Martes 6 de diciembre, 2022

TELEVISIóN | 19-10-2022 17:39

“La puta ama”: a mitad de camino

Talk show. Conducción: Florencia Peña. Lunes a viernes de 22:10 a 23:30 hs. por América TV.

★★★ En mayo pasado, cuando la actriz y conductora Florencia Peña estrenó su programa “La puta ama” por América, su nombre se convirtió inmediatamente en Trending Topic de Twitter. Habían pasado pocos minutos de comenzada la primera emisión y la inusual cantidad de tuits, absolutamente críticos hacia ella y el envío, inundaron esa red. Ya se sabe, las redes sociales parecen gobernar el mundo. Quizás suene exagerado, pero es cierto que cualquier noticia, hecho, gesto o imagen susceptible de interés, en esos florecientes medios, se amplifica a niveles impensados.

El comentario viene a cuento porque, en aquel inicio, el humor giró en torno al hecho de que el título ostente la palabra “puta” y Peña agradeció al canal de aire “la libertad de dejarnos jugar” y, agregó, “la transgresión siempre está afuera de la tele y ahora, la estamos haciendo adentro”. En esto, se exageraba un poco ya que, en conjunto, lo que se veía, distaba mucho de cumplir con lo prometido. Aunque estaba muy bien acompañada por un sólido equipo del que ahora sólo sobreviven los eficaces Diego Ramos y Dan Breitman, aquel endeble número musical de apertura, en el que se advertía a los televidentes que el programa tendría “humor y sexo”, le siguió una sucesión de sketches de dudosa eficacia.

Tal vez vale la pena recordar que la televisión argentina vio admirables ejemplos de mordaz hilaridad en inolvidables intérpretes como Antonio Gasalla, Juana Molina, Alejandro Urdapilleta o Diego Capusotto. Sin olvidar que Karina Mazzocco fue la primera que usó la TV local para romper tabúes sexuales en la conducción del recordado ciclo “De a dos”.

A Florencia, los usuarios, panelistas y agoreros varios, le auguraron un pronto final, pero lo concreto es que ya cumplió cien emisiones. De todos modos, ahora realizado en vivo, continua a mitad de camino: no termina de navegar a fondo entre las aguas de la trasgresión y el abordaje de una temática más femenina sin medias tinas. Incluso reflota esquemas perimidos cuando el monólogo inicial la obliga a comentar noticias de la farándula o cuando come pocholo mirando fragmentos audiovisuales.

Lo mejor son sus charlas con los circunstanciales invitados, donde aflora su bienvenida y espontánea curiosidad, a pesar del tedioso pin pong de preguntas. En las últimas emisiones, por ejemplo, su encuentro con Luciano Cáceres no sólo generó momentos muy graciosos sino también emotivos al recordar a su madre fallecida.

Según afirman, no continuaría el año que viene, empero no debería ser obstáculo para aguzar el ingenio e intentar nuevos senderos. Veremos.

Galería de imágenes

En esta Nota

Alejandro Ullúa

Alejandro Ullúa

Periodista crítico de televisión.

Comentarios