Lunes 26 de febrero, 2024

ARTE | 22-11-2023 21:54

Cincos siglos de arte bajo tierra: qué esconde la bóveda de Miguel Ángel

Hace semanas se oficializó la apertura al público de una bóveda subterránea que contiene dibujos y bocetos hechos por Miguel Angel hace más de 500 años, cuando era buscado para ser asesinado.

El arte ha sido uno de los pilares de la vida humana desde el comienzo. Las pinturas rupestres, la arquitectura gótica, la Mona Lisa o la Capilla Sixtina, son apenas unos ejemplos de grandes obras hechas por grandes artistas. 

Uno de ellos fue Michelangelo Buonarroti, Miguel Ángel, conocido por estar entre los grandes nombres del renacimiento italiano y el arte en general. Pero, a pesar de sus trabajos, muchos de estos no fueron bien recibidos en aquel entonces, lo que llevó no solo a él, sino a muchos artistas y pensadores a ocultarse durante años.

Descubrimiento de la bóveda

Si bien hace apenas unos días, precisamente el 15 de noviembre, las puertas de la bóveda fueron abiertas al público, el hallazgo de esta tiene más de 40 años. En noviembre, pero de 1975, Paolo Dal Poggetto,el director por aquel entonces del Museo de las Capillas de los Médici le encargó a un restaurador de nombre Sabino Giovannoni la limpieza de un pasillo angosto bajo la bóveda (ábside) de la Sacristía Nueva de San Lorenzo, diseñada por Miguel Á​ngel a comienzos del siglo XVI. Lo que ni Paolo ni Sabino hubiesen jamás imaginado, es que esa simple lavado significó el descubrimiento de algo increíble

El Interior Sacristía Nueva en Florencia
El Interior de la Sacristía Nueva en Florencia, la misma fue diseñada por Miguel Ángel. Andrea Jemolo/ Museo del Bragello

Una habitación diminuta, de apenas 10 metros de largo, estaba frente a ellos con una historia más que interesante. Si bien la antigüedad del espacio era de más de 500 años, su último uso había sido hacía apenas 20; hasta 1955, dicha zona había sido usada como un depósito de carbón, pero con el tiempo fue olvidada y nadie volvió.

Luego de varias tareas de higiene, fueron encontrados bocetos y dibujos hechos con palos de madera de diversos tamaños y formas. Rápidamente la teoría que tomó más fuerza fue a su vez, la más misteriosa: El autor de estas obras, había sido el mismo autor de la Basílica donde se encontraban. Miguel Ángel era el hombre detrás de esto.

Piernas Miguel Ángel
Boceto de piernas hecho por Miguel Ángel, similar a las  del retrato a Giuliano de Médici. Museo del Bragello

En 1530, durante la expulsión de Florencia de los Médici, la familia de mecenas más importantes de Europa e Italia, el Papa Clemente VII pidió la cabeza de Miguel Ángel, alegando que él había sido el supervisor de las fortificaciones que se hicieron en la ciudad durante la breve República Florentina de 1527 a 1532. Fue entonces cuando el decano de San Lorenzo, Giovanni Battista Figiovanni, decidió ayudar a Miguel Angel a encontrar un lugar seguro donde pasar las noches sin miedo a morir. La bóveda sirvió así de refugio durante dos largos meses, en los cuales Miguel Á​ngel se dedicó a pensar, dibujar e idear varios proyectos que luego concretaría en la vida real. Finalmente, el artista fue perdonado y pudo volver a  la superficie, siguiendo con sus trabajos en la ciudad hasta 1534, año en que volvería a Roma.

Boveda Miguel Angel interior
Los bocetos subterráneos deslumbran por sus líneas magistrales

Fechas, disponibilidad y precios

Siendo el 15 de noviembre de este año el día de la apertura al público de la bóveda, tanto la ciudad de Florencia como su turismo han dado de qué hablar en toda la península itálica, lo que ha hecho que la demanda de entradas sea mayor al promedio. Pero, a pesar de las expectativas del público, pocos serán las personas que podrán disfrutar de las obras subterráneas de Miguel Ángel, ya que solo hasta el 30 de marzo del 2024 el lugar estará abierto. A su vez, los ingresos serán en grupos de 4 personas o menos (100 personas semanalmente) y la visita es acompañada no solo por los guías, sino también por un equipo de seguridad encargado de cuidar el lugar para conservar su esencia. La entrada tiene un valor total de 30 euros y debe pagarse un extra como reserva. La visita dura 15 minutos, los menores de 18 años entran gratis pero, tanto los menores de 10 años como las personas con movilidad reducida no podrán entrar, al menos en esta primera apertura.

El recorrido sin dudas es muy breve, las obras no son las más famosas pero, aun así, se trata de bocetos más que interesantes, no solo por su autoría, sino también por la historia oculta detrás de ellos. Un genio, enterrado por dos meses para no ser asesinado por un Papa, dibujó en la mayor de las soledades trazos que hasta hoy deslumbran. Y que, para ser preservados, no pueden ser expuestos a la respiración de miles de visitantes sin desaparecer. Por eso, y al menos por ahora, el último misterio de Miguel Ángel seguirá lejos de los ojos del público. 
 

Galería de imágenes

En esta Nota

Dante Gabriel Bogani Sandez

Dante Gabriel Bogani Sandez

Comentarios