Monday 20 de May, 2024

SALUD | 19-04-2024 06:21

Por qué el estrés aumenta el consumo de azúcar y grasas

Según estudios, las personas consumen con más frecuencia alimentos ricos en grasas y azúcares cuando se encuentran bajo presión.

El British Medical Journal Open publicó un estudio realizado por el Instituto Superior de Salud de Italia sobre una muestra de 5.008 personas. En ese país, durante el confinamiento por la pandemia del Covid en la primavera de 2020, el 88,6% de los mayores de 16 años sufría estrés psicológico y casi el 50% síntomas de depresión.

En la investigación, se observó que los participantes con síntomas depresivos moderados o graves, consumían productos lácteos, fruta y verdura con menos frecuencia, prefiriendo más a menudo alimentos ricos en azúcar y grasa. Este resultado coincidía con otra investigación previa, que aseguraba que el 42% consume con más frecuencia alimentos menos saludables, ricos en grasas y azúcares, en momentos en los que se encuentra bajo presión.

Estres

En un estudio publicado en noviembre del año pasado, en Frontiers, investigadores contaron con la participación de 21 adultos sanos, de entre 20 a 30 años, a los que se les dio una comida rica en grasa (56,5 g de grasa) o baja en grasa (11,4 g de grasa). El experimento se llevo a cabo horas antes de un ejercicio de estrés mental, de 8 minutos de duración y creciente intensidad, y se les advirtió cuando se equivocaban en una respuesta, dejando los platos con los alimentos a la alcance de los participantes.

Según los investigadores, el consumo de alimentos grasos en condiciones de estrés mental reduce la función endotelial en un 1,74%, exponiéndonos a un mayor riesgo de eventos cardiovasculares. "En el pasado, el endotelio se consideraba un simple revestimiento unicelular de la pared del vaso sanguíneo que separaba la sangre circulante de la pared vascular", explicó Roberto Pedretti, miembro de la Junta Directiva de la Asociación Europea de Cardiología Preventiva.Estres

"De hecho, las células endoteliales desempeñan funciones importantes, hasta el punto de que el endotelio se considera hoy un verdadero órgano con un papel clave en la regulación del tono y la estructura vasculares. Cuando funciona bien, produce numerosas sustancias vasodilatadoras y vasoconstrictoras y es capaz de inhibir o activar diversos mecanismos funcionales, como la agregación plaquetaria”, detalló el especialista italiano en una entrevista a Corriere della Sera.

Por último, existe un riesgo cardovascular latente, Pedretti destacó: “Es por ello que una alteración de la función endotelial puede no solo modificar el tono vascular, sino también desempeñar un papel importante en el origen del daño vascular y, por tanto, de los eventos cardiovasculares. Por no hablar de que los datos epidemiológicos demuestran que el estrés crónico, es decir, el estrés prolongado y persistente, predice la aparición de enfermedades coronarias".

por R.N.

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios