Martes 21 de septiembre, 2021

TECNOLOGíA | 14-01-2021 21:08

Quién es el "pirata ruso" que creó Telegram, la app que amenaza a Whatsapp

Es joven, millonario y teme por su seguridad. Desarrolló la app que ya superó los 500 millones de usuarios. Mudanzas constantes y enfrentamientos con el gobierno de Vladimir Putín.

Poco se sabe de Pavel Durov, el joven creador de Telegram, la app de mensajería que ya superó los 500 millones de usuarios y pone en jaque a Whatsapp. Un joven empresario que pasa sus días sin domicilio fijo, mudándose constantemente ya que, por sus enfrentamientos con el gobierno ruso de Vladimir Putin, teme por su seguridad.

Sucede que su app se volvió furor en el mundo tras los cambios en las políticas de privacidad que impuso la red de Mark Zuckerberg, la más popular y usada el mundo, la que llegó a acumular 25 millones de usuarios nuevos en apenas 72 horas. Pero, ¿Sabemos a quién le estamos brindando acceso a nuestra privacidad con tanta facilidad? Claramente no.

El “Pirata ruso”

Durov es también conocido en Rusia como el “Zukerberg ruso”. Fue bautizado de esa manera ya que es el creador de la red social VKontakte, también conocida como VK, una copia de Instagram que cuenta con más de 400 millones de usuarios.

¿Sabemos a quién le estamos brindando acceso a nuestra privacidad con tanta facilidad? Claramente no.

En 2010 la Recording Industry Association of America señaló a Vkontakte como el segundo lugar del mundo de distribución ilegal de música, debido al alto tráfico de archivos que manejaban sus usuarios. Y un año más tarde, la app fue calificada por Estados Unidos como la base de datos de piratas más significativas.

Ese mismo año, la red de Durov tuvo su primer encontronazo con el gobierno ruso, ya que las elecciones para la Cámara Baja se vieron envueltas en acusaciones de fraude difundidas principalmente por VK. Por eso, El Servicio de Seguridad de Rusia les ordenó cerrar una serie de cuentas de usuarios (supuestamente falsas que habría creado él) y le exigió la entrega de datos de sus usuarios. Durov, obviamente, se negó y, horas más tarde, su casa se vio rodeada por un equipo de operaciones especiales de las fuerzas rusas. La exposición que el joven hizo de ese asalto policial lo salvó de ser arrestado. Desde entonces, no tiene un  domicilio fijo conocido.

Para entonces, los 200 millones de usuarios que tenía VK estaban haciendo ganar millones de dólares al joven empresario ruso, al punto de donar un millón de dólares a Wikipedia.

En 2013, Durov fue acusado de arrollar el pie a un policía de tráfico, lo que terminó en un llamativo asalto policial en la sede de VK. Durov desapareció por varios meses. Y varios inversionistas de su red aprovecharon para vender sus acciones a una empresario aliado de Putín. Un año más tarde se repetía la dinámica con otro porcentaje de acciones de la empresa del joven que, ante las presiones, decidió exiliarse. Para entonces, Durov ya tenía en marta Telegram.

Proyecto Telegram

Cómo los hermanos Durov veían venir la posibilidad de tener que escapar de Rusia, en 2013, establecieron una nueva empresa en Buffalo, Nueva York, donde se llevaron a algunos de sus mejores empleados para terminar de poner en marcha Telegram, una app de chat en la que, como buenos piratas rusos, los hermanos ofrecieron mucho antes que Whatsapp la encriptación de los mensajes. Esto les hizo ganar millones de usuarios, aunque luego fue pasada por encima por su competidor.

El Gobierno ruso exigió les entregaran las claves de cifrado de los usuarios de Telegram. Durov se negó.

La fama de ultraseguro de Telegram aún se mantiene, ya que, hasta hoy, su cifrado (creado por Nicolái, el hermano matemático, y denominado “MTProto”) no ha podido ser vulnerado en ninguna prueba de seguridad.

Porque “las leyes relacionadas con la tecnología no son las mejores en Rusia", según declaró Durov, es que, en la actualidad, no pasan más de diez semanas en la misma ciudad.

Hoy en día la sede principal de Telegram se encuentra en Dubái y el joven pirata ruso puso a resguardo su fortuna en Suiza.

A pesar de su huida, Durov siguió teniendo problemas con el gobierno de Putín, quienes le exigieron someter  la red a control gubernamental e. Incluso que les entregara las claves de cifrado de los usuarios de la app de mensajería. A lo que Durov se negó.

Ante esto, Rusia bloqueó Telegram en todo el país, acusando a la app de facilitarle la comunicación a terroristas. Pero los hermanos escondieron su app en servidores ajenos para evadir el bloque que, hace unos meses, se levantó.

Durov, una familia de genios

Pavel Valeryevich Durov nació el 10 de octubre de 1984 en San Petersburgo. Por el trabajo de su padre, Valery Semenovich Durov (doctor en ciencias filológicas, autor de numerosos artículos científicos), Pavel pasó la mayor parte de su infancia en Turín, Italia. Hasta que el 2001 se instaló en San Petesburgo.

En 2006, se graduó en  el Departamento de Filología de la Universidad Estatal de San Petersburgo y fundó VKontakte, obviamente inspirado en Facebook, la red social más popular del mundo creada por Zukerberg.

Fue gracias a su hermano Nikolai (matemático ganador de varios premios en Rusia) llevaron a la plataforma a convertirse en una de las empresas con mayor proyección de su país, con un valor de mercado de más de u$s3.000 millones. En 2009

Para 2009, la empresa alcanzaba los 49 millones de usuarios y era la más utilizada en Europa.

Así, antes de cumplir 25 años, Pavel ya controlaba un emporio multimillonario. Y, para 2009, la empresa alcanzaba los 49 millones de usuarios y era la más utilizada en Europa.

Hoy en día, Telegram ya está consolidada como la principal alternativa a WhatsApp. “Justiciero de internet”, “pirata” y “excéntrico niño rico”, son algunas de las calificaciones que han hecho sobre Durov. Lo cierto es que nadie sabe con certeza cual de todas es la que realmente le sienta al joven empresario que, al mejor estilo espía de película, podría estar en cualquier lugar del mundo.

También te puede interesar

por R.N.

Galería de imágenes

Comentarios