Sociedad / 26 de marzo de 2014

Violetta, ¿adolescencia modelo?

La chica Disney más famosa del mundo es argentina y no proviene de una familia redimida de su marginalidad por la magia de un casting. Martina, la chica de 17 recién cumplidos que como “Violetta” fanatiza multitudes, es hija del experimentado productor televisivo Alejandro Stoessel, que desde sus años como coequiper de Tinelli conoce los […]

Violetta. Éxito y dinero. Un referente de la generación “Ni ni”.

La chica Disney más famosa del mundo es argentina y no proviene de una familia redimida de su marginalidad por la magia de un casting. Martina, la chica de 17 recién cumplidos que como “Violetta” fanatiza multitudes, es hija del experimentado productor televisivo Alejandro Stoessel, que desde sus años como coequiper de Tinelli conoce los tributos que exige la masividad y los efectos del star system sobre sus heroínas juveniles: demasiado expuestas a la necesidad de facturar y de sufrir, a lo Lindsay Lohan o Miley Cirus, precoces caricaturas de trazo grueso que se debaten entre la rehabilitación y la provocación compulsiva.

A los ojos de las grandes audiencias que las consumen, también integradas por ese triste nicho juvenil identificado como los “ni ni” (ni estudian, ni trabajan), ellas lo tienen todo. Podría opinarse que están en las antípodas de los adolescentes desvalidos, a los que el discurso de época les apunta sus mejores intenciones, y a los que la Presidenta les dedicó su reaparición de enero, tras una larga ausencia, con el anuncio de un nuevo subsidio para jóvenes desempleados que quieran estudiar. Pero es sabido que los extremos se pueden juntar.

Martina tuvo que dejar el colegio. Con su imagen sexy naif a cuestas, vive de gira y escapando de fans que a veces se vuelven tan insoportables como las presiones de la industria. Es un modelo de éxito rápido, azaroso. Puede tener la ropa que quiera y al chico de moda. ¿A qué más aspiraría una chica crecida en la pobreza suburbana que la mira por tevé?

La comedia televisiva “Violetta” va por la tercera temporada y ya se dobló a quince idiomas. Bate récords de ventas de cds y merchandising. En Latinoamérica acumula más búsquedas en Youtube que Lady Gaga y Justin Bieber. Muchas chicas sueñan con “salvarse” como ella. Ella, ¿soñará con salvarse como quién?