Menú
Sociedad / 20 de noviembre de 2018

La reforma del Código Penal: ¿vuelta a la mano dura?

El crimen de Zaira Rodríguez reabrió el debate sobre la administración de la Justicia. NOTICIAS entrevistó a Mariano Borinsky, titular de la reforma del documento. La búsqueda de consenso.

Por

“¿Querés morir? Vení a Ballester”, “Alerta, nos matan”, fueron algunos de los mensajes de los vecinos de Zaira Rodríguez, que se movilizaron el martes 13 para reclamar por la muerte de la joven. La piloto de karting fue asesinada el sábado 10 por al menos dos motochorros, quienes en un intento de robo, abrieron fuego contra su auto y una de las balas impactó en su cabeza. Pero además del trágico desenlace, el otro punto que generó un fuerte debate fue que uno de los presuntos homicidas tenía una serie de antecedentes penales que incluyen la tenencia ilegal de arma de fuego. Así, en los últimos días, se instaló la discusión en torno a la administración de la Justicia en estos casos. Y en cómo el nuevo código penal prevé endurecer las penas en este y otros delitos.

(Lea también: Caso Zaira: el pánico social es política)

NOTICIAS habló con el juez de la Sala IV de la Cámara Federal de Casación Penal Mariano Borinsky, quien además es el titular de la comisión de reforma del Código Penal. “En un caso puntual como la portación ilegal de armas de fuego, pasa a ser un delito que, si se verifica, tiene una pena de cumplimiento efectivo. La primera causa de muerte en la Argentina es por armas de fuego. La segunda cuestión es que se busca el cumplimiento efectivo de la ley en aquellos casos graves como homicidio agravado, violaciones, secuestros extorsivos, privación ilegítima de la libertad que deben cumplir íntegramente la pena. El tercer punto es en los casos de reincidentes violadores, donde habrá un seguimiento socio judicial post condena”, adelanta el magistrado.

Noticias: ¿Cómo interpreta esta idea de que el timing social influye sobre la creación de las leyes?
Mariano Borinsky: Hoy las dos críticas son si influye sobre las leyes y sobre los jueces. Si lográs un arco político que tenga en cuenta globalmente a nación y las 24 provincias, no vas a tener crítica social, porque es lo que la sociedad mayoritariamente aceptó.

Garantías. “Acá son los jueces y los fiscales los que tienen que trabajar por mi hija”, reclamó conmovido Claudio Rodríguez, el padre de Zaira, en la movilización para pedir Justicia por la muerte de la joven. En ese sentido, el hombre apuntó contra la discrecionalidad de la Justicia, un punto al que según Borinsky, no dará a lugar el nuevo código penal. “Uno de los objetivos es achicar los márgenes de discrecionalidad judicial, que es lo que tanto genera crítica al sistema”, describe el magistrado.

Nuevo código. Mariano Borinsky es el titular de la Comisión de reforma del Código Penal.

Noticias: ¿Cree que se pasó del garantismo demagógico a una idea de mano dura?
Borinsky: Como péndulo que somos en la Argentina, fuimos de un extremo a otro. Por eso la importancia de un código nuevo, moderno, ágil, que tenga consenso, y que todo el arco político asuma el compromiso para generar el cumplimiento. Y hoy lo que tenés es, primero, la dicotomía garantismo versus mano dura; segundo, un sistema obsoleto que prevé cosas que ya son inaplicables.

Noticias: ¿Cree que hay una tendencia ideológica de ir hacia la derecha?
Borinsky: No. Hay que sacar ese eje porque no le hace bien a la sociedad, que en realidad quiere que la ley se aplique. Quiere que se refleje en el código penal los intereses actuales: inseguridad, pero también corrupción, delito económico. La sociedad quiere equilibrio. Discutamos la aplicación efectiva de la ley penal, miremos al imputado y a la víctima.