Lunes 1 de junio, 2020

CIENCIA | 03-03-2020 18:17

Coronavirus: Estados Unidos ocultó enfermos, y ya tiene 7 muertos

Un error en el kit de diagnóstico que los Centros para el Control de Enfermedades distribuyeron a centros de salud no permitió detectar casos a tiempo. Ahora, el virus se expande y las críticas están al rojo vivo.

La situación por la expansión del nuevo coronavirus que provoca la enfermedad respiratoria COVID-19 estalló donde uno menos se lo esperaría: en los Estados Unidos. Ese país que parece preparado para cualquier epidemia que uno pudiera imaginar, que posee laboratorios de investigación con niveles de seguridad cinco, se debate en una polémica y en un escándalo: en menos de una semana pasó de tener unos pocos casos de personas contagiadas con el coronavirus a lamentar la muerte de siete personas. 

Ya hacía semanas que a los mismos expertos estadounidenses les parecía raro que el número de infectados se hubiera clavado en los 12 casos, pero lo que acaba de descubrirse supera cualquier fantasía. También fue llamativo que hace un par de días, con el primer fallecido en territorio estadounidense el mismísimo Donal Trump saliera a hablar al respecto. 

Nada menos que los reputados Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (los CDC, palabra casi santa en todo el mundo) fracasaron en su primer intento de producir en masa un kit de prueba de diagnóstico para el nuevo coronavirus. Y lo peor: el error fue detectado recién después de haber enviado cientos de kits a los laboratorios estatales.

Un reemplazo prometido tomó varias semanas, y aún no permitió que los laboratorios estatales y locales hicieran los diagnósticos finales. Y el C.D.C. esencialmente aseguraron que los estadounidenses serían evaluados en muy pocos números imponiendo criterios estrictos y estrictos, dicen los críticos.

Hasta hoy martes, se reportaron 117 estadounidenses infectados, con siete fallecidos. Decenas de pacientes, en varios estados, pueden haber contraído el virus en sus comunidades, lo que sugiere que el patógeno ya puede estar circulando localmente en el país del norte.

Los números de casos aumentan no solo porque el virus se está propagando, sino porque los funcionarios federales al fin tomaron medidas para permitir ampliar las pruebas o testeos. 

¿Por qué no se hicieron más pruebas? ¿Cuántas personas que viven en los Estados Unidos pueden ser portadoras del virus hoy por hoy, por no haber sido testeadas a tiempo? Y, lo más inquietante: ¿una falla en la provisión de pruebas adecuadas le dio tiempo al coronavirus para ganar terreno y, tal vez, explotar en cantidad de personas enfermas?

Mientras las fake news en todo el mundo señalaban con el dedo a China bajo el argumento de que ocultaba cantidad verdadera de personas enfermas (no pondría mis manos en el fuego por nada ni nadie) resulta ser que fue en los Estados Unidos donde las cosas no estaban siendo ni bien controladas ni bien informadas. 

La tasa de letalidad del coronavirus es muy baja. Pero las consecuencias que está trayendo sobre la economía mundial, sobre la credibilidad de los gobiernos y sobre el poder de las fake news en las redes sociales, son sin dudas los desafíos más fuertes que está dejando. 

Galería de imágenes

En esta Nota

Andrea Gentil

Andrea Gentil

Editora de Ciencia, Medicina y Tecnología. Docente.

Comentarios

Video

Efemérides, por Radio Perfil

Las principales fechas de la mano de la producción de Radio Perfil.

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario