Saturday 20 de April, 2024

COSTUMBRES | 01-03-2024 06:59

Actividad física: los mitos que los especialistas desmienten

Numerosas creencias populares sobre la actividad física perjudican la ejercitación y pueden producir lesiones.

“La cultura del ejercicio está plagada de ideas erróneas, debido a la constante evolución de la ciencia y a los influencers que comparten consejos basados en anécdotas y saberes del gimnasio”, sostuvo Brad Schoenfeld, profesor de Ciencias del ejercicio en el Lehman College a The New York Times y añadió: “Una vez que esas opiniones se difunden entre el público y se arraigan, son difíciles de cambiar”.

En un informe del medio neoyorquino, se llevó a cabo un compilado de mitos populares del mundo de la actividad física y su correspondiente desmitificación. Con la participación de numerosos especialistas, la escritora Danielle Friedman, autora de “Let’s Get Physical: How Women Discovered Exercise and Reshaped the World” ("Pongámonos físicos: cómo las mujeres descubrieron el ejercicio y remodelaron el mundo"), un bestseller sobre el entrenamiento físico en EE.UU., desarrolló una nota periodística sobre los principales prejuicios en el campo del ejercicio y el gimnasio.

Estiramiento

Investigaciones recientes han descubierto que hacer estiramientos antes de ejercitarse es ineficaz para prevenir lesiones e, incluso, puede ser contraproducente. Esto se debe a que estirar un músculo durante más de 90 segundos disminuye su fuerza de manera momentánea. La manera más eficaz para el ejercicio es realizar un calentamiento dinámico; es decir, una serie de ejercicios activos que hagan fluir la sangre y tensen los músculos un poco. Los expertos recomiendan dejar los estiramientos para otro momento.

No siempre el peso es lo más importante. Un importante cuerpo de investigación demostró que el levantamiento de pesas relativamente ligeras en 30 repeticiones es tan eficaz para generar músculo y fuerza como el levantamiento de pesas que se sienten más pesadas en 5 a 12 repeticiones.

Otras investigaciones ya desmintieron la idea de que correr aumenta el riesgo de padecer osteoartritis e incluso sugieren que pueden proteger las rodillas contra esta enfermedad. De hecho, no moverse aumenta el riesgo de desarrollar osteoartritis, junto a la edad, el peso y la genética.

Correr

Caminar no basta para mantenerse en forma con la edad”, afirmó Anne Brady, profesora asociada de Ciencias del ejercicio en la Universidad de Carolina del Norte-Greensboro y agregó: “A partir de los 30 años, la masa muscular disminuye progresivamente, por lo que también hay que centrarse en el entrenamiento de fuerza”.

Finalmente, hay mitos establecidos incluso después de la actividad física. “Sumergirse en una bañera helada después de un entrenamiento arduo puede parecer una salvación contra las lesiones, ya que ayuda a reducir la inflamación. Pero esto tiene un problema. No toda la inflamación es mala”, afirmó Josh Goldman, director asociado del Centro de Medicina Deportiva de la Facultad de Medicina de la Universidad de California en Los Ángeles, y concluyó: “Si te metes a una tina helada después de cada entrenamiento, podrías retrasar o detener el proceso de reparación. Cuando se hace ejercicio, se crea una inflamación útil al forzar estratégicamente los músculos y, a medida que el cuerpo se recupera, se fortalece”.

Galería de imágenes

Gustavo Winkler

Gustavo Winkler

Redactor.

Comentarios