Menú
Sociedad / 28 de agosto de 2019

La grieta familiar de Mirtha por las fuertes críticas de su sobrina a Macri

El video de lo que dijo María Fernanda Martínez Suárez sobre el actual gobierno, que no concuerda con la mirada política de la diva de los almuerzos.

Por

Mirtha dice que el enojo por el Spot "SuMar" ya pasó. Pero ahora reclama más apoyo institucional para sus envíos.

La muerte de José Martínez Suárez, director de cine, guionista, y hermano de la conductora Mirtha Legrand, reavivó viejas rispideces familiares. Es que su sobrina, María Fernanda Martínez Suárez, está en las antípodas políticas de la diva de los almuerzos y, según trascendió, sus convicciones tan contrapuestas fueron motivo de un alejamiento entre ellas.

Mientras que Legrand es una acérrima defensora del gobierno de Mauricio Macri, María Fernanda es cercana al kirchnerismo y total opositora del oficialismo. Así lo demostró el año pasado cuando, en una marcha del 24 de marzo, arrojó fuertes opiniones hacia el presidente. “Les voy a decir algo compañeros: no van a poder. Macri no vas a poder porque te estás cayendo, porque sos un torturador de criaturas, un asesino”, gritó frente a cámara.

(Te puede interesar: Los “10 mandamientos” de Mirtha Legrand para una vejez en plenitud)

La crítica también fue para el resto del gabinete. “Bullrich sos una asesina de criaturas. Son asesinos de jubilados. Son asesinos de maestros. Son asesinos de trabajadores. Esto se cae y vamos a festejarlo”, siguió.

Video de la sobrina de Mirtha criticando a Macri:

Dictadura. María Fernanda Martínez Suárez es una sobreviviente de la dictadura cívico-militar del ’76. Había sido secuestrada junto a su marido, Julio Enzo Panebianco (empleado de la Dirección General Impositiva y militante de la Juventud Peronista) el 2 de marzo de 1977.  Ella fue liberada y, según contaron Legrand y Julieta Panebianco -hija de María Fernanda-, la conductora intervino para que eso sucediera. Su marido, en cambio, fue asesinado 16 días después.

(Te puede interesar: La “albertización” de Vidal)

En las versiones sobre cómo sucedió el rescate también hay grietas. En una entrevista a Julieta Panebianco, aseguró: “Yo no recuerdo que mi mamá haya dicho que había escuchado el sonido de trenes, y además, no declaró eso en sus testimonios”, desmintiendo así lo que Mirtha Legrand había contado en un programa suyo, en el 2010, cuando dio a conocer que había tenido una sobrina desaparecida. En la misma línea, Panebianco fue crítica con la posición de Legrand en torno a la dictadura. “No es casual que haya hablado ahora, más de treinta años después. Hacía poco se había solidarizado con Ernestina de Noble y como está a punto de estallar todo por el aire con el caso de sus hijos apropiados se quiere despegar. Fue una barrabasada solidarizarse con la Noble. Estaría bueno que la Justicia le pregunte a Legrand qué sabe de todo lo que pasó en esos años”, sentenció.