Viernes 23 de abril, 2021

ARTE | 04-04-2020 03:31

La galería y el maestro

“Torres García: un universo vanguardista”. Galería Sur. Ruta 10, Parada 46, Punta del Este. www.galeriasur.com.uy

Figura del arte moderno, Joaquín Torres García (1874-1949) fue central en la temporada artística de Punta del Este. La exhibición “Torres García: un universo vanguardista” celebró los 35 años de galería Sur y desplegó 70 obras, condensando períodos del imprescindible camino del maestro del constructivismo. Abierta en temporada estival, Sur atiende a distancia durante el año y participa en ferias, como TEFAF 2020 en Maastricht, que clausuró tempranamente a causa de expositores europeos infectados con COVID-19.

Galería Sur fue fundada en Punta del Este en 1985 por ocurrencia de Martín Castillo, quien instó a la aventura de abrir una galería al público a su padre, el recordado y ya respetado marchand privado Jorge Castillo (Montevideo 1933-2016). En introducción al libro “Torres García: Un universo vanguardista”, escrito por Gabriel Peluffo Linari para la exposición, Martín recuerda cómo Manolita Piña de Torres García los autorizó a usar, como logo, el emblemático dibujo del artista del mapa invertido de América. Vistas de la galería, de las muestras de Sur en Punta del Este y TEFAF, PDF del libro y más: www.galeriasur.com.uy

Los Castillo adoptaron la idea “torresgarciana”: “nuestro norte es el sur […]. Por eso ahora ponemos el mapa al revés, y entonces ya tenemos justa idea de nuestra posición, y no como quieren en el resto del mundo”. Así, se especializaron en las vanguardias históricas rioplatenses de comienzos del siglo XX; después incorporaron artistas contemporáneos.

Nómade e inquieto, JTG vivió en Barcelona (con sus padres, y después por su cuenta), Nueva York (donde comenzó a fabricar juguetes), Génova y Livorno, un pueblo de la Costa Azul, París, Madrid. En 1934, después de 43 años de ausencia, regresó a los 60 años a Uruguay donde siguió pintando con asombrosa vitalidad. Incansable mentor, dictó conferencias por radio, sobre arte y filosofía, y publicó decenas de libros y revistas. Pensó la enseñanza colectiva; a principios de los años 40 fundó el Taller Torres García y La Escuela del Sur.

Tras explorar varios estilos, durante sus años europeos desarrolló un sistema expresivo que posee cierto orden relacionado con lo extraordinario. Los “ideogramas” que imaginó y la síntesis constructivista a la que llegó “se fue poblando de signos universales, a modo de los códices egipcios, sintetizando símbolos de otras culturas y letras, que se insertan dentro de unas celdillas de estructuras geométricas…”, describe M. Castillo. Luego, la cuadrícula y los elementos universales de la geometría se fueron sazonando con signos y trazos de arquitectura precolombinos, que, según Torres, son “un teclado de lenguaje gráfico… con el que se puede expresar todo”.

JTG es el más internacional y cotizado del Río de la Plata. Su muestra “Joaquín Torres-García: The Arcadian Modern”, con 190 obras en Museo de Arte Moderno de Nueva York, viajó por el mundo y cosechó elogios como el de revista The Economist: “es el artista más original y pensante de América latina”.

También te puede interesar

Galería de imágenes

En esta Nota

Victoria Verlichak

Victoria Verlichak

Crítica de arte.

Comentarios