Personajes / 26 de julio de 2016

Ivanna Rossi: “Tengo 32 años de carrera y todavía voy a audiciones”

Figura de comedias musicales, protagoniza “La Celia” en el Maipo. Debut precoz en “Festilindo”, audiciones y altibajos económicos.

A los cuatro años, Ivanna Rossi ya tenía clara su vocación y nunca torció su rumbo. Hizo todo para convertirse en artista y lo logró.

Cantante, bailarina y actriz encontró en la comedia musical la horma de su zapato, aunque también participó en programas de televisión y condujo un infantil.

En su haber de musicales figuran “Los miserables”, “Peter Pan”, “Mina, che cosa sei” (donde interpretó a Mina Mazzini), “Ella” (tributo a Raffaella Carrá), “El mago de Oz”, “Boccato di cardinale” (donde fue Rita Pavone) y “Forever Young”, entre tantos otros.

Ahora protagoniza “La Celia” en el teatro Maipo. Otro hito en su carrera que le valió excelentes críticas, premios (ACE, Hugo y Florencio Sánchez, además de los que obtuvo la obra) y un gran recibimiento de los españoles. Interpreta a Celia Gámez (1905-1992), la actriz y cantante argentina que fue estrella en España durante décadas y también tuvo éxito en Buenos Aires.

Simpática, sencilla, apasionada por su profesión, y muy sincera al contar su realidad y los altibajos del trabajo, Rossi se define como una “laburante” y una peleadora nata. Alguien que la sigue peleando a pesar de sus 32 años de carrera y de los reconocimientos logrados.

Noticias: A los cuatro años volvió loca a su madre para que la llevara a “Festilindo”, el programa de televisión de la canción infantil. ¿Vocación precoz?

Ivanna Rossi: Cuesta creerlo, pero fue así. Me gustaba mucho la música y bailar. Me paraba arriba de la mesa de la cocina y cantaba las canciones de las publicidades, de las novelas. Siempre fui muy chispita y simpática. Veía la publicidad de “Festilindo” y decía: “Mamá, quiero ir ahí”. Además, pedía siempre que me llevaran a ver la comedia musical “Annie”. La vi diez veces, me sabía todas las canciones.

Noticias: Finalmente entró a “Festilindo” y estuvo diez años.

Rossi: Sí, del ’83 al ’93. Fue enseñanza pura, juegos y felicidad para mí. Irme de gira el fin de semana era lo mejor que me podía pasar.

Noticias: Parece que nunca tuvo dudas sobre su destino artístico.

Rossi: Nunca pensé en hacer otra cosa. Entré en el Conservatorio Manuel de Falla para estudiar música, pero no pude terminar el primer año porque me salió un programa de televisión. Después me perfeccioné con clases de canto, danza jazz, contemporáneo y tango y me afiancé también en la interpretación, aunque no estudié teatro. Siempre tuve las ganas y la ductilidad. Y en esta carrera no se termina de aprender nunca.

Noticias: ¿Qué implica ser actriz de comedia musical?

Rossi: Tenés que ser completa y hacer todo perfecto. Cantar, bailar e interpretar. No es un género fácil. En “La Celia” cuento la vida personal de Celia Gámez y, además, interpreto las canciones con diferentes personajes que ella hizo. Hago revista, zarzuela, chotis, paso doble.

Noticias: ¿Qué le interesó de Celia Gámez?

Rossi: Primero fue muy gratificante que Lino Patalano haya pensado en mí para protagonizar esta obra. No pasa todos los días. No la conocía a Celia y descubrí una mujer precursora, avasallante, independiente. Logró que las mujeres fueran al teatro en épocas muy difíciles, como la de Franco y la posguerra. Me gustó la idea de darle vida a un personaje real. Fue un desafío, pero me gusta mandarme y no me equivoqué.

Noticias: Tuvo excelentes críticas y varios premios. Además, fue muy bien recibida en España.

Rossi: Me permitió revalorizarme como actriz. No vengo del palo de la actuación y lo más difícil fue lograr la esencia de Celia sin hacer una copia de ella. Tuve que leer, leer, leer y estudiarlo como un cuento. Sumado lo que me contaron, un poquito de Google, los videos y escucharla a ella. Lo que no estudié en la secundaria, lo estudié con “La Celia”. Luego pararme frente al público y captar su atención. Tenía mucho miedo, pero me entregué.

Noticias: ¿Cómo fue la experiencia en España?

Rossi: Fue una gran sorpresa enterarme que Celia, siendo argentina, significó tanto en España. Estuve con gente que trabajó con ella o la conoció personalmente y la considera una maestra. Mis pelos los tocó su mismo peluquero, me contó millones de anécdotas y en la peluquería vi sus fotos. Fui muy bien recibida y me agradecieron que por fin alguien le hiciera un homenaje. Trabajamos con entradas agotadas en el Teatro del Canal de Madrid y tuvimos que agregar la doble de los sábados. En el segundo viaje, este año, estuvimos en Bilbao, Madrid, Valencia y Barcelona y también fue maravilloso.

Noticias: ¿Fue difícil su camino profesional?

Rossi: El camino es muy difícil. Esta carrera tiene muchos altibajos. Hoy tengo trabajo y mañana no sé. Por eso valoro tanto cuando me convocan para un proyecto. Siempre luché y peleé por todo. “La Celia” termina a fin de mes y hasta ahora no tengo nada. Ojalá se pueda seguir un poquito más o se pueda volver a España. Ya les dije a los compañeros que si saben de algo me avisen. Por ahí me sale un show o una fiesta –hace diez años que estoy en un grupo de fiestas– o dar clases. Trabajo de esto y no sé hacer otra cosa.

Noticias: ¿Qué clase de mujer diría que es?

Rossi: Muy camaleónica y activa. Qué sé yo, soy normal.

Noticias: ¿Qué significa ser normal?

Rossi: Tener un poco de locura también. Esta carrera es un riesgo y un remo todo el tiempo. Es estar viva y aprender, aprender. Con “La Celia” estudié baile español, castañuelas y zapateo, y hubo un año entero que hice trapecio. También tengo mi lado de tristeza. Ahora termina la obra y es un duelo muy fuerte y no sé qué vendrá. Por suerte, están los amigos, mi familia, mi pareja y mi hijo.

Noticias: ¿No le interesa la autogestión?

Rossi: Sí, hay muchas cosas en un cajón. Tengo dónde estirar la mano y sé que alguien va a haber. Pero cuando empiezo a hacerlo me sale otra cosa. Y siempre por el dinero, por trabajar en algo que me de placer pero también me reditúe, esos proyectos personales quedan encajonados. Disfruto mi profesión y la cuido enormemente. Y me encanta también ayudar a gente que está empezando o que lo necesita. A mí me dieron muchas manos y creo que todos deberíamos ayudarnos.

Noticias: ¿Quiénes la ayudaron y quiénes son sus referentes?

Rossi: Personas que fui conociendo, amigos de esta carrera. No sé si tengo referentes, hay gente que admiro. Amelita Baltar siempre me da satisfacciones y me apoya mucho. Fanny Mandelbaum me tira la mejor onda. Colegas como Elena Roger, que es una gran amiga y otra luchadora también.

Noticias: ¿Cuánto hay de suerte y cuánto de trabajo en su caso?

Rossi: Agradezco todas las noches estar arriba de un escenario. Pero sin mi trabajo no hubiese llegado allí. Todo lo que tengo fue con mucho esfuerzo. Estoy pendiente, pido que me avisen si hay audiciones.

Noticias: ¿Va a las audiciones como si recién empezara?

Rossi: Obvio. No tiene nada que ver que tenga 32 años de carrera si un director quiere probarme para un papel. Así como lo puedo hacer yo, lo pueden hacer veinte y él está en todo su derecho de ver quién da mejor para lo que está buscando.

Noticias: Y no se le caen los anillos por hacerlo.

Rossi: Jamás. Esta carrera es así. El curriculum sirve, pero a la hora de audicionar hay que poner el cuerpo. Es lo que aprendí.

Noticias: ¿Qué le gustaría hacer profesionalmente?

Rossi: Volver a conducir un programa para chicos o hacer un tira. También incursionar en el cine, nunca lo hice. Ojalá alguien se le ocurriera hacer la película de Celia Gámez. Su historia es tan rica, tan rica.

Noticias: ¿Cómo es su mundo afectivo?

Rossi: Mi pareja se llama Sebastián Codega y es cantante, actor y bailarín. Nos conocimos haciendo “Smoke”, music-hall con Aníbal Pachano, en una gira por Uruguay. Hace once años que estamos juntos.

Noticias: ¿Cómo fueron estos once años?

Rossi: Ufff… idas y venidas, separaciones, peleas, hasta que sentamos cabeza y pudimos comprarnos la casa, que todavía estamos pagando con un crédito y gracias a la familia que nos ayudó. Los dos tenemos una familia muy linda y muy presente. Y hace tres años llegó nuestro hijo Renato, nuestro amor, lo mejor que nos podía pasar.

Noticias: ¿Qué implica compartir la misma profesión siendo pareja?

Rossi: Es fácil porque los dos entendemos el mismo idioma y sabemos de qué se trata. Pero el problema está cuando uno tiene trabajo y el otro no o cuando los dos no tenemos. Somos muy laburantes y tenemos cositas muy valiosas. Nuestra casita, nuestros perros, la familia, nuestros amigos. Hay cosas que no tienen valor para mí. También tenemos altibajos y yo, que tengo un carácter a veces repodrido. Me enojo más fácilmente que él.

Noticias: ¿Qué la enoja?

Rossi: Me enoja no tener trabajo y que la gente no tenga plata para ir al teatro. No poder salir a comer afuera porque no puedo pagar una cena. Me enojan un montón de cosas de la economía de una artista como yo, que la lucha y la lucha. Tengo cuentas que pagar y estoy contando el dinero. Es una realidad y no me da vergüenza decirlo. Ojalá las cosas mejoren. Dicen que hay que esperar. Soy sumamente apolítica, pero al no tener trabajo fijo hoy me duele y siento los aumentos de luz, de gas. Pero, bueno, yo también elegí vivir de esta manera. Y esta carrera es un remo continuo.

 

Cecilia Escola

Fotos: Juan Ferrari.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *