Personajes / 16 de junio de 2016

Julia Navarro: “Elegí ser periodista por descarte”

Autora de best sellers, presentó la novela “Historia de un canalla”. Feminista, amante de la vida sana y la cultura fuera de agenda.

Julia Navarro tiene el estilo de una señora distinguida. Es sobria, viste bien, usa poco maquillaje y lleva el pelo arreglado y en el largo apropiado. Habla pausado, en tono bajo y transmite cierta tranquilidad. Pero detrás de esa máscara hay una mujer aguerrida y de convicciones firmes que supo estar en la primera línea de batalla, primero con el periodismo político, que ejerció durante cuatro décadas, luego como escritora de novelas exitosísimas, que le depararon lectores alrededor del mundo.
Nacida en Madrid, donde reside, estuvo en Buenos Aires para presentar su sexta novela, “Historia de un canalla”, un retrato impiadoso de las empresas de comunicación, la política y los centros de poder, donde la ambición, la codicia y la falta de escrúpulos parecen moneda corriente.  Vendió cinco millones de ejemplares con sus novelas anteriores y fue traducida a treinta idiomas.
Feminista a ultranza, Navarro está casada con el periodista Fermín Bocos, es madre de Alex (22) y tiene como filosofía de vida el yoga kundalini y la comida vegetariana. También tiene los pies sobre la tierra. Sabe que la buena fortuna que la acompaña hace años es veleidosa y quizás no dure para siempre.
Noticias: Usted quería ser bailarina, tomó clases hasta los 17 años y soñaba con bailar en Covent Garden, pero sus padres no le permitieron continuar. ¿Fue una frustración?
Julia Navarro: Mi madre consideraba que el ballet estaba bien como afición, pero no para que me ganara la vida. Me convencieron. Habría sido un sueño convertirme en bailarina, pero no fue una frustración. Siempre miro adelante y voy cerrando puertas. No cabe lamentarse por lo que podría haber sido. Ya está, elegí otro camino.
Noticias: El periodismo.
Navarro: Sí, ha sido una pasión. Me ha dado oportunidades de ver cosas, conocer gente y vivir situaciones que de otra manera no hubiese sido posible. He aprendido mucho y he crecido como persona ejerciéndolo.
Noticias: ¿Por qué quiso ser periodista?
Navarro: Un poco por descarte. Además del ballet, me encantaban la física y química. Pensé en estudiar física, pero siempre me saqué notas justas y no tenía talento para eso. Por otro lado, me gustaba escribir y sacaba buenas notas; mi profesora de literatura me animó a seguir ese camino. Así llegué al periodismo.
Noticias: Ejerció durante casi cuarenta años. ¿Por qué lo dejó?
Navarro: Tuve mucha suerte desde mi primera novela, “La Hermandad de la Sábana Santa” (2004), se tradujo a 30 idiomas y conseguí muchísimos lectores. Fue algo que ni en mis mejores sueños hubiese imaginado.
En una época intenté compaginar el periodismo con la escritura, pero vinieron la segunda y tercera novela sucedió lo mismo. Entonces tuve que elegir. El periodismo es muy absorbente, tienes que estar las veinticuatro horas y la vida, la salud y las horas no me daban para tanto.
Noticias: Sin embargo, se considera una periodista que escribe novelas.
Navarro: No puedo dejar de ver y analizar. Escribo algunas columnas de opinión, pero eso no es periodismo. El periodismo es estar donde suceden las cosas. Y a mí me gustaba estar en primera línea de batalla.
Noticias: ¿Qué le parece el periodismo actual?
Navarro: No sabemos qué va a pasar, si el papel sobrevivirá, si será todo digital. Los periodistas nos convertimos en hombres orquesta a raíz de los cambios tecnológicos. No creo en el periodismo ciudadano ni que cualquiera pueda ser periodista. Se necesita un profesional con una mirada ascética para contar lo que sucede. Sin periodismo libre no hay democracia. Y no se puede sustituir el periodismo libre, hecho por periodistas, por el periodismo ciudadano.
Noticias: No tendrá una buena opinión del periodismo militante.
Navarro: No, está contaminado. El periodismo de partido impide tener esa visión crítica de la que no debemos desprendernos nunca. Cuanto más lejos estemos del poder, mejor.
Noticias: En “Historia de un canalla” retrata el lado oscuro de la comunicación y el accionar de las grandes agencias.
Navarro: Las grandes agencias de comunicación son el nuevo poder del siglo XXI. Las contratan las grandes compañías, las multinacionales y los gobiernos para influir en la opinión pública y llevarla en una dirección, que, a veces, no tiene nada que ver con el bien de la sociedad.
Noticias: El protagonista de su novela dice: “Soy un escorpión. Sólo un estúpido se fiaría de mí”. ¿Por qué quiso escribir sobre un canalla semejante?
Navarro: Thomas Spencer puede ser cualquiera. Me sorprende el efecto que causa en los lectores. Es un personaje que no tiene la máscara que tenemos todos. ¿Qué pensaríamos si pudiésemos ver que hay detrás de la mirada de la gente que nos rodea? En muchos casos nos llevaríamos un susto. Spencer es egoísta y no empatiza con los demás. Está lleno de gente así. Sólo que no van diciendo: “Oiga, soy un canalla”, y mi personaje lo dice desde el minuto uno. También dice que no se arrepiente de nada. Lo mismo que dice tanta gente que tenemos por buenísima. Además, la novela está escrita en primera persona y eso produce un impacto muy fuerte.
Noticias: ¿Cómo elige los temas para sus libros?
Navarro: Ellos me eligen. En todos mis libros hay algo que me preocupa. Cuento una historia que pretende ser un retrato de la sociedad. “La Biblia de barro” fue en contra de la guerra de Irak; “La sangre de los inocentes”, en contra del fanatismo religioso; “Dime quién soy” y “Dispara, yo ya estoy muerto” fueron una reflexión de las atrocidades del siglo XX.
Noticias: ¿Cómo es su proceso de escritura? ¿Tiene rituales?
Navarro: Escribir exige disciplina. Primero tengo una idea, luego pienso qué quiero contar, investigo y percibo los personajes. Cuando tengo claro cómo empieza y termina la novela –me puede llevar dos a cinco meses– me siento delante del ordenador. Escribo todos los días y, si no estoy de viaje o haciendo promoción, trabajo ocho horas en mi estudio. Siempre de día y, a veces, pongo música clásica. Normalmente Mozart, Boccherini, Brahms.
Noticias: ¿Sigue practicando yoga?
Navarro: Sí, yoga kundalini, procuro practicar todos los días, sobre todo la meditación. Además camino diariamente seis kilómetros y soy vegetariana hace años.
Noticias: ¿Cocina?
Navarro: No he cocinado en mi vida. No me ha interesado nunca.
Noticias: ¿Es cierto que su marido es su primer lector?
Navarro: Mi marido es profesor de estructura del lenguaje en la universidad y periodista. Nadie lee nada hasta que no he terminado y corregido la novela. Entonces mi primer lector es él, no me perdona nada. Pero también es mi principal apoyo.
Noticias: ¿Y su hijo?
Navarro: Alex estudia derecho y es la única persona en el mundo que, desde pequeño, lee por encima de mi hombro. Quizás viene a saludarme, me pregunta qué estoy escribiendo, mira algo y se va, pero no lee el libro hasta que está publicado.
Noticias: Le va muy bien profesionalmente. ¿Se considera una persona exitosa?
Navarro: He tenido la inmensa suerte de contar con el apoyo de los lectores y estoy agradecida. Pero también tengo los pies sobre la tierra. Sé que la suerte te puede acompañar hoy y se te puede volver en contra mañana. Nadie tiene garantizado el éxito nunca.
Noticias: ¿Cómo ve la situación política en España teniendo en cuenta que no se pudo formar gobierno y tienen que votar de nuevo el 26 de junio?
Navarro: No comparto el tinte dramático que algunos le dan a la repetición de las elecciones. Votar me encanta, me parece estupendo. Podemos y Ciudadanos no son un fenómeno pasajero, han llegado para quedarse. Pero no sé cómo vamos a votar ni cuánto influirá el comportamiento que han tenido los partidos luego de la primera elección. Cualquier cosa puede dar un vuelco en la opinión pública.
Noticias: Usted ha dicho que los políticos españoles no tienen en cuenta la cultura.
Navarro: La cultura no ha estado nunca en la agenda de los políticos españoles y es absolutamente vergonzoso. Les encanta hacerse fotos con la gente conocida, pero nada más. La cultura es la gran abandonada de la política española.
Noticias: ¿Cuál es su visión de la política argentina y del gobierno de Macri?
Navarro: Desde afuera se ve que están empezando un tiempo nuevo, pero no estoy muy segura cuál es la ideología de Macri. Los cánones políticos argentinos son muy distintos de los europeos y me cuesta mucho entender si un presidente es liberal, de centro izquierda o de centro derecha. Siempre me produce un enorme desconcierto la política argentina.
Noticias: ¿Las categorías derecha e izquierda tienen validez en el mundo actual?
Navarro: Absolutamente. En un mundo tan desigual, donde millones de personas no tienen lo mínimo para subsistir, todavía hay recetas de derechas y de izquierdas para dar respuestas a esos problemas. Y no son lo mismo, hay enormes diferencias. Por lo menos en Europa eso lo tenemos claro.
Noticias: ¿Sigue siendo feminista?
Navarro: Soy absolutamente feminista por tantísimas razones. Por los millones de niñas que no tienen acceso a la educación por ser niñas. Por las mujeres mutiladas genitalmente. Por las mujeres cuya dignidad depende de las telas con las que se cubren, sin que se les vea la cara. Por las mujeres que cobran por igual trabajo menos que un hombre. Por las mujeres torturadas y por los hombres que creen que las mujeres les pertenecen. Mientras eso exista, voy a seguir siendo una militante feminista y voy a seguir en primera línea de batalla luchando por la igualdad.

 

Cecilia Escola

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *