Lunes 25 de mayo, 2020

TELEVISIóN | 21-12-2019 09:23

"Inconvivencia": bienvenido debut dramático de Laurita Fernández

Buen tratamiento para un sector social estigmatizado. Porque, sin duda, los jóvenes protagonistas pertenecen a los llamados “millennials”.

La difícil convivencia de la pareja es un tema recurrente en todas las épocas. Y con razón: podría decirse que ya de por sí implica la seguridad de cautivar (en todos los sentidos de la palabra) a un público que, en su inmensa mayoría, padece esa problemática.

La interesante miniserie de diez capítulos, creada por Martín Kweller y Mariano Hueter, quien no sólo la dirige muy bien sino que se encargó de escribir los inteligentes guiones junto a Ezequiel Goldstein; consigue, en un mundo bombardeado por el chisporroteo visual, el rescate de la oralidad. La palabra como instrumento expresivo digno de ser albergado en varias secuencias de ricos diálogos.

Por si fuera poco, llama la atención con adultez hacia un sector social estigmatizado. Porque, sin duda, los jóvenes protagonistas, la psicóloga Carolina (Laurita Fernández) y Lucas (Tomás Fonzi), el bachero aspirante a chef en un cotizado restaurante, pertenecen a los llamados “millennials”. Ambos han crecido con los inicios de la digitalización y su acceso al mercado laboral estuvo marcado por la crisis económica. Y aunque generalmente sean mostrados como perezosos, individualistas o aburguesados, también tienen sus virtudes: impulsan una vida sana (en el inicio la vemos a ella corriendo), la reflexión y la honestidad.

Pero fundamentalmente sufren; y aunque saben expresar sus conflictos en un lenguaje fluido y bien articulado, cuando logran revelar lo que los modales disfrazan, sus estallidos los colocan en el mismo nivel de angustia, vulnerabilidad e incertidumbre de cualquier ser humano acosado por la miseria y la ignorancia.

Es así como cuando el muchacho plantea la idea de dejar de convivir como solución a sus problemas, en “el espacio de la cavilación”, como lo llamaba el dramaturgo inglés Harold Pinter, comienzan a girar los engranajes del resentimiento, el temor, la culpa, las fantasías sexuales, las ansias de poder y las correlativas frustraciones.

La dirección minuciosa y exigente, permite el lucimiento de Fernández, en su bienvenido debut dramático, y confirma los recursos de un sólido Fonzi. Los secundan de forma admirable, Luciano Cáceres (Pablo, un imprevisto amante), Luis Machin (Máximo, el exigente cocinero), Cristina Banegas (la sabia madre de la terapeuta) y Gastón Soffritti (Diego, compañero laboral de Lucas). En cambio, no ayuda la inexpresividad de Iair Said (Pepo, el mejor amigo) y su tono monocorde.

La posibilidad de acceder a la visión completa en Cablevisión Flow resulta un estimulo que nos permitimos recomendar con sincero entusiasmo.

Calificación: **** ​
“Inconvivencia”. Miniserie. Jueves a las 23.30 por Telefe y completa en Flow. Con Laurita Fernández, Tomás Fonzi y elenco. Dirección: Mariano Hueter.

Galería de imágenes

Alejandro Ullúa

Alejandro Ullúa

Periodista crítico de televisión.

Comentarios

Video

Efemérides, por Radio Perfil

Las principales fechas de la mano de la producción de Radio Perfil.

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario