Política / 30 de julio de 2012

La respuesta de Víctor Hugo Morales a Noticias

A través de su blog y su programa de radio, el relator contestó el cuestionario que le envió la revista Noticias. Audio.

El relator respondió a un cuestionario enviado por esta revista, a través de su blog y su programa de radio.

Antes que Noticias revelara el adelanto del libro Relato oculto, las desmemorias de Víctor Hugo Morales, se le enviaron al periodista nueve preguntas para ser publicadas en la edición impresa.

Víctor Hugo no respondió mail que se le envió a Londres, donde él se encuentra, transmitiendo los Juegos Olímpicos, y prefirió hacerlo a través de su blog. También usó su programa de radio para responder algunas preguntas al aire. A continuación, escuche el audio.

Lo que Morales no respondió al aire, puede encontrarse en su blog. A continuación puede hacer click en cada pregunta para ver la respuesta.

– En “UruLeaks” señala: “Traté con correctas personas de la actividad militar”. Y aclara: “No desarrollé ninguna de amistad con alguno de ellos, pero conocí personas a las que guardo cierto afecto: aquellos con los que pude discutir sintiendo que no corría riesgos”. ¿Podría mencionar a alguno o algunos de aquellos militares, y señalar en que circunstancias abonó “cierto afecto”?

Ver la respuesta.

– “UruLeaks” buscó salir antes que “Relato oculto”, el libro de los periodistas uruguayos Leonardo Haberkorn y Luciano Álvares, cuya preparación yo había adelantado en mis notas de marzo, lo mismo que la inquietud que ello le generaba. ¿Cuál es el valor exacto que le asigna a la documentación presentada en “UruLeaks”? ¿Qué probaría concretamente?

Ver la respuesta.

– En el libro figuran testimonios de los oficiales de Ejército Grosso, Cedrés, Rosales, Pla, Beneditto, Velasco y Sequeira, todos del llamado Batallón Florida. Lo recuerdan (también fuentes civiles con nombre y apellido) visitando el cuartel entre 1975 y 1978 con gran asiduidad para jugar al fútbol, al básquet, al pool y a la paleta, comer y tomar “copetines” y participar de celebraciones sociales. ¿Los recuerda? ¿Son exactas esas circunstancias? ¿Formó Usted parte (como allí se indica) de la “política de apertura a la sociedad” encarada desde ese y otros cuarteles del ejército uruguayo una vez derrotada militarmente la guerrilla de Tupamaros? ¿Pudo haber sido usado sin saberlo como parte de dicha política?

Ver la respuesta.

– En una entrevista para Libre de 1984, usted había “jurado por lo que más quiera en el mundo” no haber tenido jamás “el teléfono de ningún militar”. Sin embargo, el episodio que se destaca en “UruLeaks” con el futbolista Julio Filippini, él recuerda que Usted le recomendó“hablar con un coronel que está al mando del operativo”. Y Filippini cuenta que lo llamó, le dio explicaciones y ahí terminó todo, por lo cual le quedó agradecido…

Ver la respuesta.

– En una grabación de la despedida del mayor Grosso (4 de septiembre de 1977) consta un discurso suyo donde resalta la amistad y todas las veces que lo ayudó por teléfono y en persona a resolver problemas familiares, personales y profesionales… ¿Puede ser falsa esa cita grabada? De no serlo, ¿recuerda a qué tipo de problemas se refería?

Ver la respuesta.

– Sus acotaciones y las de colegas y amigos consultados para “UruLeaks” dejan la firme sensación de que usted se fue del Uruguay perseguido por los militares y que estuvo preso 27 días en el marco de dichas persecuciones. Sin embargo, el libro reconstruye aquellos días detenido en la Jefatura de Policía debido a que usted le rompió la nariz de una piña a alguien que se metió a separar durante una gresca en un partido de fútbol jugado en un club de patín. Usted había señalado en sus libros y en notas que era un partido en un “barrio de la Armada”y que todo había sido una especie de cama. Si así fue (cosa que en el libro se niega, incluso con el testimonio del herido), ¿le interesaría contar los detalles de la misma?

Ver la respuesta.

– En los documentos que usted publica en “UruLeaks” queda claro que los militares seguían cada uno de sus actos, incluso cuando iba a votar al gremio de prensa. Se lo detalla a propósito del accidente en que se cayó el ascensor con Usted y ocho personas más en él. ¿Nadie impedía entonces el ejercicio de sus derechos sindicales?

Ver la respuesta.

– Varias veces Usted afirmó haber sido censurado en Uruguay por la AUF, pero con el evidente consentimiento de la dictadura. ¿Cómo se explica que haya sido el gabinete en pleno quien lo rehabilitó en sus funciones criticando, en el mismo acto, la decisión de la AUF?

Ver la respuesta.

– ¿Cómo deberían interpretarse sus elogios escritos desde el Uruguay a los organizadores del Mundial 78 en la Argentina como el almirante Lasoste, y títulos como “El Mundial de las sonrisas” o textos como este tras el campeonato ganado por Argentina: “Son soldados, ganaron la batalla y la guerra, trajeron la paz y la esperanza, la reconcialiación y la confianza”?

Ver la respuesta.

 

Lea el adelanto del libro Relato oculto en la edición impresa de Noticias.