Menú
Salud, Sociedad / 6 de enero de 2018

La salud de Chano Charpentier: dudas y negación

Por

Año nuevo, vida nueva”, reza una popular frase sobre el cambio del calendario. Sin embargo, no todo parece haberse renovado en el comienzo del 2018. Es que la salud del cantante Santiago “Chano” Moreno Charpentier (36), volvió a instalarse en el centro del debate al quedar hospitalizado el sábado 30. Apenas trascendió la noticia, circularon versiones cruzadas sobre su diagnóstico, como que había sufrido un brote psicótico. Sin embargo, el primero de enero, Chano obtuvo el alta y desde su cuenta de Twitter dijo haber sufrido un golpe de calor. Un diagnóstico que teniendo en cuenta sus antecedentes, como las dos internaciones de enero del 2017, y su problema de adicciones (además de la agradable temperatura del día) se puso en duda hasta en el círculo íntimo del artista.

Preocupación

Hasta la noche del sábado 30, el 2017 parecía ser un cierre de año tranquilo para Chano. El cantante había ido a una fiesta en un boliche de Pilar, se había mostrado rodeado de fans, aunque con un trago en mano. Pero una vez en su casa, se descompensó. Hasta allí habrían llegado dos ambulancias para asistirlo y trasladarlo, un despliegue que a muchos les hizo ruido.

“La hipertensión no es tal. Tiene un problema con el reconocimiento de su enfermedad. Él dice que quiere salir, pero no soporta la presión de la fama. Es una buena persona, pero tiene delirios con eso”, dijeron a este medio allegados al músico. Otros, en tanto, cuestionaron directamente su tratamiento: “Está mal medicado y diagnosticado. Le miente a su psiquiatra y a su séquito”.

Intimidad

La familia de Chano también está preocupada por su salud. De hecho, el primero en llegar al hospital Austral fue su hermano menor, Gonzalo “Bambi”, ex bajista de “Tan Biónica”. Según allegados, la relación entre ambos no es la mejor, porque Bambi estaría “cansado de ver a su hermano destruirse”. “Están un poco distanciados, pero lo cuida. Tiene un entorno que se preocupa”, asegura el mánager del ex líder de “Tan Biónica”, Matías Schneer.

El representante, además, le explicó a NOTICIAS que el episodio del sábado 30 se habría dado porque a Chano le habrían aumentado la dosis de los medicamentos de su tratamiento psiquiátrico, y el consumo de alcohol y poca agua, habría provocado la deshidratación. “A fin de año empezó a ver las ausencias de sus amigos y su familia, que estaba en Punta del Este, y a donde no lo dejamos ir por ser “un foco infeccioso” –dijo para aludir a las tentaciones-. Se enfrentó con sus limitaciones y eso lo angustió. Pero no está en consumo, sino lo hubieran visto eufórico, y estaba ido”, aseguró el mánager. Y cerró esperanzado: “Si lo comparás con el Chano del 2016, avanzamos 6 escalones de 10. Tengo mucha fe. Él tiene ganas de salir adelante.