Menú
Sociedad / 8 de enero de 2019

El informe que demuestra cómo bajaron los homicidios cometidos por menores

El trabajo fue difundido por la Defensoría del Pueblo bonaerense para oponerse al proyecto de baja de imputabilidad.

Por

La Defensoría del Pueblo de la provincia de Buenos Aires difundió una nota de opinión firmada por el defensor adjunto, Walter Martello, para rechazar la baja en la edad de la imputabilidad para delitos graves. En el informe, respaldado con estadísticas oficiales, se hace hincapié en “la sostenida baja que se viene registrando desde el 2013 a la fecha en los homicidios cometidos por jóvenes menores de 18 años”.

Las cifras muestran que, mientras que en el 2009 se iniciaron 165 Investigaciones Penales Preparatorias (IPP) por homicidios dolosos consumados por menores, en el 2017 ese número bajó a 88. Sólo en 2013 hubo un pico de 176 que fue reduciéndose año a año.

Son anuncios que se hacen un año electoral sabiendo que un gran porcentaje de los legisladores se opone a este tipo de medidas porque violentan los tratados internacionales. Además, no hay ninguna experiencia que muestre que una reforma de estas características tenga un correlato con una baja de los niveles delictivos. Muy por el contrario”, aseguró a NOTICIAS Martello, quien consideró que a nivel regional “parecería que las políticas de mano dura tienen un consenso más que aceptable en la población, a mi criterio confundida”.

Infografía: Defensoría del Pueblo de la provincia de Buenos Aires.

Desde la Defensoría se considera que la baja de la punibilidad por debajo de los 16 años “constituye una medida regresiva y una clara violación a los estándares establecidos por el sistema internacional de derechos humanos y la legislación nacional vigente”. En este sentido, se hizo un llamado a reformar el sistema a partir de la prevención “desde una óptica integral de índole económica-social y cultural”.

Martello sostuvo que reformar el Régimen Penal Juvenil y derogar la ley 22.278 es “urgente y necesario” y agregó: “Buscamos contribuir mediante este posicionamiento, a evitar que la discusión se desarrolle sin datos empíricos y la permanente disrupción de emociones y dogmas incomprobables”.

Leer también: La historia oculta de Cumelén, el refugio de Macri en el Sur