Menú
Salud / 20 de enero de 2012

Entrenamiento

Precauciones veraniegas

Por

Superficies. La blandura de la arena la hace más exigente, disminuye ciertas lesiones pero aumenta la sobrecarga muscular.

Running naturista

“Correr en la playa debe ser una de las cosas más maravillosas que se puedan disfrutar, pero hay que tener mucho cuidado con las articulaciones de piernas y tobillos por los riesgos que trae aparejado correr en terrenos desnivelados. De querer hacerlo, hay que tomar todas las precauciones del caso, como por ejemplo vendarse los tobillos antes de hacer running en la arena blanda”, dicen los entrenadores.

Antes de trotar siempre, primero, hay que precalentar en la arena húmeda y recién pasar a la arena seca, donde el trote se hace más pesado e inestable. Como las playas suelen tener cierto desnivel hacia el mar, si ese desnivel es muy pronunciado hace que la persona fuerce las articulaciones de la rodilla y del tobillo para compensar ese desnivel. Las articulaciones inferiores están sometidas a un constante vaivén. Y si, para entrenarse más todavía la persona va dando zancadas, corre el riesgo de hacer mucha descarga muscular, porque la fuerza que hay que hacer en la arena para subir la pierna es mucho mayor y los cuádriceps y gemelos se cargan mucho más.

Motores al agua

Si correr, saltar o jugar un fútbol en la playa (si es que todo esto se hace durante mucho tiempo) exigen tener entrenamiento y considerar algunos tips, los deportes acuáticos y las disciplinas de vuelo libre (aladelta, parapente) directamente necesitan de instrucción previa.

En esta nota: , , ,