Jueves 25 de febrero, 2021

COSTUMBRES | 22-01-2021 12:37

Cómo usar las bikinis de los '80 que adoran las famosas

Se pusieron de moda hace 40 años y hoy vuelven tan sexies como antes. Las usan desde Lali Espósito hasta Candelaria Tinelli. Imperdible galería de imágenes.

Porque las bikinis de este verano, decidamente, elevaron su contorno hasta casi la cintura, en un modo de uso similar al que tuvieron en la década de los '80.

“Cavadas” se decía de las mallas de ese tiempo, en que los trajes enterizos que descubrían el inicio de las piernas eran tendencia y los lazos de los “dos piezas” se estiraban hasta encajar en los huesos de las caderas.

En este nota, ventajas y desventajas de estos modelos, sus lazos con la moda de la época que los vio nacer y las fanáticas que hoy los imponen en las playas y las redes sociales.

Cómo resaltan las bikinis de los '80 la silueta

Para la figura, los trajes de baño cavados representan una inmensa ventaja. Alargan las piernas; producen un efecto visual, al marcar la cintura, que refina la silueta; y por último, destacan la cola. En fin, transforman a cualquier mujer que lo desee, en una bomba sexual.

Lali Espósito

La diferencia de este modo de usar la bikini con el estilo de los '70 o el de la última década, es que antes las tiras de la bombacha se ubicaban más abajo, con el efecto de “planchar” las curvas y crear una figura más plana.

Las diosas de los años '80 supieron sacar gran provecho de la sensualidad de estas bikinis y mallas enterizas. Enfundadas en ellas, dejaron huella en la memoria de todos los argentinos, cuando paseaban por las arenas de Mar del Plata, en los veranos escandalosos de esa década, robándole horas al sueño, agotadas de trasnoches de teatro y fiestas.

Hablamos de las “chicas de Olmedo” (Susana Romero, Beatriz Salomón, Adriana Brodsky, Silvia Pérez, Susana Traverso), pero también de bellezas como Noemí Allan, “Yuyito” González, Mónica Gonzaga, Carmen Barbieri, Camila Perisé y Reina Reech. Sin olvidar a las icónicas Moria Casán, Graciela Alfano y Susana Giménez.

 

Mónica Gonzaga y Silvia Pérez

“La moda de los años 80 tiene varios rasgos fuertes -explica Vicky Salías, actual directora del Museo Nacional de la Historia del Traje-. Por un lado, el culto al cuerpo, este nuevo paradigma de ser joven que se empieza a imponer desde los años '60 con el 'baby boom' de la posguerra. Ser joven implica un cuerpo ágil y atlético. Es la década en la cual empiezan el running y el fitness, y aparecen muy fuertemente las marcas deportivas que se usan ya no solo para hacer gimnasia sino para andar por la calle. Recordemos los conjuntos de gimnasia, las calzas con buzos, las polainas y las zapatillas como calzado cómodo. La época en la cual empiezan a aparecer también los alimentos light que contribuyen al cuidado del cuerpo”.

En este tiempo, explica Salías, la búsqueda de una carrera profesional adquiere más impulso que nunca. “Es por eso que las mujeres empiezan a usar el estilo que se denomina 'dress for success' (vestirse para triunfar), una suerte de sastrería con sacos de grandes hombreras y faldas ajustadas por arriba de la rodilla y tacos altos. Entre sexy, atlético y formal”.

Guillermina Valdés

Digno producto del tiempo que lo vio nacer, el traje de baño cavado representó como ninguna otra prenda el estilo de los 80'. “El cavado super profundo que ancla en la cintura, resalta más y mejor ese cuerpo esculpido en horas de trote y gym. Es una silueta fuerte y a la vez sexy. Muchas veces en colores muy vibrantes y flúo, contrastando con el bronceado violento, producto de los aceites de coco tipo Hawaiian Tropic y similares”, detalla Salías.

Un momento histórico en que las mujeres combinaron como nunca antes la idea de poder y la de sensualidad, con la firme determinación de no pasar desapercibidas.

La bikini mínima

El traje de baño del momento es una variante de la bikini triángulo, en la cual las tiras se enganchan en las caderas y el frente de la malla se arruga hasta alcanzar la medida de un taparrabos. El corpiño no sufre modificación. La novedad se presenta de la cintura para abajo. Dentro de esta opción, las tiritas de las dos piezas pueden usarse para rodear el cuerpo, cruzándose por delante y por detrás.

La impulsora de esta propuesta es la bellísima Emily Ratajkowski, actriz de series y películas, modelo y feminista (según se define a sí mísma) e influencer con 27 millones de seguidores.

Candelaria Tinelli

Junto a su amiga Kat Mendenhall crearon la marca de trajes de baño “Inamorata Woman”, con la que honran el estilo playero de California, lugar donde vivieron en su adolescencia. Según explican en su página web, ambas crecieron en Encinitas, “la última ciudad de playa real que queda en California”, donde la gente suele pasar 12 horas en traje de baño, desde el desayuno hasta la noche. Según cuentan, en ese entorno, las restricciones de peso o formas corporales para usar cualquier traje de baño no existen, razón por la cual su línea de mallas toma como imagen a mujeres con toda clase de figuras. Según Emily, la vida de playa te aporta una confianza en tu cuerpo imbatible.

Esas mínimas bikinis creadas por Ratajkowski fueron la inspiración de varias famosas locales, desde Lali Espósito hasta Candelaria Tinelli.

“Qué tapa el traje de baño o qué destaca, habla más del poco o mucho cuerpo que cubre, que de sí mismo”, dice Salías.

Mostrar en su mejor versión la figura conseguida a fuerza de gym y alimentación natural sigue siendo, para muchas celebrities, la cualidad esencial de una malla perfecta.

Oriana Sabatini

El estilo de los 80

Cintura

Los bordes de las mallas enterizas y las tiras de las bikinis suben por encima de la cadera e incluso rodean el cuerpo.

Corpiño

En la zona superior de la figura no hay variación. El cambio es de la cintura para abajo.

Silueta

Las piernas se alargan y la cintura y la cola están más marcadas. El resultado es estilizado y sexy.

Adriana Brodsky

 

También te puede interesar

Galería de imágenes

Adriana Lorusso

Adriana Lorusso

Editora de Cultura y columnista de Radio Perfil.

Comentarios