Menú
Política / 13 de junio de 2018

Un crucifijo y una medalla: el escritorio del diputado que puede definir el empate

El presidente de la Cámara, Emilio Monzó, modera el debate. Por lo que se ve en su púlpito, no se encuentra cómodo.

Emilio Monzó es el presidente de la Cámara de Diputados. Su voto no debería contar salvo que se llegue al hipotético –no tan extraño– caso de llegar a un empate. Por ello, y por no integrar ninguna comisión especial, es que el diputado no ha sido noticia por su postura frente al aborto, aunque en una entrevista dio a conocer su postura contraria a la despenalización.

Mientras se lleva a cabo el debate, el presidente de la Cámara es quien modera las exposiciones de los diputados de los distintos bloques. Es en esta situación que se coló una foto tomada desde arriba, donde se puede ver el escritorio de Monzó y los objetos que se encuentran en el mismo.

Allí se observa un celular cuidadosamente boca abajo y una botella de agua mineral. Pero no es esto lo que llamó la atención, sino la colocación de una medalla de la Vírgen María y un crucifijo. Evidentemente, Monzó no está cómodo con el debate en sí.