Menú
Restaurantes / 21 de noviembre de 2018

Sushi, café y bienes raíces

Por

Para ser atractiva, la sociedad de consumo necesita diversificarse. Así nacieron los concept stores, un tipo de comercio que suma arte, diseño y gastronomía al producto o servicio principal que comercializa. Apuntan a transmitir un estilo de vida, una experiencia que exceda la del consumo.Cualquier rubro es bueno, al punto que algunas compañías de real estate de New York y Londres lo han implementado. En Buenos Aires, el viajado esteta Francisco Villamayor también decidió hacer de su inmobiliaria de Recoleta un concept store donde se puede ver arte, tomar buen café y comer fresquísimo sushi.

El espacio gastronómico está en el frente del local. Es luminoso, cálido, con buen arte en las paredes y pocas mesas: invita a entrar. Detrás de la barra, un japonés y un belga se encargan de darles vuelo a los mediodías. El sushiman Eduardo Yamashiro (Bistró Tokio, Centro Okinawense) prepara el sushi y el bartender Peter Van den Bossche (Casa Cavia, Green Bamboo) los cócteles, en una propuesta simple y refinada.

Yamashirova todas las mañanas al mercado en busca de la pesca fresca del día, la clave de un buen sushi. Poco salmón, nada de Philadelphia, nada de fusiones. La preparación es simple y auténtica, apenas intervenida por algunas técnicas que exaltan el sabor. Probamos besugo –carne blanca, textura carnosa y delicada–; anchoa curada; langostinos; y un poco de salmón –inevitabla a pesar de todas sus contraindicaciones ecológicas– sellado con un poco de fuego y una sutil salsa de sake, soja y jengibre. También hay rolls y opciones vegetarianas.

Para acompañar –bajo ningún concepto coma sushi con agua– hay vinos por copa de bodegas chicas, cócteles y aperitivos.Van den Bossche prepara algunas opciones clásicas –buen gin tonic con jarabe de lemongrass, servido en vaso de trago largo como antaño– y otras creaciones propias como el Sauco Royal Sprize, con champagne, almíbar de flor de sauco, lima y menta.

Desde temprano hay buen café y pastelería francesa de L’Epi. Antes de irse y con lo que le sobre, puede comprarse un departamento.

Henri Café y Bar. Av. Callao 1880, Recoleta. 2152-0000. Lunes a viernes de 9 a 20. Sábados de 10 a 14. Sushis y paninis, lunes a viernes de 12 a 15. Tarjetas. Precio promedio: $ 500.