Domingo 2 de octubre, 2022

CULTURA | 19-09-2022 14:54

Isabel II y el rock: Por qué Lennon, Jagger y Bowie rechazaron sus distinciones

La vida de la soberana inglesa coincidió con el surgimiento del rock. El vínculo polémico entre la Corona y el principal fenómeno musical del siglo XX.

El rock y el pop fueron los máximos exponentes de la música popular británica en el siglo XX. El surgimiento del fenómeno musical convivió con el reinado de Isabel II. El velatorio protocolar en el que miles de británicos participaron del último tramo de la despedida fúnebre recuerda a la monarca. El reinado de Su Majestad,  iniciado en 1952,  coincidió con la movida musical que renovó la industria discográfica en todo el mundo.

Elton John, Mick Jagger, Robert Plant, Sting, Jimmy Page, Eric Clapton, David Gilmour, Bob Geldof y Rod Stewart fueron algunos de los rockeros que tuvieron su reconocimiento real. Ya sea participando en jornadas de caridad, invitados a tocar en algún encuentro en el Palacio de Buckingham, o siendo homenajeados con una orden al mérito, los artistas fueron parte de la vida social de la soberana fallecida.

El instinto de la Corona al tener en cuenta el grito musical de una nueva generación se puso en manifiesto en los inicios de los '60. En esa década, los referentes de la nueva movida juvenil eran The Beatles, y la realeza no tardó en condecorarlos. El 26 de octubre de 1965, los Fab Four recibieron la Orden del Imperio Británico. En el terreno de la anécdota, el baterista de Liverpool, nacido como Richard Starkey,  fue nombrado en la ceremonia bajo su seudónimo artístico de Ringo Starr. Cuatro años más tarde y alejado de la banda, Lennon renunciaría al honor como protesta por la intervención inglesa en la Guerra de Vietnam.

Fotogaleria Estados Unidos El cantante Mick Jagger de The Rolling Stones actúa durante una parada de la gira No Filter de la banda

En el caso de The Rolling Stones las posturas fueron más conflictivas. Mick Jagger recibió el título de “Sir”, por su contribución a la música en el Reino Unido, recién a inicios del nuevo siglo, y sin el apoyo del resto de la banda. Según el libro biográfico “Mick: the Wild Life and Mad Genius of Jagger” de Christopher Andersen, el autor describe la profunda antipatía que tenía la soberana con el músico londinense. Michael Phillip Jagger fue condecorado sin la presencia de la reina el 13 de diciembre de 2003. La monarca se encontraba, en ese preciso momento, en Hospital King Edward VII por una dolencia en la rodilla.

Roger Daltrey de The Who, Brian May de Queen, Robert Plant y Jimmy Page de Led Zeppelin y David Gilmour de Pink Floyd, fueron algunos de los integrantes de legendarias agrupaciones que se destacaron con el reconocimiento nobiliario de Isabel II. Una lista que comparten artistas solistas como Elton John, Bono, Sting, Tom Jones y, el pionero del rock, Cliff Richards.

David Bowie

Sin embargo, un nombre se destaca por su ausentismo en esos honores. “Nunca tendría la intención de aceptar algo así. En serio, no sé para qué sirve. No es para lo que pase mi vida trabajando”, fueron las palabras de David Bowie cuando declino el otorgamiento de la Orden de Imperio Británico en el 2000. El hombre, que impulso el glam rock con Ziggy Stardust y emergió  en los 80 con su taquillero álbum “Let´s dance”,  se negó  a formar parte de los rockstars reconocidos por la realeza. Hubo solo un antecedente similar, el rechazo por motivos personales del músico Hank Marvin de The Shadows.

Un símbolo de la unión entre la realeza y el mundo del rock  puede ser el recurrente final de los conciertos de Queen, cuando sonaban los acordes de "God Save the Queen", la canción patriótica del imperio, que el grupo grabó como cierre de su disco "A Night at the Opera". Pero la más firme contraposición y disputa, surgió dentro de los riñones del rock a finales de los 70, con la llegada del punk.

Sex Pistols

La recesión económica y políticas conservadoras expulsaron a muchos jóvenes del sistema y sembraron desesperanza. Fue el huevo de la serpiente para la aparición del movimiento punk, que iba a centrar gran parte de su furia en la Reina.  Los Sex Pistols, grupo insignia del punk rock, con su irónica canción en contra de la Soberana y la caricaturización de su figura en la portada de su único disco "Never Mind The Bollocks", volvió a poner al rock en la transgresión y la rebeldía.

En esa vertiente, bandas británicas y sus voces más poéticas y controversiales estuvieron presentes a finales de los 70, toda la década de los 80 e inicios de los 90. Joe Strummer líder de la banda punk rock The Clash, Steven Morrisey cantante de The Smiths y Ian Brown vocalistas  de The Stone Roses, se destacaron en su crítica a la Corona y al clasismo británico, en la era conservadora de Margaret Tatcher y John Major.

En la actualidad, el rock dejo de ser un fenómeno musical, y mucho menos juvenil, y pasó a ser una referencia cultural. Un género en el que la monarquía europea más legendaria tuvo que saber compartir el escenario representativo de la identidad británica.

Galería de imágenes

Gustavo Winkler

Gustavo Winkler

Redactor.

Comentarios