Lunes 1 de marzo, 2021

COSTUMBRES | 16-01-2021 12:06

Los picnics urbanos que están de moda

Los almuerzos, tés y cenas en plazas y parques son tendencia. Qué llevar en las canastas y cómo darles un estilo especial.

Los picnics siempre fueron una opción de almuerzo o merienda al aire libre en primavera o verano. Pero la pandemia los potenció en todo el mundo: son furor en los parques y plazas de las principales ciudades, de los parisinos Campos Elíseos con la Torre Eiffel al fondo de la selfie, al Central Park neoyorquino; cuando el sol y el tiempo cálido permiten disfrutarlos.

Con la vista puesta en los escenarios urbanos que rodean a esos metros cuadrados de verde y una etiqueta que apunta a la sofisticación, no sólo en los platos elegidos sino también en la ambientación del espacio, el look y la recreación, los picnics urbanos son la tendencia de la temporada, más aún cuando mucha gente está evitando las principales plazas turísticas en medio de los rebrotes. “Hicimos sondeos para ver qué iba a hacer la gente este verano y nuestra encuesta arrojó que el 36% salía de vacaciones, pero más del 60% permanecía en la ciudad”, apunta Juan Giovaneli, Director de marcas globales de Quilmes. “Eso nos llevó a pensar distintas acciones urbanas, como los picnics que haremos con Stella Artois en el Hipódromo de Palermo”, agrega.

La etiqueta

Buenos Aires ha sido sede, durante los últimos años, de una de las ediciones del picnic más famoso del mundo: “Le Dîner en Blanc”, que suele montarse en las ubicaciones más distinguidas de las ciudades y cuyo emplazamiento definitivo se mantiene en secreto hasta la fecha del evento. La pandemia le puso pausa el evento que, en 2019, congregó a casi 1800 personas. Nicolás Francisquelo, su anfitrión en Buenos Aires, es un especialista en estos picnics de corte europeo al que cada invitado lleva su propio festín gourmet, además de su mesa, sillas, platos y cubiertos. “Miramos a Le Dîner en Blanc desde lejos durante mucho tiempo y nos preguntábamos si alguna vez iba a llegar a Buenos Aires. Al organizarlo acá, pusimos a nuestra ciudad dentro de las capitales del mundo”, señala. “ Le Dîner en Blanc nos permitió disfrutar de espacios públicos icónicos con estilo y elegancia”, agrega Jimena Suárez, coanfitriona del picnic.

 

Canasta de picnic

 

Porque de eso se trata la nueva tendencia, de comer al aire libre con estilo y elegancia. “La idea es armar un evento pero con protocolos y distancia social. Los picnics nos brindan esa posibilidad. Lo hacemos para 50 grupos, con 50 lonas con sus almohadores y canastas que contienen encurtidos y quesos, hay pinchos de salchichas y vegetales y frutas de estación. Pero lo importante es el lugar, una buena locación. Por eso elegimos las islas en medio de la pista del Hipódromo para poner nuestras lonas azules y almohadones. La estética naútica se impone, con jazz de fondo en un atardecer soñado”, agrega Giovaneli.

Los picnics de corte europeo urbanos no admiten bandejas de cartón ni vasitos plásticos. Mejor si son con vajilla irrompible, con motivos griegos, ingleses o con aves y plantas tropicales. Mochilas de ratán o valijas de mimbre, una manta de picnic XL para que nadie se quede afuera y una cesta isotérmica junto a la clásica heladera, con mucho hielo para mantener todo fresco.

Los lugares 

La Ciudad de Buenos Aires ofrece decenas de parques y plazas donde organizar un picnic urbano con estilo. Los bosques de Palermo son quizás la primera opción por extensión y variedad de paisajes, pero no la única. Los parques de Puerto Madero ofrecen una vista increíble hacia un lado de las torres y hacia el otro de la Reserva Ecológica y el río. La Reserva Ecológica, justamente, es ideal para ir en familia un fin de semana y recorrerla después a pie o en bicicleta. Si hablamos de río, la Zona Norte tiene también ese atractivo, a espaldas de la Avenida del Libertador.

La Costanera Norte tiene el Parque de la Memoria (muchos arman allí, como en el sur, sus picnics con lo que ofrecen los foodtrucks y parrillas de la zona). Y hay más: Barrancas de Belgrano, el Parque Saavedra, Sarmiento y Las Heras son también opciones destacadas. El Parque de la Ciudad, ubicado en la Avenida Fernández de la Cruz y Escalada, cuenta con 75 hectáreas de árboles nativos.

Y los parques a la vera de Avenida Figueroa Alcorta tienen como atractivo juegos y pistas de skate, para un picnic con niños y adolescentes.

Donde sea, la clave está en elegir un lugar cómodo y con algo de sombra (si no se lleva sombrilla). El comfort también prima a la hora del look. Bermudas y soleros son siempre parte del plan y además, sombreros. Los estilo “Piluso” son un must de esta temporada, pero los Panamá son clásicos chic.

Qué llevar

En la canasta se imponen los platos sencillos, con pocos ingredientes y elaboraciones fáciles. Si se opta por sándwiches, lo ideal es innovar con el pan y los ingredientes. Pero lo mejor es darle lugar a ensaladas, apanados, brochettes, bocaditos dulces y salados, confituras, frutas, infusiones, jugos e, infaltable, un buen vino.

“La idea es hacer una puesta en valor de los picnics. Ocuparnos de armar una buena canasta. Esto tiene su tiempo de producción. Dips de queso crema, limón y perejil y con palitos de zanahoria. Humus, con ajos asados y tahine. Berenjenas quemadas sobre la hornalla y procesadas con aceite de oliva para para comer con grisines. Y evitar el típico sandwich con el que terminás comiendo mucho pan. La mortadela es una buena opción, como la bondiola. Y hay muchos tipos de salames distintos y lo mismo pasa con los quesos. La idea es más color, más fresco. Es época de cerezas, que son simples de llevar. Y duraznos”, apunta José Pini, chef del Yatch Club Puerto Madero, que recomienda llevar heladera para refrigerar, mucha agua, infusiones y un vino rosado.

El chef argentino Francis Mallmann, recordado seguramente -otras cosas- por sus picnics parisinos en el programa “Los Fuegos en París”, tiene en su perfil de Pinterest decenas de propuestas para inspirarse. Y lo mismo vale para Narda Lepes (curadora de los picnics de Stella Artois este verano) y su Instagram. “Lo que crece junto queda bien, combina bien entre sí. Por ejemplo: hongos y zapallos; espárragos y alcauciles; duraznos y tomates. Usá vegetales”, insiste Narda.

 

Francis Mallmann

 

Finalmente, hasta la Universidad de Harvard tiene sus recomendaciones para los picnics en el campus en pandemia. “La cesta ideal incluye brochetas con calabacín ligeramente asado y calabaza, pimientos, tomates cherry y champiñones. Garbanzos tostados y quesos curados o semicurados, frutos secos y fruta deshidratada, trozos de mango, melón y ananá”, recomiendan. Además de los infaltables kits de desinfección y limpieza.

A pedido

Para los que buscan una canasta gourmet y no quieren producirla, hay varias opciones en línea en los principales portales de pedidos. Ninina ofrece un Kit Picnic para 2 o 4 personas. La propuesta para 4 personas incluye mini sándwiches de salmón ahumado, roast beef casero, gruyere y jamón, papas caseras y aceitunas negras marinadas, cookies con chips de chocolate, alfajorcitos y barritas de frutas secas.

 

Narda Lepes

 

Casa Cavia ofrece alfajores de chocolate y de dulce de leche, cookies de avena y pasas, tarta de nueces y garrapiñadas, para picnics a la hora del té; y berenjenas en escabeche, variedades de quesos, crackers de semillas tostadas y un sándwich a elección, entre los salados.

La pastelería Gontran Cherrier propone viandas de merienda con croissant, pain au chocolat, scons de queso, croque Monsieur (sandwich en pan molde con jamón, bechamel y queso gratinado) y muchas exquisiteces más. Y la cadena Crisol permite hacer múltiples combinaciones de dulces y salados (envasados al vacío) que pueden consultarse en la carta online en siemprecrisol.com.ar: tienen desde roast beef -ideal para fajitas- hasta bondiola braseada, entre otros. Finalmente, en Sí Pastrón, hay cajas de 3000 a 5500 pesos que incluyen hasta seis tipos de encurtidos, pickles, panes y bagels junto con un vino. Opciones gourmet para, simplemente, abrir y servir.

También te puede interesar

Galería de imágenes

En esta Nota

Maximiliano Sardi

Maximiliano Sardi

Editor de Internacionales.

Comentarios