Thursday 20 de June, 2024

TEATRO | 16-07-2023 12:03

Buenas actuaciones y hábil dirección

“Pasta de estrellas”, de Gonzalo Demaría. Con Soledad Silveyra, María Merlino, Noralih Gago, Sergio Mayorquin y Emiliano Pandelo. Dirección: Ciro Zorzoli. Paseo La Plaza, Av. Corrientes 1660.

(***) TRES ESTRELLAS

Sabemos que Soledad Silveyra es una de las mejores actrices de nuestro país y, por eso, siempre resulta un verdadero placer verla actuar sobre un escenario. En ese territorio, que le pertenece, abordó grandes autores como Bertolt Brecht, Griselda Gambaro, Georges Feydeau o Neil Simon, entre muchos otros. Ahora, su bien ganado prestigio y popularidad acompañan el desembarco en el circuito comercial del prestigioso dramaturgo Gonzalo Demaría (“Happyland”, “Siglo de oro trans”, “La comedia es peligrosa”), cuyos textos, habitualmente, se estrenan en la escena oficial.

Con semejante dupla reunida en una obra de comedia, la diversión parecía asegurada. Pero, lamentablemente, eso sucede en cuentagotas. Quizá porque, a pesar de contar con un talentoso elenco y un experimentado director como
Ciro Zorzoli, cuesta entender la trama.

Al comienzo de la delirante farsa, un engolado conductor (Emiliano Pandelo), nos introduce en la historia de su propietaria, Martha Marshall (Silveyra). Una mujer “de nervios delicados”, que huyó de su pasado como actriz protagónica de televisión y, durante años, encontró refugio en un convento semiabandonado. Allí aprendió de la hermana Caritá, el oficio de fidelera y ahora, detrás del mostrador, pasa desapercibida a los ojos de los clientes que
no la asocian con su exitosa carrera artística.

En toda esa travesía fue celosamente escoltada por su amiga íntima, la intrigante Edith Edelberg (María Merlino), ex cazadora de autógrafos, transformada en guionista de los legendarios títulos televisivos que Martha protagonizaba junto al galán Rolando Ranser.

Según el autor, estamos en presencia de un homenaje a la telenovela argentina, el más popular de los géneros audiovisuales, donde las sorpresas pueden dar un golpe de timón a la trama. Así, algo inesperado se hace
presente para complicarles la vida. Nada menos que la aparición del posible fantasma de Amanda (Noralih Gago), que viene a cobrar las deudas del ayer.

Aterradas, se debaten entre volver a huir, dejando todo atrás, o enfrentar el miedo y desafiar al espectro hasta las últimas consecuencias. En su vorágine delirante también enredarán a Lucas (Sergio Mayorquín), el muchacho rapero
que es el dependiente del local.

Liderado por el proverbial talento de Silveyra, las interpretaciones se aúnan en ductilidad e hilaridad, especialmente Gago con un rol soñado, bajo la hábil guía de Zorzoli. Aunque, en una propuesta de innegable calidad, la sensación final se parece mucho al desconcierto.

Galería de imágenes

Jorge Luis Montiel

Jorge Luis Montiel

Periodista crítico de artes y espectáculos.

Comentarios