Lunes 18 de enero, 2021

CINE | 09-01-2021 11:20

Black is King

(EE.UU., 2020) Musical. Dirección: Beyoncé Knowles-Carter. Con Beyoncé Knowles-Carter. Disney+.

*La corrección política es una trampa. Se basa en la asunción de un postulado X al que se considera indudablemente bueno. Si alguien critica a quien sostiene tal postulado, o lo señala por falaz, es perseguido por “malo”, porque el postulado es siempre “bueno”. Es un arma del discurso en el que no hay que caer. Sobre el postulado “el racismo es malo” Beyoncé –que firma incluyendo su apellido de casada porque “suena respetable”, pocos gestos más reaccionarios– toma frases y “conceptos” de “El Rey León”, canciones pop de su autoría, estética publicitaria y de videoclip, estilización obscena de la cultura tradicional africana para exhibir en las vidrieras de la Quinta Avenida (obviamente entre 58 y 42, no vayamos a bajar más), y crea un musical de hora y media solo con artistas negros (perdón, afroamericanos, aunque hayan nacido en Pittsburgh y sus antepasados del continente ancestral hayan fallecido en 1775). Es cierto, el racismo sigue siendo un problema en los EE.UU., mientras la discriminación (que no es exactamente lo mismo) lo es en todo el mundo. Pero esta cosa no es más que un ego-trip carísimo y obsceno ad majorem gloriam feminam que, lo recuerda al final, dedicó a su hijo pequeñito. Videíto para que guarde el bepi versión soy mami megamillonaria. Y quedemos bien con los pobres del mundo, así nadie nos critica, dicho sea de paso. Feísimo.

Galería de imágenes

En esta Nota

Leonardo D'Espósito

Leonardo D'Espósito

Comentarios