Política / 31 de julio de 2017

La peor semana de Roberto Navarro: lo quieren echar

Se ausentó durante varios días a Radio 10 y a C5N. En el Grupo Indalo estallan de furia. El sorpresivo viaje del periodista a Salta para visitar a su novia.

Por |

El miércoles 19, apenas pasado el mediodía, NOTICIAS se acercó a los estudios de Radio 10 en el barrio de Palermo. Este medio estaba trabajando en una nota sobre la desconocida vida de Roberto Navarro y su complicado entorno laboral, y fue hasta allí para intentar hablar con el periodista. La maniobra no tuvo éxito, pero trajo más repercusiones que las esperadas. A partir de aquel día, el periodista K se ausentó durante una semana de su trabajo. De hecho, estuvo al borde de perderlo. El backstage del nuevo escándalo del conductor es insólito.

El último capítulo de esta historia de enojos interminables comenzó el domingo 16. Navarro finalizó su programa en C5N, “Economía Política”, más tarde de lo previsto. Y ese detalle, dada la tensión que hay en el Grupo Indalo y teniendo en cuenta que no era la primera vez que pasaba, sirvió para que estallase una nueva polémica. Se trenzó, a los gritos, con una de las autoridades del canal. “Espero que le vaya como el orto a Cristina para que te pueda echar de una patada”, le habría retrucado uno de los jefes del medio.

Esa semana también volvió a pelearse con Fabián De Sousa, uno de los dueños del medio: todo parecía indicar que finalmente a Navarro no se lo vería más en esos pasillos. El periodista, acorralado y en un ataque nervioso, decidió viajar el jueves 21 a Salta para visitar a su novia, Noelia Bonetto, y de pasó aprovechó para participar en una actividad de campaña, el día siguiente, junto al intendente K de Tartagal. Esos dos días no participó en sus programas.

 

Lea también:
– Cómo el kirchnerismo le “dicta” los informes a Roberto Navarro
– La verdadera historia de la pelea entre Roberto Navarro y Baby Etchecopar
– Quién es la novia ultrakirchnerista de Roberto Navarro

 

Aunque el domingo condujo “Economía Política” –el único de los proyectos que tiene dentro de Indalo donde su productora compra la mitad del espacio y no es él quien está directamente contratado–, luego volvió a ausentarse el lunes y martes, tanto en su programa matutino de Radio 10 como en el canal. Durante esos programas, nadie hizo una mención a la sorpresiva ausencia de Navarro.

Inestable. Las autoridades del medio hace tiempo que están cansados de Navarro. Según ellos, les trae problemas y es incontrolable. Se pelea constantemente con sus compañeros de trabajo e, incluso, con “Baby” Etchecopar terminó a las trompadas. A Navarro amenazaron con echarlo en varias oportunidades. Como reveló NOTICIAS en la edición anterior, en Indalo se entusiasman con la idea de que el próximo año, cuando se rearme la programación, el polémico kirchnerista ya no figure. Por ahora, Navarro aguanta en el puesto: no tienen una figura de peso para reemplazarlo y temen perder los importantes puntos de share que el mediático barra K genera.

Dentro del grupo también hacen foco en que todavía la influencia de los Kirchner en el canal es importante, y tanto Máximo como Cristina hace rato que tienen afinidad con el periodista. Incluso, fuentes del medio aseguran que CFK se metió en esta última pelea de Navarro y llamó a las autoridades para averiguar qué estaba pasando. Al parecer, lo que le contestaron la tranquilizó. También hay otra verdad: Navarro, hombre de pocas pulgas y consciente de la poca confianza que le tienen, amagó con renunciar en varias oportunidades. Igual, ya se sabe lo que pasa con los perros que ladran.

En esta nota: ,