Las + leídas, Sociedad / 7 de septiembre de 2017

“Kinucha” Mitre señala a su familia por el asesinato de su hermano

Después de 11 años dice que el móvil del crimen de su hermano Luis fue familiar. Intrigas y avidez económica.

Por

Ágil, hiperactiva y locuaz a los 83 años, María Elena “Kinucha” Mitre disfruta de transgredir: su padre no la dejó ser bailarina pero se convirtió en productora de cine y teatro; se siente más cómoda entre artistas del under que en un té de las cinco y no le cierra el corset de la formalidad.

Tataranieta del general y ex presidente Bartolomé Mitre, es la mayor de cuatro hermanos crecidos en el círculo cerrado de la aristocracia porteña. Con la marca del prócer estampada en el DNI y el diario La Nación como legado natural. Hasta que las derivaciones del crimen de Luis Emilio, el menor, dinamitaron esa imagen bucólica de familia tradicional que discurre entre estancias, viajes a Europa y agitada agenda social.

Tras más de una década de silencio, sorprendió que estrenara hace unos meses una comedia musical en el Maipo Kabaret dedicada a la memoria de Luis. El programa incluye una carta a su hermano en la que menciona los “largos años buscando justicia sin conseguirlo”.
Conocí a Kinucha la noche en que fui a ver la obra. Se sentó a mi lado y al rato de que nos hubieran presentado se me arrimó al oído para decirme: “Lo de mi hermano no fueun crimen gay”. Algo la impulsaba a hablar, pero costó unas semanas convencerla. La última prueba fue almorzar con su (tercer y actual) marido, Alberto Díaz Navarro, para que él diera el veredicto final.

Unos días más tarde me abría las puertas de su casa, un noveno piso de Libertador al 2500 repleto de arte, orquídeas y Mitres. El prócer está por todos lados: en retratos antiguos, modernos, bustos, estatuitas. También impacta en el living una pintura enorme de Macció y, en el comedor de sillas atigradas Dolce & Gabbana, un gato de Nicolás García Uriburu colgado al revés revela el eclecticismo de su dueña. Dos perritas que se quedaron sin peluquero a domicilio (“porque ahora atiende al perro de Macri”, me cuenta ella) patinan al querer correr por el piso lustroso. Kinucha viste y se mueve -en tacos altos- de una forma sorprendentemente jovial.

El encuentro de más de tres horas derivó en una charla íntima y descarnada en la que Kinucha revela, por primera vez, una trama de secretos, sospechas mutuas y avidez económica que destruyó la relación con sus hermanos Bartolomé (77 ), actual director de La Nación; y María Elisa (73), psicoanalista.

Noticias: ¿Por qué decidió ahora traer el recuerdo de su hermano con una obra de teatro?
Kinucha Mitre: Lo quise homenajear. Y reclamar justicia. Son años y años yendo al juzgado, con tres cambios de juez. Yo arranqué con dos abogados y mi hermana María Elisa con el suyo, pero en el camino empezó a decir que tenía miedo de que les pasara algo a sus hijos. Ahora sigo yo sola. Ya sé más de derecho que un abogado. Pero este juez no me quiere recibir…

Noticias: ¿Por qué?
Mitre: No sé. Me manda a decir que “al final, al final”. ¿Al final de qué? ¿Cuando me muera? Yo creo que a este juez no le importa nada.

Noticias: ¿Y su otro hermano, Bartolomé, no fue querellante?
Mitre: No. Mi hermano no se trataba con Luis Emilio. Hasta el día de hoy dice cosas horribles.

Noticias: Este año su mujer Nequi Galotti lo entrevistó por televisión y cuando una panelista le preguntó por el crimen, lo único que dijo fue que su hermano era homosexual y que…
Mitre: (Interrumpe) ¡Qué vergüenza ajena! Dijo que era raro; que salía con gente rara. Cuando vi eso dije ¡Qué falta de respeto, qué espanto! Nunca debió ser el director de La Nación. Yo creo que estaba deseando que se muera mi padre. Lo debió suceder Luis. Era brillante. Él jugaba al hippie; se ponía un pañuelo colorado en la rodilla, andaba con boina, con sacos tipo marinero. Pero lo hacía a propósito, como un desafío. Era culto, muy inteligente. Me llamaba a la noche y comentábamos partidos de tenis mientras los mirábamos por tevé. Unos tres meses antes de que lo maten me dijo: “Por favor, yo quiero que me entierren con vos. Porque él sabía que yo tengo en el cementerio tres lugares. Abajo de todo está mi niñera de toda la vida. Yo pensaba que después iba a ir yo y finalmente él, pero fue al revés.

Noticias: Me llama la atención lo que cuenta porque en el momento del crimen trascendió que con quien Luis tenía relación más directa de la familia era con su hermana María Elisa…
Mitre: Con ella tenía una relación más de dinero. Yo tenía una relación solamente afectuosa. Hablábamos del amor, de música, me contaba de sus novios.

Noticias: ¿Lo de la relación por dinero lo dice porque Luis y María Elisa vendieron en 1995 acciones de La Nación a la familia Saguier, lo que determinó el desplazamiento de Bartolomé en el manejo del diario?
Mitre: Claro, pero además era una relación distinta, no se cómo te puedo explicar…

Noticias: ¿Hablaron con usted de la decisión estratégica de vender acciones?
Mitre: ¿Eh?…No… (Piensa) ¿Querés que te diga la verdad? Todo empezó con esa historia de que ellos vendieron. Después yo estaba hasta acá (se toca el cuello), entonces dije: bueno, ya está, los otros ya tienen la manija…

Noticias: ¿Qué quiere decir con “hasta acá”?
Mitre: Que estaba mal económicamente.

Noticias: ¿Cree que Luis vendió acciones por necesidad económica o hubo un componente de revancha con su hermano, con quien siempre se llevó mal?
Mitre: Un poco pudo haber sido por eso pero, mirá, para mis tres hermanos el signo pesos siempre fue lo primero. Yo soy la única que nada que ver…

Noticias: Cuando su figura se hizo pública, tras el crimen, a Luis Emilio se lo presentaba como un bohemio…
Mitre: Pero a Luis también le interesaba mucho la plata.

Noticias: Por su estilo de vida no parecía ambicioso.
Mitre: No era ambicioso porque tenía una vida súper humilde. No sabés lo que era su departamento. Entrabas y no lo podías creer. Pero tenía su codito.

Noticias: Debía tener otros recursos que le evitaran vender acciones, ¿no?
Mitre: ¡Si estaba lleno de plata!

Noticias: ¿Entonces?
Mitre: Es que siempre fueron así. Cuando se murió papá nos pusimos a sacar pajitas para ver qué le tocaba a cada uno. Toda la vida, cuando iba al campo de Arrecifes papá me decía que iba a ser para mí. San Luis del Río se llama. Un campo divino que había comprado mi abuelo.

Noticias: ¿Repartieron la herencia sacando pajitas?
Mitre: Sí, así fue. Y ese campo le tocó a Luis. Yo pensé que me lo iba a cambiar. Pero no hubo caso. Para colmo, les pedí a mis hijas que son restauradoras que hicieran un lindo cartel con el nombre de la estancia para que ponga en la tranquera. Y cuando iba a regalárselo me entero que ya lo había vendido. Casi me muero. ¡A los Abal Medina! Yo oí ese nombre y casi me da un infarto. ¡Si papá supiera ¡Toda esa gente ahí! Mirá que yo no lloro ni que me partas un hueso, pero lloré por años y estuvimos distanciados.

Juego de tronos

La dinámica familiar de alianzas transitorias y rotativas encontró a Kinucha y Bartolomé en un buen momento, celebrando con sus familias la llegada del 2006 en el campo. Cuando el 2 de enero acababa de volver a su casa de la capital, un llamado telefónico la enteró de la terrible noticia. “Mi hermana me hizo llamar por su secretario -recuerda. Me dijo: ‘Hola señora, quiero avisarle que mataron a su hermano’. Así me lo dijo. ”

Noticias: Los tres hermanos se reunieron en el departamento de la calle Posadas y fue extraño que pasaran como cinco horas junto al cadáver, antes de llamar a la policía. Inclusive su hija, Paula Lamarca, declaró ante la justicia que hay un gran hermetismo sobre lo que conversaron en ese tiempo…
Mitre: Yo era un ente. Lo único que me acuerdo es que vino el marido de mi hermana y empezó a decir que no había que llamar a la policía y yo dije: ¿Pero cómo? Es lo primero que hay que hacer. Fue todo caótico. Mi hermano Bartolomé se rompió la nariz contra un vidrio. Era una cosa muy conmocionante.

¿Aviso fallido?

No lo supo sino hasta varios días después de que encontraran el cadáver. Pero 48 horas antes de su muerte y de disponerse a celebrar la llegada del año nuevo aislado del resto de la familia, Luis intentó hablar con Kinucha en circunstancias extrañas: “Se apareció a la medianoche en la entrada de mi edificio en un estado calamitoso. Asustado, golpeado, no sé. Tan mal lo vieron que los guardias no lo dejaron entrar. Ni me avisaron. Recién me lo contaron cuando apareció muerto. Yo creo que esa noche me hubiera contado algo…”

Noticias: ¿Qué fue lo primero que pensó cuando lo encontraron muerto?
Mitre: Estuve segura de que no era un crimen gay. Pensé rápidamente que era por una cuestión de dinero pero no un robo. Fijate que no robaron nada.

Noticias: Se llevaron unas condecoraciones históricas de la familia, ¿no?
Mitre: Bueno, pero eso fue como un mensaje mafioso. Era un cuadro que heredó Luis de mi mamá. Rompieron el vidrio y se llevaron las condecoraciones de papá. Pero no se llevaron plata.

Noticias: ¿Encontraron también tirado en el inodoro un árbol genealógico que estaba colgado en el baño?
Mitre: Ah no lo sé. Por suerte no lo vi.

Noticias: ¿Por qué cree hoy usted que mataron a su hermano?
Mitre: Por nada que tenga que ver con el tema homosexual y esas cosas que quisieron hacer creer para tapar. Yo te voy a decir algo (se detiene, duda). Para mí fue por algo familiar.

Noticias: ¿Y cómo vincula esta idea de un crimen mafioso con su hipótesis del móvil familiar? ¿Qué tipo de mafia se imagina?
Mitre: Yo creo que todos pensamos cosas diferentes. No sé qué piensa Bartolito…

Noticias: En las pocas declaraciones que hizo vinculó el crimen al entorno gay.
Mitre: Bueno, está loco.

Noticias: ¿Ni si hermana ni usted creen en eso?
Mitre: No. Pero ahora estamos distanciadas porque me mandó a decir por un abogado que no quiere ser más mi amiga (se ríe).

Noticias: ¿Por qué?
Mitre: Después de algunos pequeños roces. Yo le mandé decir que no era su amiga, que era su hermana. Además, esa manía que tiene de mandarte a decir cosas por otras personas… Es un infantilismo, un disparate.

Noticias: Según consta en el expediente, su hija Paula Lamarca declaró que “su primo Félix Rodríguez Larreta (hijo de María Elisa) tenía la hipótesis de que Bartolito era el asesino”. Y que empezó a sospechar que se trataba de un asesinato intrafamiliar cuando una tía pidió que dieran una única versión sobre el crimen…
Mitre: Con todas sus cosas, yo no creo que Bartolito sea capaz de algo así. Para mandar a matar hay que ser, primero, muy inteligente, no cualquiera.

Noticias: Usted habla de móvil familiar. Pero ya están afuera usted y su hermano Bartolomé…
Mitre: No, yo…no puedo. No te puedo decir. Porque además es una hipótesis.

Noticias: ¿Pero cuál es esa hipótesis?
Mitre: (duda, quiere hablar pero se detiene). Yo todo el tiempo le mandaba a decir al juez a través de mi abogada que llamen a Bartolito, a María Elisa, que empiecen a llamar a la familia a declarar. Entonces él me mandó decir: “Bueno, para empezar, si la señora Mitre quiere hablar, será con la cámara Gesell. ¿Cámara Gesell a mí? Yo creo que le han puesto plata en la mano, algo pasa, no puede ser.

Noticias: ¿No va a decirme cuál es su sospecha?
Mitre: Bueno…la parte de la familia con la que Luis tenía sus cosas de plata.

Noticias: Antes me dijo que el vínculo de Luis con su hermana María Elisa era básicamente por negocios…
Mitre: No pienso exactamente en mi hermana. En su entorno. Eso es lo que yo creo. Es tremendo. Yo no tendría que estar hablando de la familia porque hay personajes medio… ¿Viste que los que tienen mucha plata siempre quieren más? La gente está convencida de que nadie con plata va a robar y es mentira.

Noticias: Veo que los conflictos con sus hermanos estuvieron siempre atravesados por el dinero…
Mitre: Muy triste todo. En un momento Bartolito había sacado plata del diario sin avisar para comprarse una casa y mis otros hermanos le querían hacer un juicio y meterlo preso. Una cosa de locos. Me tuve que poner de su lado para protegerlo del horror. Vos no podés mandar preso a un hermano, ni decirlo. Después hicimos una sociedad con él, pero resultó un desastre…

Noticias: ¿Usted y Bartolomé?
Mitre: Si, KMB se llama. Por nuestras iniciales: Kinucha, Mitre y Bartolomé.

Noticias: ¿Y qué hacían?
Mitre: Yo no hacía nada.

Noticias: ¿Cuál era la finalidad de la sociedad? ¿Negocios financieros?
Mitre: No sé. Yo estaba en el limbo. ¿Viste cuando no te interesa la plata? ¡Qué desastre que es! Me abrí hace bastantes años y ahora quiero que le saquen la letra K a la sociedad. Le mandé decir a mi hermano por el abogado que se invente otra letra.

Noticias: ¿Esa sociedad tuvo que ver con esa enemistad con Bartolomé?
Mitre: Si. Pensar que por defenderlo a Bartolito hasta estuve un tiempo enemistada con Luis, pero pasaron tantas cosas…Y yo siempre en babia de cosas horribles, que cuando descubrís te querés morir. Terribles decepciones. A todo esto, la secretaria que Bartolito tenía hace años se fue del diario porque no lo aguantaba más y ¿qué hizo? ¡Trabaja conmigo!

Noticias: ¿Es su secretaria ahora?
Mitre: Hará como cuatro años, y me adora. Hacemos programas juntas, charlamos un montón. Me maneja las cosas y te imaginás la bronca terrible del gordo cuando se enteró que estaba trabajando conmigo. Son las pequeñas venganzas.

Noticias: Tomás González, una ex pareja de Luis, contó haberlo acompañado a un encuentro con quien tiempo después identificó como Lidia Papaleo, viuda de Graiver. Dijo que aunque no escuchó la conversación, concluido el encuentro se largó a llorar. Y que la adquisición de Papel Prensa le resultaba un tema oscuro. ¿Cuál es su opinión sobre el modo en que se compró esa empresa durante la dictadura?
Mitre: Me importa un reverando pito. Yo en esa época era una persona feliz. No me doy por aludida de cosas con las que no tengo nada que ver. La Nación ya no me pertenece en el corazón. Ya es de otros. Ni quise conocer el nuevo edificio. Nunca lo pisé.

Noticias: ¿Qué porcentaje de acciones conserva?
Mitre: No te lo puedo decir. Vendí, pero tengo la parte de Luis.

Noticias: ¿Qué hicieron con el departamento donde lo mataron?
Mitre: Lo vendí yo. ¿Podés creer que nunca me dijeron gracias? Consiguió venderlo la segunda esposa de mi primer marido, con quien somos íntimas amigas. Le dije: por favor, Isabel, vendeme este departamento que es un karma. Ya nadie lo quería mantener. Al fin se vendió y después de repartir las cosas le dije a mis hermanos que el Xul Solar (N de la R: una pintura de ese artista) lo iba a tener yo por un tiempo y luego veíamos. Pero después de tantas maldades y tantas cosas, es mío y de acá no sale más.

Noticias: Además hubo una disputa familiar por un collar de esmeraldas, ¿no?
Mitre: Tenía dos esmeraldas y mi mamá dijo que iba a ser una para cada uno de los varones. No sé por qué en algún momento le dio el collar a Luis. Cuando él murió yo pedí quedarme con ese collar a cambio de unos muebles que a los demás les encantaban. El tema es que Bartolito me dijo que le iba a dar el collar a su amigo Felipe Yofre para que lo guarde en una caja fuerte. También 5 o 6 relojes que Luis amaba.

Noticias: ¿Y qué pasó?
Mitre: Cuando llegó la hora de que me den mi collar Yofre me dice que caminando por la calle se le cayó. ¿Se creen que soy tarada?

Noticias: ¿Qué le quedó de Luis además del dinero que repartieron y el Xul Solar?
Mitre: Toda su música. Eso sí me lo traje todo. Y me quedaron también muchos de sus amigos.

Noticias: ¿Cómo le resultó en la vida ser una Mitre?
Mitre: Muy bien. De chica iba a un colegio de monjas que eran unas snobs terribles y me trataban como a una reina. Era la capitana de todo, la pasé bomba. En el colegio y en mi casa.

Noticias: ¿Leyó historia para formarse una opinión propia sobre la actuación política de su tatarabuelo?
Mitre: Nooo. Yo me quedé como en un cuento de hadas.

* EDITORA EJECUTIVA de NOTICIAS

 

4 comentarios de ““Kinucha” Mitre señala a su familia por el asesinato de su hermano”

  1. Interesantísimo y muy revelador de lo sucedido en estas y otras familias de gran importancia social en todo el orbe. Después de todo “En todas partes se cuecen habas”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *