Mandalorian” con serie propia: interpretado por Temuera Morrison, que había encarnado a Jango Fett, padre de Boba, en “El ataque de los clones” y “La venganza de los sith”.

Un guiño más a los fans que ya habían amado el clímax de la segunda temporada de “The Mandalorian”, linkeando de manera perfecta con la saga original.

“‘The Book of Boba Fett' es independiente de la tercera temporada de ‘The Mandalorian’, y nos lleva al palacio de Jabba el Hutt en Tatooine, reclamado por Boba Fett y Fennec Shand, aprovechando la vacante tras el encontronazo de Bib Fortuna con la muerte”, explicó Favreau sobre la serie que estrenó recientemente en Disney+.

Proyectos

“Luego pasaremos a la producción de la temporada 3 de ‘The Mandalorian’, con el personaje principal que conocemos y amamos interpretado por Pedro Pascal”, agregó Favreau que delegó la dirección en Robert Rodriguez, el mexicano que probablemente sea uno de los mejores en el mundo a la hora de recrear el espíritu de los western clásicos, aquí con inspiración espacial (juntos tienen bajo la manga un nuevo proyecto sobre los gangsters del desierto).

Es que “Star Wars” tiene en su gen ese cocktail de historias de pistoleros (el mandaloriano lo es por supuesto) entremezcladas con las de los ronin del japón medieval, en el que se inspira la leyenda de los espadachines jedi. Tal como puede verse en “Star Wars: Visions”, la reinterpretación encargada por Lucasfilm a varios estudios de anime (Kamikaze Douga, Studio Colorido, Geno Studio, Kinema Citrus, Production I.G, Science SARU y Studio Trigger) sobre el universo de “La Guerra de las Galaxias”, que derivó en nueve historias originales que se publicaron el 22 de septiembre de 2021.

Cortometrajes que ofrecen una nueva perspectiva sobre la creación de personajes y subtramas, abriendo un abanico infinito de posibilidades más allá de los revivals, como lo es Boba Fett, o lo que será la gran apuesta de Disney+ para este 2022: la serie de Obi-Wan Kenobi, prevista para la primera mitad del año.

Galería de imágenes

En esta Nota

Maximiliano Sardi

Maximiliano Sardi

Editor de Internacionales.

Comentarios