Monday 20 de May, 2024

SALUD | 16-04-2024 07:14

Ojeras: cómo se pueden prevenir

Según los especialistas, las bolsas bajo los ojos y el cambio de coloración de la piel puede evitarse, pero no todos los productos ayudan.

“Las ojeras son una de las afecciones cutáneas más frecuentes Y una de las más frustrantes de tratar”, afirmó Daniel Friedmann, dermatólogo y director de investigación clínica de Westlake Dermatology, en Austin, Texas. Según el especialista, las cremas para el contorno de ojos, que dicen mejorar las ojeras, pueden ser muy caros y la mayoría no se ha sometido a ningún ensayo clínico o de laboratorio realmente intensivo, por lo que muchas veces son ineficaces.

Con la edad, la piel que rodea los ojos se vuelve más fina y pierde colágeno, por lo que los vasos sanguíneos que hay debajo pueden volverse visibles, creando una coloración azulada bajo el ojo. Al mismo tiempo, la piel y los músculos de debajo del globo ocular pueden aflojarse, provocando bolsas que proyectan una sombra oscura. “Las ojeras también son genéticas: es más probable que las padezcas si otros miembros de tu familia las tienen”, señaló Ivy Lee, dermatóloga de Pasadena, y agregó: Las alergias pueden empeorar temporalmente las ojeras, al igual que la deshidratación, el tabaquismo, la falta de sueño o frotarse los ojos”.

Ojeras

“A pesar de lo que se afirma en los envases de los productos o en la publicidad, no hay pruebas científicas de que los productos de venta libre realmente eliminen las ojeras”, aseguró Ronald Moy, dermatólogo y cirujano plástico de Beverly Hills, a The New York Times en coincidencia con el resto de los especialistas reportados. Sin embargo, la proteína presente en algunos productos para el cuidado de la piel llamada factor de crecimiento epidérmico, estimula el crecimiento celular en la piel, reduciendo las bolsas bajo los ojos en un grado modesto.

Por otro lado, los productos con ingredientes hidratantes como el ácido hialurónico, las ceramidas o la vaselina, combinados con agentes iluminadores como la vitamina C y la niacinamida, hidratan y rellenan la piel de debajo de los ojos solo para que “los vasos sanguíneos subyacentes no sean tan evidentes”. En estos casos las mejoras solo serán temporales. De estos componentes, solo el retinol (recetado o de venta libre) ayuda a mejorar la renovación celular y a engrosar la piel, destacaron los expertos.

Ojeras

En la actualidad, existen algunos tratamientos que pueden aclarar las ojeras, evitar que empeoren y, a veces y en muy contados casos, eliminarlas por completo, dependiendo de su causa. Las exfoliaciones químicas periódicas, con retinol o ácido glicólico, pueden evitar que las ojeras empeoren.

Los rellenos de ácido hialurónico pueden utilizarse (a veces en combinación con láser) para aumentar el volumen de la piel de debajo de los ojos, lo cual hace que las ojeras sean menos visibles. Sin embargo, los rellenos pueden plantear ciertos riesgos, como la aparición temporal de hematomas o hinchazón.  

El rejuvenecimiento con láser fraccional puede eliminar cualquier decoloración de color marrón al desprender la capa pigmentada de la piel. Mientras que otros láseres, como el Nd:YAG pueden reducir al mínimo la decoloración púrpura o azul al dirigirse a los vasos sanguíneos. Y los láseres fraccionados de dióxido de carbono pueden minimizar la aparición de ojeras engrosando la piel de debajo de los ojos.

Ojeras

Por último, considerado un método agresivo, es la cirugía. Los médicos pueden extirpar la grasa y la piel sobrantes de debajo de los ojos para corregir las ojeras provocadas por las bolsas, pero la cirugía suele ser el último recurso para los pacientes cuyas ojeras no han mejorado con otros tratamientos.

Todos los especialistas consultados en el artículo del medio neoyorquino concluyeron: “A veces, lo mejor es una combinación de tratamientos. También es posible que se necesiten varias intervenciones, a veces frecuentes, para ver resultados. Y no siempre es posible eliminarlas por completo, sobre todo si la piel muestra signos de envejecimiento. Además, recomienda buscar tratamientos lo antes posible, por ejemplo, a los 20 años, en lugar de esperar a los 40 o más, cuando se dispone de menos colágeno”.

 

 

por R.N.

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios