CULTURA | 25-08-2020 12:26

Perón y Mao: la historia secreta del primer viaje de Argentina a China

En 1973, el líder chino invitó al General. Fueron Isabel y López Rega. NOTICIAS reconstruyó la travesía junto a una integrante de aquella comitiva.

Fue la tercera persona de Latinoamérica a la que Mao Tse Tung invitó. Antes habían sido Ernesto Guevara y luego Salvador Allende, y en 1973 el líder chino invitó a Perón a conocerlo. En aquel momento, cuando Héctor Cámpora estaba a días de asumir, el encuentro impactó en el peronismo nacional y se difundió como un hecho histórico: se iban a cruzar los dos líderes del tercer mundo, ya que China en aquel momento estaba lejos de ser la potencia que es hoy. Incluso, Mao le ofrecía a Perón dejar su exilio en Madrid para trasladarse al gigante asiático. Sin embargo, el fundador del histórico movimiento argentino tenía otros planes: a poco de volver al poder –antes de que termine aquel año el General volvería a ser presidente por tercera vez- no podía hacer el periplo. Pero organizó una comitiva interesante.

Los representantes de Perón ante China expresaban a la perfección las fisuras que en aquel momento empezaban a aparecer en aquel espacio. Por un lado, el político envió a su esposa Isabel y a su mano derecha, José López Rega, pero también incluyó a Gloria Bidegain, hija de Oscar, que sería gobernador de Buenos Aires durante la presidencia de Cámpora. No es un dato menor: Bidegain era cercano a Montoneros y luego, cuando en 1974 las aguas empezaran a cambiar, debería renunciar luego de una gran ofensiva de la “derecha” peronista.

De cualquier manera, en mayo de 1973 el viaje fue un éxito. La comitiva partió de Puerta de Hierro, donde estuvieron una semana preparando el viaje. En exclusiva para NOTICIAS, Bidegain, que luego sería diputada del FPV, recuerda que lo mejor del periplo fue “compartir una semana con Perón y su gente en Madrid, ver como era, hablar con él, aprender”. De ahí se fueron hacia China, donde estuvieron 10 días. “El peronismo abre frentes en el tercer mundo”, fue la tapa de Descamisados, el diario de Montoneros.

Gloria Bidegain, Isabel Perón y José López Rega en China.

A la comitiva la recibió Chou en-lai, la mano derecha de Mao, e incluso se acercó para el brindis final la última esposa de Mao, Jiang Qing. “Siempre me pregunto qué hubiera pasado si Perón iba y se conocían los dos líderes más importantes del Tercer Mundo”, recuerda Gloria, que también cuenta que la esposa de Mao era muy reservada y casi ni habló en el encuentro final.

Además de la estadía en Pekín, la comitiva argentina también pasó dos días por Corea del Norte, donde los recibió Kim Il Sung, que incluso los alojó en su hogar. Gloria recuerda que en esa casa hubo un emotivo momento: el líder coreano hizo arriar la bandera de su país para levantar una argentina. “Fue realmente emocionante”, dice Gloria. La foto que ilustra esta nota -en la que se ve a la esposa de Mao entre Gloria, de pollera, e Isabel Perón, y también a López Rega- hoy está expuesta en un cuadro en la embajada de China en Argentina, en homenaje al primer viaje oficial entre ambas naciones. No es para menos: a casi medio siglo de aquel periplo, China se convirtió en el principal socio comercial de Argentina. Parafraseando a Perón: para un argentino no hay nada mejor que un chino.

Galería de imágenes

En esta Nota

Juan Luis González

Juan Luis González

Periodista de política.

Comentarios