Menú
Economía / 30 de agosto de 2019

Standard & Poor’s: “Este default ya es parte de la historia crediticia”

El jefe de deuda latinoamericana de la agencia explicó a NOTICIAS que impactará en los futuros análisis del país.

Por

El jefe de calificaciones de deuda soberana para Latinoamérica de la agencia de riesgo crediticio Standard & Poor’s (S&P), Sebastián Briozzo, explicó este viernes a NOTICIAS por qué ayer su firma anunció en el mismo comunicado que declaraba el “default selectivo”, es decir, solo de algunos bonos argentinos, de los de corto plazo, pero aclaraba que al día siguiente les elevaría la nota del D, de default, a C, un peldaño apenas por encima y que indica el riesgo de incumplimiento. “Por una resolución, el Ministerio de Hacienda cambió las condiciones de las letras de corto plazo. Como no se cumplió con las condiciones originales de pago y en forma unilateral se postergaron los plazos sin compensar con mayor tasa, se puso la D. No es un canje forzoso sino reprogramación de pagos. Pero ahora hay una deuda nueva que reemplazó a esa y por eso se le pone la C, dada que continúa la enorme fragilidad. Es lo mismo que hicimos con los nuevos bonos que se emitieron con la reestructuración de 2005”, expuso Briozzo.

(Te puede interesar: El economista que predijo la crisis analiza el default selectivo)

“Este default ya es parte de la historia crediticia de la Argentina y afectará en futuros análisis crediticios”, advierte el analista. Es decir, es el noveno default argentino, aunque distinto que el de 2001, cuando el presidente Adolfo Rodríguez Saá anunció que dejaría de pagar todos los bonos y no prometió cuándo los abonaría. Ahora se incumplió con ciertos títulos y se comprometieron a abonar en determinada fecha. Veremos si se cumple. También se diferencia del “default técnico” de 2014, cuando Cristina Kirchner rechazó el fallo de EE.UU. de que debía pagarle primero a los fondos buitre para seguir abonando la deuda reestructurada en 2005 y 2010. Ese default técnico finalizó cuando Macri saldó el juicio con los buitres en 2016.

(Te puede interesar: La “albertización” de Vidal)

Briozzo se defendió de quienes critican a las calificadoras desde la crisis mundial de 2008 por su falta de anticipación a los defaults. “Al principio del gobierno de Macri apenas subimos la calificación de la deuda a pesar de que se la ‘tradeaba’ a un precio casi como si tuviera grado de inversión”, se refiere a la mejor nota que puede tener un bono.

En esta nota: , , ,