Menú
Opinión / 8 de marzo de 2019

Por un ministerio de Mujeres, Diversidades y Disidencias

Por

Entre junio del 2015 y el año pasado se dieron una serie de acontecimientos que nos pusieron a nosotras, las mujeres, en el centro de la escena política y social. Fuimos muchas en las calles de todo el país. Primero, en 2015, para pedir que dejen de matarnos. El reclamo por el NiUnaMenos dejó una verdadera marca en toda la sociedad y reaparece en cada nuevo femicidio que debemos soportar, aumentando nuestro dolor e indignación.

En 2018, llegó el momento para la marea verde que tiñó todo el país durante los debates parlamentarios por la sanción de la ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE). Durante todo ese año se hizo evidente que las mujeres y las disidencias seguíamos en un camino ascendente, disputando poder real para hacer más justa la sociedad en la que vivimos.

(Leer también: El feminismo tiene la misión de construir nuevas formas de ejercer poder)

A la pelea por un aborto legal, seguro y gratuito le agregamos el reclamo por la necesaria implementación de la Educación Sexual Integral (ESI) en todo el país. Y también pusimos en la agenda lograr la paridad en la política y en muchos otros ámbitos de la toma de decisiones. Una pelea de varios años que arrancó con la defensa de nuestras propias vidas frente a la violencia machista; continuó con el reclamo por la soberanía de nuestros cuerpos y que se siguió extendiendo en otras consignas que le dieron forma y solidez al feminismo, dotándolo además de una vitalidad nunca antes vista en Argentina.

Sin embargo, al día de hoy falta mucho por hacer con respecto a la equidad para con las mujeres, disidencias y diversidades. Los femicidios y trasfemicidios no se detienen, las brechas salariales se mantienen intactas, las mujeres aún somos las más pobres de la sociedad, no ocupamos en paridad los lugares de poder, y continuamos resolviendo el 70% de las tareas domésticas, etcétera.

El gobierno de Mauricio Macri, frente a esta situación, solo ofrece espasmos marketineros. No podemos ni debemos bajar la intensidad de nuestra lucha para no perder lo que de a poco ya empezamos a ganar.

Es tiempo de seguir unides como nos encontró el 2018 por el proyecto de aborto. Por todo esto, llegó el momento de ponernos en acción por un proyecto que avance en nuestros derechos. Por eso es que estamos impulsando esta iniciativa: la creación de un ministerio de Mujeres, Diversidades y Disidencias, cuyos principales objetivos son:

1: Promover la equidad entre los géneros y la autonomía de las mujeres, las diversidades y disidencias.

2: Erradicar la pobreza y el hambre.

3: Garantizar la enseñanza primaria universal..

4: Reducir la mortalidad infantil.

5: Mejorar la salud materna.

6: Combatir el VIH/SIDA, el paludismo y otras enfermedades.

7: Garantizar la sostenibilidad del medio ambiente.

8: Fomentar una asociación mundial para el desarrollo.

Llamamos a todes les candidates que se postulen en esta elección a cargos ejecutivos, a que firmen un compromiso para la creación de este ministerio, tanto en la Nación, como en las provincias y Ciudad de Buenos Aires. Es necesario que este compromiso exista para saber que las mujeres, las diversidades y las disidencias vamos a tener un lugar en la cartera ejecutiva del próximo gobierno que gane las elecciones 2019.

*Diputada Nacional