Sociedad / 23 de agosto de 2013

Mirtha y Pamela, duelo de dueñas en América TV

Por

La ex participante de “El Bar” es pareja de Daniel Vila, dueño de América TV. Tuvieron hace un año a Lola, su hija.

“Vas a enamorarte de un hombre que te dobla en edad”, le dijo una bruja a Pamela David (34) hace doce años, cuando la mujer de Daniel Vila –dueño del canal América– aún no tenía el peso mediático actual. La ex vedette se reía de las predicciones. “Vivía de joda”, admite. En ese entonces, su hijo Felipe (6) –que tuvo con el basquetbolista Bruno Lábaque– ni estaba en los planes. Lola, la beba que tuvieron con Vila hace un año, mucho menos. Pero la bruja dio todavía más pistas: “Ese hombre del que te vas a enamorar es presidente de un club de fútbol”. Aunque para esa época las claves futuras parecían un delirio, las cartas del tarot habían sido exactas y no se equivocaron.

Lo que no mencionó la bruja fue el vertiginoso camino hasta llegar a esa predicción feliz y los riesgos de ser “la dueña”, como hoy suelen decirle en chiste algunos empleados del canal de Fitz Roy en donde ella conduce “Desayuno Americano”. Su vuelta a la pantalla llega con varios cambios: un vestuario más solemne, un programa algo más sofisticado y una escenografía a tono con lo que se pretende. A su vez, el retorno coincide con la esperada vuelta de otra “dueña”: Mirtha Legrand, que tiene sus clásicos almuerzos cada domingo en América, y que en el segundo programa del ciclo, se cruzó al aire con David, que recogió el guante.

El enfrentamiento había tenido su primer round tiempo atrás: Pamela había afirmado que la diva de los almuerzos pedía 800.000 pesos para volver a la televisión, despejando las especulaciones políticas por las cuales Mirtha no habría desembarcado antes en América. El segundo cruce llegó con Legrand ya confirmada en Fitz Roy: su producción invitó a Adrián Suar a los almuerzos y América bajó el pulgar con el argumento de que la emisora prefiere privilegiar a las figuras del canal. Las últimas esquirlas llegaron desde “Desayuno Americano”: al aire, Pamela y sus invitados dialogan con un muñeco virtual de Mirtha y algunos comentarios habrían disgustado a la estrella y a su nieto y productor, Nacho Viale, quien también fue alcanzado por las críticas cuando la primera dama de América disparó: “¿No va a cambiar nunca el productor, Mirtha? Porque su nieto le trae problemas. Le trae más problemas que alegrías”.

Pese a la guerra frente a cámara, Pamela David confiesa que siempre admiró a la diva, que “es la número uno por lo inteligente, lo preparada y las preguntas que hace” y remata: “Dicen todos ‘me gustaría llegar así a su edad’. ¡No! Hoy me gustaría ser lo que es Mirtha”.

Pamela David junto a Daniel Vila. Ella dice  que resignó méritos por la relación amorosa con el dueño de América.
Pamela David junto a Daniel Vila. Ella dice
que resignó méritos por la relación amorosa con el dueño de América.

Noticias: Legrand le preguntó si se siente la dueña del canal. ¿Lo siente en verdad?
Pamela David: No, para nada.

Noticias: ¿Le molesta que la llamen “la dueña”?
David: Depende. Si me lo dicen mis amigos o compañeros, me divierte mucho porque nosotros somos los primeros en hacer bromas.

Noticias: ¿Y si lo dice Mirtha?
David: Depende de cómo lo diga. Si lo dice en broma, no me voy a enojar. Ella no me atacó, pero desde su producción, cuando fui al programa, al poner la musiquita de “La dueña” (la ficción que protagonizó Legrand el año pasado) para presentarme, empecé a darme cuenta de que había algo que no andaba bien.

Para leer la nota completa, adquiera online la edición 1913 de la revista NOTICIAS.