ARTE | 24-01-2019 15:45

Arte con vida propia

Amalia Polleri con obras de tintes geométricos y Cynthia Cohen con piezas de engañoso realismo.

El circuito de las artes en Punta del Este posee vida propia; festivales y exhibiciones se programan sin pensar en los vaivenes de la moneda que ocurren de este lado del río. Como todos los años, se realizó el Festival Internacional de Jazz en la Finca El Sosiego, se halla en curso el Festival Internacional de Cine de José Ignacio, así como la programación musical del Festival Medio y Medio del club y restaurante homónimo.

Con relación a las artes visuales, las ya establecidas galerías SUR y Del Paseo, como la más nueva La Pecera –también en La Barra, donde Martín Touzón presenta una serie de pinturas y una escultura de neón– cumplen con su habitual cronograma de verano, hasta fin de febrero. Estas y otras galerías internacionales participaron de ESTE ARTE International Art Fair 2019, cuya cuarta edición acaba de finalizar. La feria se enriqueció con la presencia de KBB, que llevó magníficos libros de Guillermo Kuitca, Jorge Miño, Sigismond de Vajay (con obra de su serie “Unreachable Empires” en galería Xippas) y otros. Pero el toque emotivo, lo dio Silvia Arrozés al presentar en el stand de galería Del Paseo un homenaje a dos de sus artistas fallecidos tempranamente en 2018, los uruguayos Daniel Escardó y Álvaro Gelabert.

(Leer también: Punta del Este: la vuelta del glamour)

Galería del Paseo inauguró la temporada con piezas de Ignacio Iturria, presentó el libro “Iniesta para pintar” de Nora Iniesta, continuó exhibiendo pinturas de Cynthia Cohen, como “Neones y Rosas” (2018) y Juan José Cambre, que pueden verse en la galería actualmente. Una selección de obras, junto a las de Graciela Harper, será exhibida cuando la segunda quincena de enero el dibujante Martín Verges ofrezca el taller “La Vanidad de las Pequeñas Diferencias”; experiencia dirigida a personas intrigadas por el arte contemporáneo –con o sin conocimientos previos– para comprender como a pesar de vivir en una época donde todo puede ser arte, no todo lo es.

(Leer también: Artes visuales: argentinos en el mar)

Galería SUR abrió sus puertas con “Cuatro artistas rebeldes”, exhibiendo obras de los años 60 de María Freire, Hilda López, Amalia Nieto y Amalia Polleri, con “Caligrama N° 2” (1965). Fueron “las ‘raras’ de un territorio básicamente reservado a los hombres. Tanto es así que, por ejemplo, en el siglo XIX no tenemos registro de una sola mujer artista en Uruguay”, apunta el director de la galería, Martín Castillo. Poesía y sensibilidad de formas, persistencia y delicadeza en estas obras de artistas uruguayas sobresalientes, que investigaron y frecuentaron los nuevos lenguajes. En febrero presentarán obra de Carlos Gorriarena.

“Iturria, Cohen, Cambre”, Galería Del Paseo, Manantiales. “Cuatro artistas rebeldes”, Galería SUR, La Barra.

Galería de imágenes

Victoria Verlichak

Victoria Verlichak

Crítica de arte.

Comentarios

Música

Conociendo Rusia: "Loco en el desierto"

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario