TELEVISIóN | 07-02-2022 15:10

Tumultuosas fronteras latinoamericanas

“¡Alto! Frontera”. Docu-reality. Conducción: Julio Bracho. Los miércoles, a las 21 horas, por A&E.

**** (Cuatro estrellas)

A diferencia de las plataformas on demand, muchos canales de cable permiten al televidente acceder a otro tipo de material, no necesariamente ficcional. Entre ellos están los dedicados al docu-reality, un género que combina las formas estilísticas del documental con un acercamiento extremo a la temática presentada. Es así que el siempre atrayente A&E estrenó la nueva temporada del logrado “¡Alto! Frontera”, que brinda un acceso exclusivo a los puntos fronterizos con mayor circulación de personas y cargas de América Latina.

La idea es evidenciar el trabajo que realizan diariamente las autoridades, para detectar a personas y a peligrosas organizaciones criminales que buscan realizar todo tipo de tráfico ilícito, ya sea por cielo, mar o tierra.

Conviene recordar que cada frontera de Latinoamérica resulta un tentador desafío para aquellos que intentan quebrar los límites de la legalidad. Las cámaras recorren los puntos limítrofes más turbulentos en Brasil, México, Colombia, Chile, Bolivia y Perú, para documentar los originales métodos de contrabando. Para las fuerzas del orden, el objetivo principal es prevenir el movimiento oculto de drogas, bienes prohibidosdivisas no declaradas que generan pérdidas millonarias y potenciales peligros sanitarios.

Desde experimentados delincuentes, hasta pequeños comerciantes que ven una oportunidad para generar algún ingreso, los agentes deben actuar con eficacia para detenerlos y evitar que logren su cometido.

En esta segunda entrega, el reconocido actor y conductor mexicano Julio Bracho presenta cada uno de los doce episodios. Producidos durante la pandemia, exudan adrenalina, sorpresa y un acceso de primera mano a los diferentes operativos que van desde delitos menores hasta circulación de grandes cantidades de estupefacientes y
armas.

Por ejemplo, en el comercio aéreo, por donde se transportan miles de toneladas de carga, se observan las sofisticadas técnicas policiales para frustrar las tácticas ilegales cada vez más ingeniosas de ocultamiento de alcaloides y el uso de documentación falsificada. Los pasajeros arriesgan hasta sus propias vidas para cumplir con estos envíos.

Durante el primer capítulo, se pudo observar cómo una carga de cocaína abandonada en el aeropuerto de Lima desató un operativo para hallar al responsable antes que tome su vuelo. A su vez, en Tijuana, una persecución terminó con el hallazgo de sustancias prohibidas para la venta. Mientras un contrabandista fue detenido en Brasil,
y en Colombia un joven que ingirió cápsulas debió ser trasladado a un hospital.

Galería de imágenes

En esta Nota

Alejandro Ullúa

Alejandro Ullúa

Periodista crítico de televisión.

Comentarios