Monday 27 de May, 2024

CINE | 08-04-2024 15:39

La historia de Ziline: el film de una niña haitiana en Argentina

Esta semana se estrena el documental "Ziline, entre el mar y la montaña", el relato de una niña haitiana adoptada por una familia de La Rioja.

“Un día la mamá de Ziline me contó el proceso de adopción y todo lo que vivieron hasta la llegada de la niña al país, con la intención de ver si era de mi interés poder contar esta historia. En esta reunión tuve la sensación de que había un hermoso relato para contar que no solo tenía que ver con el tema de la adopción, sino que era para profundizar más sobre la vida de Ziline. El resto fue trabajar durante estos seis años que duró la realización para llegar a lo que es hoy este documental, una historia que nos cuenta lo importante que son las oportunidades para nuestras infancias”, rememoró el documentalista Fernando Bermúdez.

“Ziline, entre el mar y la montaña” se estrenará el 11 de abril en la pantalla del Cine Gaumont, ubicado en Av. Rivadavia 1635, y después continuará su paso en la plataforma streaming de Cine.ar Play. El documental de 70 minutos, filmado en Argentina, Haití, Francia y Uruguay; repasa la vida de Ziline, una niña oriunda de Haití que tiene una nueva oportunidad en su vida a través de la adopción de un matrimonio riojano.

Ziline

En el film, a través de las distintas narraciones, se desarrolla un relato de la vida infantil de la joven en una región sumida por la pobreza y la miseria más profunda, con una niñez colmada de carencias y sufrimiento; a vivir con sus padres adoptivos y posicionarse en la disciplina deportiva del volteo a caballo, acompañando a la selección nacional argentina. “La conocimos con 9 años de edad y cuando terminamos de grabar ella tenía 14 años. El hecho de pasar de niña a adolescente nos llevaba a cambios estructurales en el guion que se modificaban por diferentes motivos, su forma de ver la vida y también la posibilidad de ser seleccionada dentro del equipo Argentino de Volteo, deporte que practica con enormes logros a nivel nacional e internacional”, explicó Bermúdez, en diálogo con NOTICIAS.

“Este documental, además de contar con el apoyo del INCAA, recibió el apoyo del Ministerio de Turismo y Culturas del gobierno de La Rioja, que toma a la cultura como una actividad fundamental para el desarrollo como una fuente genuina de trabajo y la preservación de la identidad. Sobre todo, cuando en estos momentos las provincias son relegadas muchas veces de políticas culturales a nivel nacional. Celebramos que el gobierno de La Rioja nos brinde apoyo a este proyecto teniendo en cuenta el contexto nacional nada favorable. Este documental ha sido desarrollado desde el profesionalismo y entendiendo la responsabilidad de contar una historia desde lugar que habitamos, nosotros como gestores de esta provincia, contar esta historia para el mundo”, destacó Diego Diaz, productor del film.

Ziline

“El desafío en post producción también pasaba por la diferencia de calidad del material con el que contábamos, ya que había mucho material de archivo grabado por los padres cuando fueron a conocer a Ziline en el orfanato donde ella se encontraba en Haití y también en el transcurso de los seis años que estuvimos grabando, se registró con distintas cámaras de diversa calidad que después en Brujo films se emparejó todo llevando a la imagen final que queríamos”, dieron a conocer los responsables del proyecto documental.

Finalmente, ante la pregunta de cómo el equipo documental pudo establecer un vínculo con una niña haitiana que recién conocía su casa, sus padres adoptivos y el idioma; el realizador explicó: “Desde el comienzo, cuando nos conocimos con Ziline, en ese momento una niña de 9 años, fue entablar una relación de amistad donde iba del juego a conversaciones muy relajadas. También nos asesoramos con psicólogos porque teníamos que tener muy en cuenta hasta donde debíamos llegar con las preguntas conociendo su pasado y de lo que ella conocía de él".

Ziline

"Lo interesante fue como hacer que Ziline se suelte ante las cámaras. De ahí se me ocurrió la idea de muchas cosas, grabarlas dándole un celular que grababa en 4K y así ella, sola, contara a la cámara lo que quisiera. Esto fue maravilloso porque de estas imágenes salió gran parte del material que quedó en el documental, hablándole a la cámara, contando lo que iba viviendo según los distintos momentos y etapa de su vida, proponiendo ella el ritmo de las escenas”, detallaron los documentalistas. 

También te puede interesar

Galería de imágenes

En esta Nota

Gustavo Winkler

Gustavo Winkler

Redactor.

Comentarios