Menú
Mundo / 2 de diciembre de 2018

Cómo fue el primer beso de Barack y Michelle Obama

Obama y Michelle, pioneros de las demostraciones de afecto en público.

Con un lanzamiento simultáneo en todo el mundo, acaba de llegar a las librerías argentinas el esperado libro de memorias de Michelle Obama. “Mi historia” se llama el volumen editado por el sello Plaza & Janes.

En los Estados Unidos ya era bestseller aún antes de que pisara la calle. Para presentarlo, Michelle iniciará una gira por diferentes ciudades de su país. Por “Becoming”, tal el título del libro en inglés, la ex primera dama habría cobrado una suma que se estima en 60 millones de dólares.

Con un tono sencillo, íntimo y coloquial, “Mi historia” se deja leer con facilidad y reafirma a Michelle como una de las personalidades más cercanas a la gente en las últimas décadas de la política.
A continuación, los párrafos donde cuenta el inicio de su relación con Barack Obama.

“Paré el coche delante de su edificio, con la cabeza todavía a mil. Dejamos que pasara un incómodo instante, esperando a que fuese el otro el que iniciase la despedida. Barack me miró con la cabeza ladeada.

-¿Vamos a tomar un helado?-dijo.Fue entonces cuando supe que aún estábamos a tiempo; una de las pocas ocasiones en que decidí dejar de pensar y vivir sin más. Era una cálida tarde de verano en la ciudad que amaba. (…) pedimos dos cucuruchos y nos sentamos en la acera para comérnoslos. Nos colocamos muy juntos, con las rodillas en alto, cansados pero complacidos tras un día al aire libre, y dimos buena cuenta de nuestro helado, con rapidez y en silencio, intentando acabar antes de que se derritiera. A lo mejor Barack lo advirtió en la expresión de mi cara o lo intuyó en mi postura: para mí todo había empezado a soltarse y desplegarse.
Me miraba con curiosidad y un atisbo de sonrisa.

-¿Puedo besarte?- preguntó.

Y entonces me incliné hacia él y todo cobró claridad”.