Domingo 18 de abril, 2021

ARTE | 11-11-2020 15:43

Carlos Herrera

“Carlos Herrera” en Ruth Benzacar. J. Ramírez de Velasco 1287; con cita previa.

Láminas y varillas de metal, plantas y flores, frazada y tela, cristales y huesos, esmalte y cuero, corales rojos, conforman las 11 piezas tridimensionales de “Deshuesado”, de Carlos Herrera (Rosario, 1976). Adosadas mayormente a la pared de la amplia galería Ruth Benzacar, las obras hablan del “éxtasis, lo infiel y el tormento” y sus perturbadores misterios. (…) “Parecerían aterrizar para ejecutar las sombras de mis pensamientos”, dice el artista, exponiendo trazos del cuerpo, estelas de deseos y huellas de estremecimientos.

Nada es lo que parece en estos objetos despojados, que sugieren más de lo que muestran. Herrera afirma que marcan movimientos íntimos, “como si se tratara de un ajuste de cuentas de lo que aún está fresco, de lo que no tiene nostalgia”. Artista de una inusual honestidad, no olvida de dónde viene y, en ese sentido, la exhibición trae reminiscencias de su crianza en el campo y de sus padres agricultores, de sus juegos y fantasías nocturnas. Se repite la presencia de flores, de metal o frescas, que aparecen como ofrendas, quizá, de amor y deseo; con el correr de los días algunas se marchitan, evocando también lo efímero. Aunque Herrera vuelve la mirada sobre sí mismo, discurre sobre la vida misma, la de él y la de todos. Traslada con perspicacia sus reflexiones y sensaciones en aventuras visuales, que los observadores están invitados a dilucidar.

Herrera es director artístico de MUNAR Arte (La Boca), lugar de encuentro y búsqueda que, en tiempos normales, además de exhibiciones aloja estudios de artistas. Con escrito de sala del renombrado crítico paraguayo Ticio Escobar; al 13/11. En las dos salitas del anexo, “Al lado”, dos artistas reflexionan sobre el aciago presente. Jorge Macchi presenta cinco trabajos recientes y Sofía Durrieu una minicápsula del tiempo de obras desde 2015 al 2020; hasta el 25/11.

Galería de imágenes

En esta Nota

Victoria Verlichak

Victoria Verlichak

Crítica de arte.

Comentarios