Wednesday 29 de May, 2024

COSTUMBRES | 09-03-2024 08:16

Belleza: el nuevo skincare, hogareño y relajante

Los masajes faciales, hechos por expertos o auto practicados, son la última joya de las rutinas de belleza. Recomendaciones y beneficios.

En la era de los rostros plenos de botox y rellenos, además de los liftings quirúrgicos, está surgiendo un movimiento que apela a lo natural. Cuando la omnipresencia de los filtros hace que se vuelva extraño ver a alguien con arrugas, una corriente pregona que no hace falta intervenirse para acceder a una piel tersa. Se trata del auge de los masajes faciales, procedimiento que puede ser realizado por un profesional o por uno mismo y que, bien hecho, tiene la capacidad de aportar inmediatamente un aspecto rejuvenecido y fresco. Lo más parecido a un lifting en tiempo real. 


Trabajar la piel desde adentro

Con 164.000 seguidores en Instagram, Elisa Heros (@eliheros) es una de las grandes referentes del mundo del masaje facial. Originalmente maquilladora, estudió luego cosmiatría para aprender a usar la menor cantidad de maquillaje y poder generar pieles frescas y luminosas. “A medida que pasó el tiempo, me fui interesando por la cosmética clean y por cómo mejorar la piel desde adentro hacia fuera. Descubrí que existían técnicas manuales para reafirmar y oxigenar, y me fui a París y a Barcelona a formarme en masaje facial reafirmante, acupuntura facial cosmética y gua sha facial pro”, relata. Nunca más tocó un pincel de maquillaje. Hoy está radicada en Madrid pero su estudio de Buenos Aires continúa funcionando. 
En su cuenta pueden verse pequeños tutoriales de cómo realizar esta práctica en el propio rostro, pero también se la ve en acción. En ambos casos, explica y demuestra cómo a través de diferentes movimientos y técnicas se logra desintoxicar el tejido, permitiendo una mejor entrada de nutrientes, descongestionar, mejorar el aspecto de bolsas y ojeras, atenuar líneas de expresión y tensar, reafirmar y definir el rostro. Además, asegura que reposiciona los músculos. “Los resultados se ven y se sienten enseguida y se sostienen en el tiempo a medida que avanza el tratamiento”, describe. Cuenta que conforme avanzan las sesiones se va definiendo el contorno del rostro, suavizando líneas y mejorando la luminosidad. Y que si la persona se realiza auto masajes entre sesión y sesión, los efectos pueden ser duraderos. 
Una de las cuestiones que más impresionan en su práctica son los masajes intra orales, con los que se trabaja dentro de la boca. Estos alivian los síntomas del bruxismo y las asimetrías faciales que genera. Así, este método también trabaja sobre el sistema nervioso, disminuyendo el estrés


Volverse mainstream

Un buen termómetro para tomar nota de la expansión de la tendencia es verificar si existen locales a la calle que los realicen. Y no solamente es el caso, sino que además hay uno íntegramente dedicado a esto. Se trata de FaceIt, ubicado en Recoleta y que abrió sus puertas en 2022 (aunque sus creadoras llevaban tres años previos pensando el proyecto). “Nos dimos cuenta de que en la Argentina no existía el lugar de cuidado facial que necesitábamos como consumidoras. No había un espacio que se especializara en masajes faciales tratando a los músculos del rostro más allá de la piel”, relata María Navarro, co creadora, junto a Bárbara Vukojicic.  Fue entonces cuando se propusieron crear el lugar con el que hubieran querido contar: un local a la calle, abierto en días de semana de 9.00 a 20.00 y con buena disponibilidad de turnos. Además, le sumaron tratamientos faciales y venta de productos afines. 
Sus protocolos fueron creados de la mano de una kinesióloga especializada y aseguran que sus servicios “no son intuitivos”, dado que cada paso tiene un porqué y un racional técnico anclado en anatomía facial. Entre sus propuestas pueden encontrarse masajes como el “Up”, cuyas maniobras activan los músculos del rostro para que sea vea tonificado y revitalizado; o como el ”De-Tens”, de trabajo miofasial desarrollado para aliviar la tensión de los músculos faciales, principalmente en zona de mandíbula, a través de la combinación de diferentes maniobras manuales (indicado sobre todo para quienes suelen padecer bruxismo). También cuentan con una división de lujo en la que trabajan con marcas importadas como Biologique Recherche y Germaine de Capuccini, donde aplican las fórmulas e incentivan su absorción mediante masajes específicos. 
Sobre las precauciones al tomar este tipo de tratamiento, desde FaceIt apuntan la importancia de hacerlo con el rostro limpio, no realizarlo en casos de herpes, acné inflamatorio o algún tipo de afección que pueda verse afectada por el roce, y no apretar o estirar de más la piel. “Lo ideal es utilizar aceite o alguna crema para ayudar a que el contacto sea suave y fluido, y los masajes nunca deben doler ni dejar marcas en el rostro”, sostienen desde el emprendimiento. Además, está desaconsejado en casos donde recientemente se hayan aplicado rellenos, botox o hilos tensores, ya que pueden interferir con su eficacia. 


Desde Japón

En el mundo de los masajes faciales también hay diversas corrientes. La versión japonesa, llamada kobido, es una de las más requeridas. Se trata de una terapia de belleza integral que promete generar un estado de calma, relajación y liberación de estrés muy profundos, porque se activan puntos neuro sensoriales del rostro y meridianos energéticos. La especialista en el tema Majo Sánchez, a cargo de @skinhousebymajo, relata que esta técnica logra estimular el flujo sanguíneo, liberar fascias y tejido, relajar músculos faciales, drenar toxinas y fluidos e incrementar la luminosidad de la piel y su hidratación. 
“Cuando los músculos están relajados y los tejidos reposicionados, hay una correcta circulación sanguínea que estimula la síntesis de colágeno y elastina”, explica. En su experiencia, una sola sesión alcanza para percibir los resultados, tanto el efecto lifting en el tejido como la distensión de los músculos y la relajación profunda. “Este efecto perdura por hasta una semana. Pero es como ir al gimnasio, cuanto más se sostenga el proceso, más visibles serán los resultados y más perdurarán en el tiempo”, apunta. 
Sobre la gran diferencia de este método, distingue que requiere de una entrega corporal y energética muy profunda, ya que se moviliza tanto la energía de quien lo recibe como de quien lo da. Por eso, no solamente es un concepto estético, sino de salud. Además, al ser un masaje muy estimulante, genera cierto nivel de exfoliación natural. Kobido significa “antiguo camino de la belleza”, y ofrece técnicas de la medicina tradicional japonesa realizadas con manipulaciones actuales. Se trabajan todos los músculos faciales e incluso pectorales, hombros, cuello anterior, posterior y occipital. 


En casa

Finalmente, otra razón de este auge tiene que ver con que es posible realizar estos masajes en casa e incluir algunas herramientas. Una de las más conocidas es la gua sha, una piedra en forma de corazón, normalmente de jade o cuarzo, con la que se realizan los masajes. Otras son los rolls de jade y los cryo sticks, que pueden utilizarse fríos para descongestionar. 
Korean Root (@koreanroot) es una de las marcas más difundidas, que vieron un salto exponencial en sus primeros pasos: comenzaron con cinco rollers faciales y a la semana tenían mil en stock. Aunque quizás el mayor crecimiento haya sido en tiempos de pandemia, cuando el público empezó a interesarse más por el concepto de spa casero en épocas de gabinetes cerrados. “Ahí fue cuando las beauty tools se hicieron mega virales. La pandemia transcurrió y hoy todavía se sostienen por la enorme efectividad que tienen en el bienestar general”, detalla María Victoria Sueldo, creadora. 
Su producto más popular es el roller facial, pero el más vendido son las gua shas de diseños propios, ideales para principiantes. Además ofrecen ventosas para cupping y elementos de cepillado en seco. “Son todos elementos que acompañan una rutina de autocuidado”, describe Sueldo. 
¿Y cómo utilizarlas de forma correcta? Se requiere un conocimiento básico del sistema linfático y las cadenas musculares. La creadora sintetiza: “Ponemos mucho empeño en educar y transmitir información valiosa, diferente y que contribuya a las buenas prácticas”. 

Galería de imágenes

Vicky Guazzone di Passalacqua

Vicky Guazzone di Passalacqua

Comentarios