Menú
Sociedad / 24 de noviembre de 2018

Encuentro inédito: Cabildo abierto de periodistas

La presentación del último libro de Jorge Fontevecchia reunió a los editores y comunicadores más prestigiosos del país.

Por

El emblemático Cabildo de la Ciudad de Buenos Aires se convirtió en el escenario ideal para un evento sin precedentes: el primer cabildo abierto de periodistas. Con el motivo de presentar su último libro “Periodismo y verdad. Conversaciones con los que mandan en los medios” (Editorial Ariel), el CEO de Perfil Network, Jorge Fontevecchia, congregó el martes 20 a los periodistas, editores, y responsables de los medios de comunicación más importantes del país con el objetivo de debatir sobre el estado actual y el futuro del periodismo. Un encuentro que quedó inmortalizado en una foto en el balcón del histórico edificio

En el Patio de los Naranjos, el cofundador de la Editorial Perfil dio inicio a la presentación frente a una audiencia en la que, además de periodistas prestigiosos, se encontraban el ministro de la Corte Suprema, Horario Rosatti; el secretario de Cultura de la Nación, Pablo Avelluto; Alberto Cormillot; Facundo Manes; los empresarios Fernando Marín y Hugo Sigman, entre otros; además del CEO de Editorial Perfil, Gustavo González y el jefe de Redacción de NOTICIAS, Edi Zunino.

“En los cuarenta años que llevo de profesión, esto es algo inédito. Queríamos aprovechar para juntar a todos estos periodistas en un mismo acto. Generar algo parecido a un cabildo abierto. Que pudiéramos intercambiar opiniones y debatir un poco sobre el futuro de nuestra profesión”, expresó Fontevecchia. Durante una hora y media, 14 periodistas e intelectuales (algunos de los cuales forman parte de las 35 entrevistas del libro de Fontevecchia) discutieron sobre el dilema de la objetividad; el rol de las mujeres en los medios; el nuevo papel de las redes sociales y las fake news.

Robert Cox, histórico editor del Buenos Aires Herald, dijo: “El periodismo es una vocación. Nuestro deber es informar y hacer de los derechos humanos algo visible. No usarlos políticamente”. El escritor y periodista, Jorge Fernández Díaz, hizo un especial hincapié en la autocrítica que se debe la profesión. “Creo que en la década del 90 cometimos muchos pecados, empezamos a hacer una autocrítica tiempo después. Con el kirchnerismo esa autocrítica se congeló y creo que es una deuda pendiente”.

El siguiente en tomar la palabra fue Diego Cabot, periodista de La Nación, autor de la investigación de los cuadernos K. “Me cuesta la denigración de los hechos que hay. Hoy somos escrutados por cada una de nuestras palabras, por el verbo que usamos y el día en que salen las noticias”, cuestionó. Por otro lado, José Del Río, secretario general de redacción del diario La Nación, agregó: “Ojalá que haya muchos más cuadernos. Acá se trata de corrupción a secas, y eso es lo que tratamos de combatir”.

Jorge Fontevecchia,
Francisco “Paco” Mármol, Santo Biasatti y Ricardo Kirschbaum.

Pasado y futuro. Beatriz Sarlo, una de las intelectuales que más ha analizado y escrito sobre el rol de los medios de comunicación, dio su punto de vista desde las antípodas de la profesión y se recriminó no haber tenido el valor de trabajar como periodista cuando Jacobo Timerman la invitó a ser parte del diario La Razón, en 1984. “Me reprocho mi cobardía. Seré para siempre una infiltrada, remediado esto cuando algunos de mis editores me han pedido notas que me acercaron al periodismo”, deslizó.

Uno de los periodistas y conductores que popularizó la emblemática frase “no se olviden de Cabezas”, a raíz del asesinato del reportero gráfico de NOTICIAS, fue Santo Biasatti. “Lo que defendíamos era a un hombre que habían asesinado. Todos estábamos amenazados. Aquello no se puede repetir”, reflexionó.

Por otra parte, Daniel Hadad, fundador y CEO de Infobae, habló de la influencia de las nuevas tecnologías: “El periodismo está vigente por más que haya gente que disienta de eso. Todo este oficio artesanal que tratamos de construir tiene que aggiornarse a cosas nuevas”.

Carlos Guyot, hoy al frente del medio “Red/Acción”, hizo una especial mención al rol de las audiencias. “En los próximos diez años las audiencias, los medios, y el periodismo van a cambiar bastante más de lo que lo hicieron en los últimos diez. Vamos a tener que compensar eso con nuevas dosis de humanismo”, aseguró.

Mirando un poco más hacia el pasado, el ex secretario de redacción de Clarín, Roberto Guareschi, recordó cómo fue su paso por el diario desde el inicio de los ’90 hasta el 2003. “El mérito de Clarín, en aquel entonces, fue profesionalizar el periodismo. Salir un poco de la bohemia atardecida”, contó.

Agustino Fontevecchia, Robert Cox y
su esposa; Gustavo González, Andrew
Graham-Yooll y su esposa.

Por su parte, Fernando Sokolowicz, cofundador de Página/12, fue una prueba de que el cabildo abierto de periodistas logró superar la grieta. “Lo importante para el periodismo es que los empresarios hayan madurado porque es lo que les va a permitir ser a los periodistas”, dijo.

Roberto García, ex director de Ámbito Financiero y columnista del diario PERFIL, se refirió a la importancia de la audiencia. “La última instancia es tener audiencia: que te quieran, si se puede, o que te odien, pero que te vean”, sintetizó.

Mujeres al frente. El cierre del cabildo abierto de periodistas estuvo a cargo de tres mujeres: la abogada y corredactora de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, Graciana Peñafort; la gerente de programación de América TV, Liliana Parodi; y la periodista de La Nación + y Radio con Vos, María O’Donnell.

En una extensa intervención, Peñafort pidió una autocrítica a los periodistas, y habló sobre varias cuestiones como la subjetividad; la responsabilidad a la hora de comunicar; las fake news y la misoginia en los medios de comunicación. “Es necesario que el periodismo se acuerde de su obligación de garantizarle a la sociedad un acceso a la información que sea lo más justo, democrático, honesto y verosímil posible, haciéndose cargo de que cuando uno elige una noticia, también elige qué va a decir de esa noticia”, enfatizó.
Por su parte, Liliana Parodi reflexionó sobre el fenómeno de “Intratables”, como el programa que acercó a varios intelectuales a una audiencia más masiva: “Esa gente llega a un montón de hogares que, de otra manera, no hubiera podido”.

La última en tener la palabra fue María O’Donnell, quien no dejó pasar la oportunidad para hacer un llamado a que el periodismo les brinde más lugar a las mujeres: “Todavía hay ciertos saberes como el análisis político, económico, la noticia dura, que están muy delegados en el hombre. Me parece que la diversidad aporta a la multiplicidad de la mirada”.